Conceptos

Tarjetas de débito y crédito ¿Cuál es la diferencia?

Tarjetas de débito y crédito

Las tarjetas de crédito y débito típicamente lucen iguales a la vista. Ambas tienen 16 dígitos, una fecha de vencimiento, bandas magnéticas, chips electrónicos y códigos de seguridad.

Estos dos tipos de tarjetas pueden hacer que sea fácil y conveniente hacer compras en tiendas o en línea, con una diferencia clave. Las  tarjetas débito te permiten hacer pagos con los depósitos que tienes en tu cuenta bancaria. Las tarjetas de crédito te permiten pedir dinero prestado del banco emisor de la tarjeta hasta un punto límite de dinero para hacer retiros en efectivo o para compras.

Muchas personas tienen al menos una tarjeta de crédito y una tarjeta débito en su billetera. La conveniencia y la protección que ellas ofrecen es algo que difícilmente otros medios de pago pueden igualar. Sin embargo, estos tipos de tarjetas tienen diferencias clave que podrían afectar sustancialmente tu flujo de dinero. Con la presente guía puedes decidir cuál de las dos usar para satisfacer tus necesidades financieras y de gastos.

Puntos clave

Las tarjetas de crédito te dan acceso a una línea de crédito de un banco, mientras que las tarjetas débito deducen dinero para pagos o retiros directamente de tu cuenta bancaria.

Actualmente, las tarjetas de crédito ofrecen mejores protecciones contra el fraude a los consumidores. Esto en comparación con las tarjetas débito.

Las nuevas tarjetas débito ofrecen más protecciones, al estilo de las tarjetas de crédito. Al mismo tiempo, muchas tarjetas de crédito han dejado de cobrar tarifas de cuotas de manejo.

Cuando se comparan las tarjetas de crédito con las tarjetas débito relacionadas a una cuenta bancaria, es importante considerar las tarifas y los beneficios.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito del neobanco Nubank
Una tarjeta de crédito del neobanco Nubank

Una tarjeta de crédito es una tarjeta ofrecida por una institución financiera o banco, y le permite a su poseedor pedir crédito de esa institución. Los propietarios de las tarjetas acceden a pagar el dinero de vuelta a estas instituciones con un interés según los términos de la tarjeta.

Las tarjetas de crédito son  emitidas en la siguiente variedad de categorías:

Tarjetas estándar

Estas simplemente extienden una línea de crédito a los usuarios para hacer compras, transferencias de saldos, y/o avances de dinero en efectivo. Frecuentemente este tipo de tarjetas no cobran una tarifa de manejo.

Tarjetas premium

Ofrecen beneficios tales como los servicios de conserje, acceso a eventos especiales, acceso a cuartos de estar en los aeropuertos, devoluciones de porcentajes de dinero por compras acumuladas, y más. Usualmente estas tarjetas tienen cuotas de manejo más altas que las tarjetas estándar.

Tarjetas de recompensas

Ofrecen devoluciones de dinero, puntos para viajes (llamadas millas también, u otros beneficios a los clientes con base en sus hábitos de consumo.

Tarjetas de crédito aseguradas

Estas tarjetas requieren un depósito de dinero inicial, el cual es mantenido por el banco o institución financiera como una garantía.

Tarjetas de cargo

No tienen un límite de gasto pre-establecido, pero es raro que permitan que los saldos impagos se transfieran de un mes a otro.

¿Qué es la cuota de manejo de las tarjetas de crédito?

Las cuotas de manejo son una tarifa mensual, o anual, que cobra la entidad financiera por el derecho a usar los cajeros automáticos propios, así como por los servicios de crédito y de pago que prestan en los puntos de pago, y por las tarifas que comparten con las franquicias emisoras de las tarjetas.

Con la llegada de nuevas instituciones financieras al mercado, como los neobancos, muchas instituciones han dejado de cobrar las cuotas de manejo y han empezado a ofrecer servicios de crédito mucho más competitivos.

Neobancos como Nubank no cobran cuotas de manejo ni piden al dueño de la tarjeta adquirir servicios de seguro. Estas nuevas entidades sólo cobran las comisiones de compra a los comercios y los intereses legales por los créditos.

¿Por qué tantas personas usan hoy las tarjetas de crédito?

Los usuarios de las tarjetas de crédito pueden aprovechar las devoluciones de dinero, descuentos, puntos de viajes, y muchas otras ventajas que no están disponibles para los poseedores de tarjetas débito. Estos beneficios generalmente están disponibles con las tarjetas de crédito de recompensas.

Las recompensas pueden ser aplicadas con base a una tarifa en la cuota de manejo, por lo que resultan especialmente ventajosas para las personas que hacen grandes compras mensuales.

También estas recompensas pueden ser aplicadas a tasas condicionadas.

Por ejemplo, tú podrías tener una tarjeta de crédito que ofrece dos millas de vuelo ilimitadas por cada dólar en compras. Otra tarjeta te ofrece tres millas por cada dólar en gastos de viajes, otra que ofrece dos millas por cada dólar gastado en comida, y un dólar por milla para cualquier otro gasto adicional. Tú podrías usar esas millas ganadas para agendar futuros viajes o acuerdos de beneficios en viajes.

Todos estos beneficios constituyen una de las principales razones por la cual tantas personas usan tarjetas de crédito hoy en día.

¿Cuáles son las ventajas de usar tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito ofrecen ciertas ventajas que no ofrecen las tarjetas débito. Sin embargo, también pueden existir algunas desventajas. Aquí damos una mirada a las ventajas y desventajas de usar tarjetas de crédito.

Ayudan a construir tu historia crediticia

Ejemplo de puntajes de crédito de Datacrédito
Ejemplo de puntajes de crédito de Datacrédito, compañía colombiana que registra los puntajes crediticios de los usuarios bancarios.

El uso de las tarjetas de crédito se ve reflejado en tu reporte de crédito. Esto incluye la historia positiva, tales como los pagos a tiempo y las tasas o ratios bajos de la utilización del crédito. El reporte de crédito también incluye los eventos negativos como los pagos a destiempo o los malos comportamientos.

La información del reporte de crédito es luego usada para calcular el puntaje crediticio de los poseedores de tarjetas.

Los usuarios responsables de las tarjetas de crédito pueden incrementar su puntaje crediticio con la historia de sus gastos y sus pagos a tiempo, así como manteniendo sus balances de tarjetas bajos en relación a los límites de  sus tarjetas.

Garantías y protecciones de las compras

Algunas tarjetas de crédito pueden proveer garantías adicionales o aseguramiento en los bienes comprados van más allá de las garantías que ofrecen los comerciantes. Por ejemplo, si un ítem comprado mediante tarjeta de crédito se daña después de que la garantía del fabricante haya expirado, es bueno evaluar si la compañía de la tarjeta de crédito provee algún tipo de cubrimiento.

Los consumidores también pueden comprar una protección del precio que te ayuda a obtener descuentos o dinero de vuelta si encuentras que el mismo ítem que compraste es más barato en otra parte.

Protección contra el fraude

En la mayoría de los casos, las tarjetas de crédito ofrecen muchas más protecciones contra el fraude que las tarjetas débito. Si el cliente reporta la pérdida o el robo en una manera oportuna, su responsabilidad máxima por compras hechas después de que su tarjeta haya desaparecido será de 50 dólares.

En Estados Unidos, La Ley de Transferencias de Fondos Electrónicos da a los clientes de tarjetas débito la misma protección en caso de pérdida o robo, pero solamente si el cliente reporta dentro de las 48 horas desde que el robo o la pérdida haya ocurrido. Después de 48 horas, la responsabilidad del usuario se eleva a 500 dólares, después de 60 días, no hay límites a la responsabilidad que tiene que asumir el cliente.

Otras ventajas de las tarjetas de crédito

La Ley de Crédito Justo de los Estados Unidos permite a los usuarios de las tarjetas de crédito disputar compras no autorizadas o compras de bienes que se dañaron durante el proceso de envío. Si el ítem fue comprado con una tarjeta débito, entonces el monto no puede ser reversado a menos que el comerciante esté dispuesto a hacerlo. Aún más, las víctimas de robo de tarjetas débito no obtienen sus fondos de vuelta hasta que se haga una investigación completa.

El poseedor de una tarjeta de crédito, sin embargo, no es responsable por los costos disputados; el monto usualmente es deducido inmediatamente y restaurado solamente si la disputa es retirada o establecida a favor del comerciante. Aunque algunos proveedores de tarjetas de débito y crédito ofrecen cero protección de responsabilidad a sus clientes, la ley es mucho más favorable para los clientes con tarjetas de crédito.

Si necesitas rentar un carro, muchas tarjetas de crédito proveen algún tipo de exenciones y protecciones frente a las colisiones. Incluso si tú quisieras usar una tarjeta débito, muchas agencias de renta de vehículos requerirán que los clientes provean la información de sus tarjetas de crédito como una garantía. La única manera de que el cliente pueda usar su tarjeta débito será permitiendo que la agencia de arrendamiento de vehículos tome una garantía o un depósito bloqueado de la cuenta de ahorros del cliente en forma de seguro.

Desventajas del uso de tarjetas de crédito

Las principales desventajas del uso de las tarjetas de crédito incluyen la deuda, los impactos en los puntajes crediticios y los costos.

El gasto excesivo puede llevar a deudas abundantes

Cuando haces compras con una tarjeta de crédito, estás gastando el dinero del banco, no tu dinero. Este dinero tiene que ser pagado de vuelta, con un interés. En algunos casos podrías estar haciendo un pago mínimo cada mes, lo cual puede ser más inconveniente que pagar en algunas pocas cuotas o en una sola cuota. Mantener altos balances en múltiples tarjetas puede hacer que sea más difícil mantener los pagos mensuales y esto puede dañar tu presupuesto mensual.

Impactos negativos en el puntaje crediticio

Pagar tu tarjeta de crédito a tiempo y mantener los balances bajos es algo que puede ayudarte con tu puntaje crediticio. Sin embargo, un mal uso de las tarjetas de crédito puede dañar tu historia crediticia si es que adquieres el hábito de pagar tarde, amasar muchas tarjetas, cerrar cuentas viejas, o aplicar para nuevas tarjetas de crédito de manera muy frecuente.

Intereses y tarifas

Otra gran desventaja son los intereses y las tarifas bancarias.

Dado que una tarjeta de crédito es un préstamo a corto plazo, tendrás que pagar lo que gastes con intereses. La tasa de interés y las tarifas que la compañía de crédito te cobra son usadas para calcular tu  tasa anual porcentual. Entre más alta sea tu tasa anual porcentual, más te costará mantener tu balance de deuda cada mes.

Debes ser consciente de los demás costos y tarifas asociadas. Una entidad bancaria te puede cobrar una tarifa anual de manejo, una tarifa de avance de dinero, una tarifa por retiros en efectivos, por compras internacionales, por retiros en cajeros internacionales, y por pagos atrasados.

Una regla general de las tarjetas de crédito es que entre mejores sean los programas de beneficios de una tarjeta, más alta será la cuota o tarifa anual de manejo.

¿Qué es una tarjeta débito?

Una tarjeta débito de la aplicación Ualá
Una tarjeta débito de la aplicación Ualá.

Una tarjeta débito es una tarjeta de pagos que hace los pagos deduciendo el dinero directamente de la cuenta bancaria del usuario. En este caso el banco no le presta dinero al cliente para que este lo use por medio de una tarjeta.

Las tarjetas débito ofrecen la conveniencia y facilidades de las tarjetas de crédito y muchas o algunas de las protecciones de los mayores procesadores de pagos como Visa o Mastercard.

Hay tres tipos principales de tarjetas débito que no requieren que el cliente tenga una cuenta de ahorros, así como la tarjeta estándar.

Estas son las principales tarjetas débito

Tarjetas débito convencionales o estándar

Estas requieren que tengas una cuenta de ahorros de donde se deducirá el dinero que gastes o retires mediante cajero automático. En el caso de los depósitos de bajo monto, el dinero se deduce de la aplicación electrónica donde el cliente tenga el dinero.

Tarjetas de beneficios de transferencia electrónica

En Estados Unidos, estas tarjetas son emitidas por las agencias gubernamentales, estatales o federales, y permiten a los usuarios calificar para beneficios por compras. Algunos gobiernos de otros países pueden emitir también tarjetas similares.

Tarjetas débito prepagadas

Estas le dan a los usuarios sin cuenta bancaria la oportunidad de hacer compras electrónicas o en establecimientos físicos con el monto que fue precargado en la tarjeta.

Tarjetas débito amparadas

Por medio de estas tarjetas el usuario puede acceder a cierto monto de dinero establecido por un cliente bancario que tiene una cuenta de ahorros. En este caso, el que ampara la tarjeta puede ser un familiar o amigo del que usa la tarjeta amparada.

¿Para qué tipo de clientes es conveniente el uso de tarjetas débito?

Los consumidores frugales pueden preferir usar las tarjetas débito porque usualmente no cargan cuotas de manejo, o una cuota de manejo muy baja. Los clientes tampoco incurren en costos asociados a los avances de dinero prestado por los bancos ni en intereses sobre el dinero.

En contraste, las tarjetas de crédito usualmente cobran tarifas de manejo anuales, tarifas de avances, por pagos tardíos, y otros tipos de penalidades, en adición a los intereses mensuales sobre el balance gastado.

Beneficios del uso de las tarjetas débito

Las tarjetas débito también tienen sus ventajas y desventajas, tal y como es el caso de las tarjetas de crédito.

Te evitan la deuda

Una tarjeta débito deduce el dinero para los pagos de lo que el cliente ya tiene en su cuenta bancaria, eliminando el peligro de acumular deudas. Los vendedores saben que la gente gasta más dinero cuando usan las tarjetas que cuando pagan en efectivo. Al usar las tarjetas débito, los consumidores compulsivos pueden evitar la tentación del crédito y atenerse a su presupuesto. Esto puede ayudarlos a evitar los altos intereses.

Protecciones contra el fraude

En adición, algunas tarjetas débito, particularmente aquellas emitidas por los procesadores de pagos, como Visa o Mastercard, están comenzando a ofrecer algunas de las protecciones que tienen los poseedores de tarjetas de crédito.

La clave aquí está en reportar el fraude o el robo tan pronto como haya ocurrido. La responsabilidad del usuario por las compras fraudulentas estará determinada por el tiempo que el usuario haya demorado en reportar su caso. Esperar demasiado para hacerle saber al banco que la tarjeta ha sido usada para compras no autorizadas puede resultar en que el usuario tenga toda la responsabilidad por las pérdidas en su dinero.

No hay cuotas de manejo excesivas

En América Latina los bancos cobran generalmente una tarifa más baja por el uso de las tarjetas débito que por el de las de crédito. Tampoco hay tarifas asociadas por retirar dinero en los cajeros del banco emisor de la tarjeta. Por otra parte, las tarjetas de crédito pueden cobrarte por los avances de dinero en efectivo más un fuerte interés por este beneficio. Sin embargo, en algunos casos es posible ver que ya hay bancos que no cobran ninguna cuota de manejo asociada al uso de la tarjeta débito.

En el caso de los depósitos electrónicos que emiten tarjetas débito, la mayoría de ellos no cobran cuotas de manejo.

Desventajas de las tarjetas débito

Así como las tarjetas de crédito, las más grandes desventajas de usar las tarjetas débito pueden involucrar los impactos en el puntaje de crédito y los costos asociados.

No hay recompensas

A menos que tengas una cuenta corriente de recompensas, no ganarás ningún punto, millas o devoluciones de dinero por tus compras hechas con la tarjeta débito. Dado que las recompensas te pueden ahorrar dinero, dependiendo de cómo las redimas, tú podrías estar perdiendo dinero si únicamente pagas tus compras con la tarjeta débito.

No te ayuda a construir tu historia crediticia

Construir una buena historia crediticia significa demostrar a los prestamistas que eres responsable al pagar el dinero que se te presta. Cuando estás gastando dinero con una tarjeta débito atada a tu cuenta de ahorros, no tienes la oportunidad de demostrar que eres responsable pagando créditos. Por esta razón, usar una tarjeta débito por cuenta propia no te ayudará a construir una buena historia o puntaje de crédito.

Tarifas

Aunque las tarjetas débito no te cobran tarifas anuales, es posible que tengas que pagar tarifas por el mantenimiento de tu cuenta de ahorros. También es posible que tengas que pagar por retiros en cajeros automáticos incluso en la red bancaria propia si así lo ha establecido la entidad. También es muy común que tengas que pagar tarifas por el uso de tu tarjeta débito en cajeros internacionales o pagar tarifas relacionadas con las compras en línea y en establecimientos físicos.

Generalmente las tarifas en las compras con tarjeta no se especifican. Los comercios tienden a utilizar precios más altos por las compras con tarjetas débito y de crédito que no se aplican a las compras hechas con dinero en efectivo.

Preguntas frecuentes relacionadas al uso de tarjetas de crédito y débito

¿Es posible ganar dinero de recompensa o millas con las tarjetas débito?

En términos generales, no. Las tarjetas débito típicamente no ofrecen puntos de compra o millas en cada compra. Sin embargo, las cuentas desde donde se debita el dinero podrían ofrecer en algunos casos ciertos beneficios por un número determinado de transacciones.

Las tarjetas de débito estándar también pueden ofrecer el beneficio de permitir las transferencias de fondos a cuentas de ahorros, algo que no es posible con las tarjetas de crédito.

¿Todas las tarjetas de crédito cobran intereses?

Generalmente es imposible ver promociones de tasas de intereses a cero por ciento. Todas las tarjetas de crédito eventualmente cobrarán un interés en los balances de crédito de sus clientes. Esta tasa de interés se basa en las políticas adoptadas por la entidad en relación al puntaje crediticio del cliente así como en las tasas máximas de interés permitidas por las entidades regulatorias.

Sin embargo, es posible evitar los pagos de intereses cuando los clientes deciden pagar sus consumos en una sola cuota y cuando estos no solicitan avances de dinero en efectivo o extensiones en sus cupos de crédito.

¿Cualquier persona puede solicitar una tarjeta de crédito?

La mayoría de las personas pueden solicitar una tarjeta de crédito siempre y cuando tengan un buen puntaje crediticio, un determinado nivel de ingresos o no hayan solicitado un crédito antes.

Aquellas personas sin crédito, el mínimo nivel de ingresos requeridos para aplicar a la tarjeta o con una mala historia crediticia, pueden solicitar una tarjeta de crédito asegurada, en la cual la línea de crédito es asegurada mediante un depósito cuando se solicita la tarjeta.

Para el caso de las tarjetas de crédito con mayores recompensas y beneficios, el banco o la entidad emisora de la tarjeta requerirá mejores puntajes de crédito.

¿Qué entidades emiten tarjetas de crédito y débito?

Los principales emisores de las tarjetas débito y de crédito son los bancos. Estas entidades son los líderes mundiales en la emisión de crédito y cuentas de ahorros. Además de estas entidades, los supermercados locales o nacionales pueden emitir tarjetas de crédito para que hagas compras con ellos o con entidades asociadas. En el caso de Colombia, comercios como Falabella o el Grupo Éxito han desarrollado sus propias tarjetas de crédito para los consumidores.

Tarjeta de crédito del Banco Falabella
Tarjeta de crédito del Banco Falabella.

Otras entidades que emiten tarjetas de crédito y débito son los neobancos, como es el caso de Nubank, Ualá o Brubank. Estas son entidades financieras que operan 100% desde el mundo digital.

Entidades internacionales como brókers de acciones, como eToro, o exchanges de criptomonedias pueden emitir sus propias tarjetas débito para realizar retiros desde cuentas de inversión.

Así mismo, corporaciones de ahorro y crédito comunitario, compañías privadas de inversión y otras instituciones financieras pueden emitir sus propias tarjetas de débito y crédito.  

Conclusiones

Las tarjetas débito y de crédito pueden parecer similares, pero sus beneficios y sus desventajas son muy diferentes.

Si construir una historia de crédito, obtener recompensas, devoluciones de dinero y garantías en compras es importante para ti, entonces una tarjeta de crédito es lo ideal.

Si prefieres mantener tus finanzas vigiladas y gastar dentro de tu presupuesto de ingresos, entonces la tarjeta débito es la mejor opción.

No importa cuál de las dos tarjetas elija. Asegúrate de conocer las tarifas asociadas, hacer un uso responsable de tus tarjetas y mantenete informado sobre cambios, beneficios y descuentos que ofrezca tu banco para cada caso.

Con información de Investopedia.

LO MÁS POPULAR

Arriba