Conceptos

¿Qué son las acciones blue chip y cómo invertir en ellas?

acciones blue chip

Seguramente en algún momento has escuchado hablar de las acciones blue chip y te estés preguntando qué son, cuáles son sus beneficios y cómo puedes invertir en ellas. En esta publicación solucionaremos todas estas dudas y te daremos una guía completa de inversión en el apartado de las blue chips.

¿Qué son las acciones blue chip?

Si se hace bien, la actividad de invertir en los mercados de acciones tiene muy poco que ver con las apuestas. Pero la verdad es que el término acciones blue chip es un derivado del póker. Así, se puede entender que el concepto tiene una relación profunda con el mundo de las apuestas. De hecho una inversión es una apuesta, no como las que se hacen en el póker, pero en cierto sentido sí que se le parece.

Aunque no hay una definición formal para las acciones blue chip, estas compañías son reconocidas por ser valiosas, estables y bien establecidas. Estas compañías se caracterizan por ser altamente reconocidas – frecuentemente compañías americanas- en sus industria, y los inversores cuentan con ellas debido a su confiabilidad.

Además de todo esto, hay que te mostramos todo lo que necesitas saber sobre las acciones blue chip.

¿Qué es lo que hace que una acción sea una blue chip?

El término blue chip se origina con los juegos de altas apuestas en el póker. En el póker las fichas de juego (chips) representan diferentes valores en dólares dependiendo de su color. Mientras que las fichas blancas son las menos valiosas, tal vez representado solo 1 dólar por ficha, las fichas rojas son las siguientes en la línea con un valor de 5 dólares. Las fichas de color azul (blue chips) significan que la ficha en sí misma tienen el valor más alto de la apuesta sobre la mesa. Este término fue por lo tanto tomado del juego de póker y adaptado para ser usado en la terminología del mercado de valores.

En este sentido, podemos pensar en las acciones blue chip como el tipo de acciones que quieres que tus amigos sepan que has comprado en el mercado de valores. Si compras por ejemplo, una acción de Microsoft o de Apple, algunas de las acciones blue chip típicas, querrás que tus amigos se enteren de que has hecho una inversión en estas compañías. Por ende, las compañías blue chip dan en un primer momento una muy buena impresión, ya que tienen un alto respaldo, son estables, tienen un alto prospecto de durabilidad y son confiables.

Las compañías emisoras de acciones blue chip se han probado a sí mismas tanto en los buenos como en los malos tiempos, y estas acciones tienen una historia de un sólido desempeño. Aquellas acciones que son consideradas como acciones blue chip tienen las siguientes cosas en común:

Compañías dominantes y líderes en sus sectores

Son compañías que lideran sus sectores y producen los bienes dominantes y servicios dentro de la industria. En algunos casos estas compañías son en sí mismas monopolios importantes con un gran poder de mercado o parte de algún sector oligopólico que impide el desarrollo de una competencia más agresiva frente a los bienes que estas empresas producen.

Nombres reconocidos

Mientras que algunas compañías de crecimiento pequeñas son opciones ideales para los inversionistas más jóvenes que se encuentran en la búsqueda de la oportunidad del momento, las acciones blue chip tienen una larga historia y son reconocidas por el público. En este sentido, este tipo de acciones son la opción ideal para los inversionistas más conservadores, pues todo el mundo la conoce y en términos generales se cree que en el largo plazo tendrán un buen desempeño.

Son compañías bien establecidas

Hay varias empresas bien conocidas y bien capitalizadas que todavía no están lo suficientemente bien establecidas como para ser consideradas blue chips. Estas compañías están inmersas en inversiones de nuevas tecnologías. Por ejemplo, Facebook, ahora Meta, tenía unos 1.84 mil millones de usuarios activos diarios en el 2020, lo que la hacía una de las compañías mejor conocidas del planeta. Facebook también alcanzó una capitalización de mercado de más de 1.05 trillones de dólares para el 28 de julio de 2021, lo cual significa que es una empresa bien capitalizada. Sin embargo, Facebook no existió sino desde el 2004, de manera que no es una compañía suficientemente bien establecida como para ser considerada una acción blue chip. Dado que no es una compañía bien establecida, Facebook tiene muchas más probabilidades de ser desplazada por los competidores, dividida en varias empresas por los reguladores, o caer víctima de algún tipo de desastre no anticipado.

Las acciones blue chip son vistas como inversiones más seguras que otras acciones porque tienen historias largas de resistencia y resiliencia.

Durante los periodos de recesión, una compañía blue chip es frecuentemente menos impactada por las condiciones económicas adversas. Por ejemplo, Coca Cola es una compañía blue chip que podría no sufrir a causa de una recesión debido a que muchas personas eligen sus productos todos los días, sin consideración de las condiciones económicas. Las compañías blue chip son conocidas por tener unas tasas de crecimiento muy estables. De manera que sus acciones tienen menos volatilidad que otras compañías que no están bien establecidas. No obstante, las acciones de cualquier compañía pueden recibir duros golpes y perder su estatus de blue chips.

Son compañías bien capitalizadas

Una compañía blue chip también debe ser una firma bien capitalizada en al menos dos sentidos. Primero debe ser lo suficientemente grande para poder hacer frente a una caída fuerte del mercado, como destacamos anteriormente. La capitalización de mercado de una compañía blue chip es generalmente del orden de los miles de millones de dólares. Segundo, una compañía debe tener una calificación de crédito lo suficientemente alta para calificar como una acción blue chip. En particular, la degradación de la deuda de una compañía a un estatus de bono basura es suficiente como para que esta quede descalificada y ya no sea considerada una acción blue chip.

Algunas compañías cumplen con los criterios de ser firmas bien conocidas y bien establecidas, pero no están lo suficientemente bien capitalizadas para ser consideradas blue chips. Estas generalmente son firmas antiguas que han caído por causa de los tiempos difíciles. En el 2020, varias compañías muy bien conocidas y bien establecidas del sector de ventas minoristas cayeron dentro de esta desafortunada categoría. Sears y JCPennney eran ambas compañías con un gran renombre en Estados Unidos y con negocios bien establecidos que se habían mantenido durante el espacio de un siglo. Sin embargo, ellas no estaban tan bien capitalizadas para ser consideradas como compañías blue chip debido a varios años de declive.

El rol de los índices de acciones

Una acción blue chip es la acción de una compañía blue chip. Si una acción es considerada blue chip, es generalmente la acción de una compañía líder de un sector o uno de las mejores compañías de un determinado sector. Típicamente, una acción blue chip es un componente de un índice renombrado del mercado y de los fondos que promedian el comportamiento de los mercados, tales como el índice S&P 500 en Estados Unidos o en Nasdaq 100. De hecho, se podría argumentar que una acción estadounidense debe ser un miembro del índice S&P 500 con tal de ser considerada una acción blue chip.

Generalmente una acción es considerada un blue chip si se encuentra dentro de las compañías del Promedio Industrial Dow Jones. Por ejemplo, Apple ganó su estatus de compañía blue chip cuando se unió al Dow Jones en el 2015. El Promedio Industrial Dow Jones consiste en treinta de las compañías blue chip con sede en los Estados Unidos.

Ventajas y Desventajas de invertir en la compañías Blue Chips

Hay diferentes posiciones sobre las acciones blue chips y las compañías detrás de ellas. Los expertos han destacado las ventajas de invertir en este tipo de acciones y las respectivas desventajas. Aunque muchos autores están convencidos de que hay más ventajas que desventajas, a continuación intentamos proveer una perspectiva neutral al respecto:

Ventajas

  • Un fuerte desempeño financiero
  • Tienen el potencial de dividendos regulares y consistentes.
  • Bajo riesgo de caídas en el mercado.
  • Son menos volátiles
  • Un rendimiento constante en el largo plazo
  • Son compañías bien reguladas y gobernadas.

Ahora veamos las desventajas:

  • Bajos rendimientos sobre la inversión
  • Rendimientos de dividendos escasos
  • Lenta apreciación del capital
  • No pueden superar los índices más importantes del mercado en sus retornos
  • Puede ser una opción de inversión demasiado conservadora, lo cual puede limitar la búsqueda de nuevas y mejores oportunidades de inversión.

Si observas los puntos señalados anteriormente, naturalmente encontrarás que la mayoría de desventajas son contraargumentos contra las ventajas potenciales ( Por ejemplo, un riesgo bajo de caída versus una lenta apreciación del capital). Esta no son las únicas ventajas y desventajas, pero estas podrían darte una idea de por qué los gurús de las finanzas recomiendan o desaconsejan la inversión en compañías blue chips.

¿Por qué deberías invertir en acciones de compañías blue chips?

Esta cuestión es respondida en el apartado anterior donde las ventajas de este tipo de acciones son evidentes, pero ten en cuenta algunos puntos adicionales que podrías considerar sobre por qué las compañías blue chips son mejores que sus pares más pequeños como las compañías de mediana capitalización, las de pequeña capitalización y las acciones de centavo, entre otras.

Acceso a negocios diversificados

La diversificación a lo largo de diferentes clases de activos o sectores es muy importante para cualquier inversionista. Similarmente, un inversor debería mirar a aquellas compañías que tienen un modelo de negocios amplio y diversificado. Tomemos en caso de compañías como Unilever, un jugador importante de los bienes de consumo rápido – ellos se encuentran en campos tan variados del sector del retail como las comidas, las bebidas, el cuidado y la higiene personal, los cosméticos, entre otras.

Por otra parte, en el caso de la compañía Tech Mahindra, esta empresa de consultoría de servicios de tecnología de la información, que se encuentra más enfocada hacia un sector dentro de su industria. Esto no necesariamente implica que Tech Mahindra sea una mala elección – solo es un ejemplo de la carencia de la diversificación de las compañías no blue chip, lo cual las hace negocios potencialmente más riesgosos. Similarmente hay compañías que tienen una presencia regional o local, mientras que las compañías blue chip tienen presencia nacional e internacional.

Tienen marcas fuertes

Si observas los productos que usas en tu día día, encontrarás que hay varias docenas de marcas. Por ejemplo hay marcas de shampoo tales como Pantene (P&G), Clinic All Clear, Abbot, Apple, Microsoft, ntre otras. Lo mismo sucede con la marcas de fideos como Maggie (Nestlé), Top Ramen (Nissin Foods), Yippie Noodles (ITC) entre otras.

Esta marcas tienen un valor de miles de millones de dólares y traen muchos ingresos y ganancias a sus respectivas compañías. Cuando tu inviertes en las acciones blue chips, inviertes en estas marcas vendedoras de alto impacto que generan millones dólares cada mes. Algunos de los productos de estas marcas se continuarán vendiendo todos los días independientemente de si la economía tiene un buen desempeño o no.

Resistencia y resiliencia frente a las crisis económicas

Este punto ya ha sido enfatizado como una de las características clave de las acciones blue chip. Pero recuerda que esto solo aplica a las acciones blue chip que se encuentran en los sectores defensivos de la economía ( como farmacia, bienes de consumo rápido, cuidado de la salud, alimentos, energía).

¿Por qué esto es así? Hay sectores que sirven al consumo básico que se corresponde con necesidades esenciales de la economía, las cuales no caen de manera significativa durante las crisis económicas. Por ejemplo, durante la crisis económica del 2008, la mayoría de las acciones de bienes de consumo rápido ( las cuales cayeron inicialmente) gradualmente comenzaron a moverse al alza contra las tendencias generales del mercado ¿Por qué? Porque los inversores y los analistas tenían más fe en las acciones de bienes de consumo rápido y las de las farmacéuticas en comparación con las acciones de otros sectores.

Bajo nivel de deuda y apalancamiento

El apalancamiento es la estrategia que consiste en pedir dinero prestado para generar retornos más altos en un negocio. ¿Es algo bueno? Sí, dependiendo de si los retornos provistos por el negocio son más altos que el costo del apalancamiento. Si no es así la compañía estará pagando un alto servicio de deuda por su ingreso y esto erosionará su hoja de balance.

En términos simples es como endeudarse demasiado sobre una tarjeta de crédito, para descubrir que los pagos de tu tarjeta de crédito comienzan a exceder tu nivel de ingresos. Aunque las deudas son necesarias para cualquier negocio, también es cierto que demasiada deuda puede erosionar las ganancias y hacer que una compañía quede insolvente.

La belleza de las acciones y compañías blue chip es su fuerte base de capital y su hoja de balance. La mayoría de ellas no requieren endeudarse ya que tienen fuertes promotores así como fuertes reservas y amplios flujos de efectivo que les permiten estar al tanto de las necesidades de capital presentes y futuras.

En los casos en los que sea necesario recurrir a la deuda, estas empresas son capaces de reunir los fondos por medio de emisión de bonos y adquisición de crédito a tasas preferenciales por parte de los bancos. Las blue chips tienen la ventaja de poder endeudarse a un costo mucho más bajo que las empresas más pequeñas o nuevas. La mayoría de los bancos e instituciones financieras se sienten cómodos y están mucho más dispuestos a prestarle dinero a las empresas blue chips.

Menor probabilidad de Fraudes y engaños

Grandes corporaciones como Enron y Satyam han sido algunos de los fraudes financieros más grandes la historia. Sin embargo, estos tipos de fraudes son mucho menos probables en las grandes compañías, aunque no se puedan descartar del todo. En algunos casos, por ejemplo cuando LIC Housing Finance informó que había un caso de chantaje y fraude en la empresa, el tema se expandió en las noticias y llevó a la acción hasta su punto más bajo, pero después la acción se recuperó y dio buenos retornos cuando los sistemas de control fueron establecidos. Dado que la mayoría de corporaciones blue chips son bien gobernadas esto es menos probable e incluso si un problema llega a ocurrir puede ser controlado y minimizado rápidamente antes que que impacte a toda la organización.

Planes futuros y visión

Las compañías blue chip tienen un equipo fuerte de administración, los cuales tienen un sólido entendimiento del negocio así como del compromiso que la compañía a tomado hacia el futuro para lograr su visión.

Por ejemplo Infosys, una blue chip india, ha sido un ejemplo modelo de visión para las firmas de tecnología de la información en India.

Estas compañías también han probado su madurez administrativa y sus capacidades porque ellas tienen un gran equipo talentoso que las capacita para una sucesión de planes con el fin de alcanzar nuevas metas cada año.

Valor para el accionista

Es algo que se da por hecho. Las compañías y acciones blue chip son altamente amigables para los inversionistas en maneras diferentes:

Ellas pagan dividendos de manera consistente (altos dividendos si el desempeño del negocio es excelente).

Ellas mantienen su valor en el tiempo y lo pueden aumentar considerablemente.

El riesgo de caídas en el mercado de valores es mucho menor que en el caso de otras compañías.

Ejemplos de compañías y acciones blue chip

Home Depot y  WaltMart, dos de las compañías blue chip más importantes de Estados Unidos
Home Depot y Waltmart, dos de las compañías blue chip más importantes de Estados Unidos

De acuerdo al portal Motley Fool, algunas de las blue chip más importantes, al 4 de febrero de 2022, son las siguientes compañías:

Apple

Berkshire Hathaway

Coca-Cola

Johnson & Johnson

American Express

3M

Lockheed Martin

Procter & Gamble

Mastercard

Walmart

JPMorgan Chase

Microsoft

UnitedHealth Group

McDonald’s

Home Depot

Verizon

Intel

Cómo invertir en acciones Blue chip

Una de la forma más sencillas de invertir en acciones blue chips es comprando acciones de ETFs como los que siguen al S&P 500, el ETF IVV de BlackRock puede ser una buena opción para esto. Los ETFs ofrecen un camino diversificado para invertir en las acciones de un sector del mercado. Dado que como es el caso del IVV o del ETF DIA de State Street, que sigue al Promedio Industrial Dow Jones, estos fondos siguen el comportamiento de múltiples acciones del mercado, al invertir en cada uno de ellos estarás invirtiendo en varias compañías a la vez de una sólida historia y un buen desempeño en el mercado de valores.

Otra opción es comprar acciones individuales ( o fracciones de acciones) de compañías blue chip. Al invertir por esta vía te encontrarás con un riesgo mayor en el mercado pero podrás consolidar un portafolio mucho más interesante y si escoges bien tus opciones los rendimientos pueden ser altamente significativos.

Bien sea que desees comprar acciones de ETFs o acciones y fracciones de compañías blue chip, el camino más fácil para ello es buscar un bróker confiable como eToro o Robinhoood, otras opciones incluyen compañías como Flink, que ofrece acceso directo a la bolsa de valores de Nueva York desde el mercado mexicano o casas de corretaje local dependiendo en el país en el que te encuentres. Para el caso colombiano la compañía Tyba de la fiduciaria CrediCorp Capital podría ser una de las opciones a considerar para acceder al mercado de blue chips internacional.

Con información de Investopedia y WisdomTimes.

LO MÁS POPULAR

Arriba