Mastodon¿Qué compañía ganará la carrera espacial para volver a la Luna?
Empresas

¿Qué compañía ganará la carrera espacial para volver a la Luna?

Blue Origin también está en la carrera por volver a la Luna
Jeff Bezos con Greg Wyler de OneWeb, uno de los primeros clientes de la compañía spacial Blue Origin

Volver a la luna es un gran sueño para la humanidad, luego de 50 años de la llegada al satélite por parte de la misión Apolo 11. La incapacidad del ser humano de resignarse a la tierra como su destino final lleva a nuestra especie a buscar constantemente nuevos horizontes.

Este extraño impulso es el que llevará a que se pueda cumplir el sueño del primer vuelo comercial a la Luna, que debería ser en la primera mitad del 2021. Si todo sale de acuerdo al plan, marcará un nuevo envolvimiento comercial en la exploración lunar, potencialmente abriendo una gran nueva frontera para la industria espacial privada.

El llamado de la Casa Blanca

Esta semana, en el 50 aniversario del primer alunizaje hecho por el hombre ha traído nuevo interés en los prospectos de una visita de regreso a la luna. La Casa Blanca, a principios del año, hizo un llamado para que los astronautas americanos pongan de nuevo su pie en la luna de nuevo en el 2024. Esto llegaría en un eventual segundo mandato de Donald Trump, y cuatro años antes de lo planeado.

Aunque esto es considerado una gran apuesta dado el poco tiempo disponible. la llamada está cargada de un fuerte olor político y unos altos costos financieros, si se tienen en cuenta cuán diferentes eran las condiciones del programa Apolo en los años sesenta. Pero la Nasa ya ha volcado su mirada en formas de bajo costo llevadas a cabo por el sector privado para complementar futuras misiones tripuladas, y en el proceso está abriendo el camino para un mercado privado espacial.

Dos gigantes privados en la carrera por volver a la Luna

El nacimiento de la industria espacial privada para volver a la Luna, liderada por SpaceX de Elon Musk y Blue Origin de Jeff Bezos, ha llevado a una simbiosis nueva en el espacio. Los gigantes tecnológicos ven a la Nasa como uno de sus primeros grandes clientes mientras ellos persiguen ambiciones comerciales de largo plazo- al tiempo la Nasa ha encontrado formas de de re-usar su trabajo tecnológico en vez de empezar a crear nueva tecnología desde cero.

Astrobotic, el tercero de la carrera

Apoyar una red privada de compañías capaces de crear una cadena de suministro para el viaje a la luna es el primer paso. Astrobotic, la compañía que está planeando la misión de 20211 ganó un contrato de 79.5 millones de dólares de la Nasa en mayo, conformado una de las tres que llevará la tripulación del gobierno. La mayoría del dinero para la compañía, la cual anuncia su habilidad para llevar cargas a la luna a un costo de 1.2 millones de dólares por kilogramo ha venido de pagos de otros clientes. Al tiempo que se llevan restos humanos a la luna y «cápsulas del tiempo», Astrobotic ha vendido un patrocinio a DHL, empresa que quiere estar asociada con la primera entrega lunar.

«Es una compañía de transporte lunar que ha iniciado por cuenta propia» afirmó Chad Anderson, director de Space Angels, un inversor en New York que ha liderado la única inversión externa de Astrobotic. «Ellos van a ir a la Luna en una año y medio, y ellos solo han recibido en inversiones 2.5 millones de dólares. Es una locura».

La nueva economía lunar

Los esfuerzos de la Nasa para incluir al sector privado en los planes de ir a la Luna van más allá de los costos. La agencia cree que esta es la única forma de crear una economía lunar sostenible una vez que la atención del gobierno – y su presupuesto – se muevan a otra parte, afirma Laura Forczyk, una consultora espacial de Astralytical. «Ellos quieren crear un mercado», afirma ella – no solamente para el transporte, si no para muchas de las tecnologías que serán necesaria para futuros alunizajes tripulados, y eventualmente, convertir a la Luna en una base industrial y punt de apoyo para ir al resto del sistema solar.

El fuerte contraste entre la primera carga comercial de bajo costo y el gran presupuesto que exige poner humanos de vuelta en la Luna apunta hacia el fuerte abismo que se abierto entre las diferentes formas en las que la Nasa promueve la exploración espacial.

Los programas espaciales tradicionales del gobierno, donde los contratistas son pagados teniendo en cuenta sus costos, todavía se tragan la mayor parte del presupuesto de la Nasa. Los programas más grandes de la Nasa, el sistema de lanzamiento espacial, un cohete capaz de llevar humanos a la Luna, dirigido por Boeing, y la cápsula espacial Orion, de Lockheed Martin- absorben 2000 millones de dólares al año, o cerca del 10 por ciento del presupuesto de la Nasa, y están atrasados en varios años. Pero el capital político atado a estos programas hace pensar que son prácticamente inviolables.

Impulso del sector privado

En estas circunstancias se abre una importante oportunidad para el sector privado con la idea de volver a la Luna, liderado por Elon Musk y Jeff Bezos, quienes tienen una visión de largo plazo y comercial en el tema de los viajes espaciales y quizá, quién sabe, algún día tener colonias humanas en la Luna o en Marte.

Todo este ajetreo nos deja una lección importante, el gobierno (especialmente en el caso de los Estados Unidos) ha dejado de ser un jugador importante en la carrera espacial. La inversión en ciencia y tecnología, que seguramente traerá nuevos adelantos y descubrimientos que nos beneficiarán a todos, está siendo llevada a cabo por el sector privado.

China en la carrera espacial

Entre tanto China, sigue siendo el único país que le apuesta en grande al gasto estatal en ciencia y tecnología espacial. En enero del 2019, China fue el primer país en poner un robot espacial en la cara oculta de la luna, un hito en la historia de la ciencia, casi comparable con los primeros envíos de robots a Marte.

¿Ya leíste estos artículos?

4 lecciones de negocios de la llegada a la luna

5 Pasos esenciales para iniciar una startup

Cómo vender cualquier producto a cualquier cliente

El primer turista espacial en volar alrededor de la Luna

Y mientras el mercado espacial se abre, son los multimillonarios quienes podrán satisfacer, en primera fila, esta curiosidad por el espacio. Yusaku Maezawa será el primer pasajero privado en volar alrededor de la Luna en una misión espacial de SpaceX, la empresa de Elon Musk. La misión está programadas para el 2023 y el contrato de viaje se firmó en septiembre de 2018.

Con información de Financial Times

comentarios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba