MastodonLa Reserva Federal de EE.UU. seguirá apoyando la recuperación económica y la oferta de dinero del Tesoro
Economía Global

La Reserva Federal de EE.UU. seguirá apoyando la recuperación económica y la oferta de dinero del Tesoro

El banco central de la economía más grande del mundo, la Reserva Federal de los Estados Unidos, ha anunciado que no retirará sus políticas de estímulo financiero en el corto plazo, con lo cual alimenta los miedos de una probable inflación al alza en los próximos meses.

En este sentido, las máquinas de la imprenta nacional de moneda, entidad que depende del Departamento del Tesoro, seguirán imprimiendo dinero a plena marcha.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho que la entidad todavía está muy lejos de retirar el apoyo a la economía estadounidense, incluso después de que el banco central elevará su pronóstico para la recuperación económica.

En una conferencia de prensa que siguió a la conclusión de los funcionarios de la Fed después de dos días de reuniones, el presidente de la Fed afirmó que el banco central estadounidense no estaba listo para discutir la puesta al fin de su programa de compra masiva de activos.

“Hemos tenido un gran reporte de nuevos empleos, pero no es suficiente”, dijo Powell, refiriéndose al último reporte de datos mensual que mostraba que la economía estadounidense añadió casi 1 millón de nuevos empleos en marzo. “Vamos a actuar con base en los informes que tenermos, no con nuestros pronósticos”, añadió Powell.

“Todavía estamos muy lejos de nuestros objetivos”, indicó el presidente de la Fed.

Si vemos la inflación moviéndose materialmente sobre el 2% en una forma persistente que arriesgue las expectativas de la inflación, entonces usaremos nuestras herramientas de guía y de contención para hacer que esta retrocedezca.

Una mejor perspectiva para la economía estadounidense

Los comentarios de Powell llegan después de que los miembros del Comité Federal del mercado abierto ofrecieran una perspectiva más brillante que la que ellos tenían en marzo, pero mantienen las tasas de interés cerca de cero y las compras de deuda constante a los 120.000 millones de dólares por mes.

“En medio del progreso de las vacunaciones y el fuerte apoyo político, los indicadores de la actividad económica y el empleo se han fortalecido. Los sectores más adversamente afectados por la pandemia permanecen débiles pero han mostrado signos de mejoras”, dijo el comité.

La Fed continúo diciendo que el camino de la economía podría “profundizarse significativamente en el curso del virus” y la crisis de la salud pública ha creado riesgos al pronóstico económico. Sin embargo, en marzo, se han descrito los riesgos de la pandemia como considerables – un adjetivo que ha sido removido este miérdoles.

Las acciones en el mercado estadounidense permanecieron planas, pero los rendimientos de los bonos del Tesoro de largo plazo ascendían mientras Powell hablaba. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó ligeramente al 1.6%, habiendose comerciado sobre el 1.65 por ciento antes de que la conferencia de prensa comenzara.

La Fed ha establecido una meta alta para comenzar a reducir la compra de activos, diciendo que “un progreso sustancial mayor” era necesario y que era necesario que este se moviera al pleno y dentro del 2 por ciento de la tasa de inflación como promedio en el tiempo.

El mercado laboral estadounidense es todavía 8.4 millones de empleos lejos de sus niveles previos a la pandemia, y mientras que la inflación se espera que ascienda en los siguientes meses, los funcionarios de la Fed no esperan que esta inflación sea sostenida.

Una inflación más alta, pero solo de manera temporal

En su declaración del miércoles, el banco central reconoció los movimientos hacia una inflación más alta, pero reiteró que esto “reflejaba ampliamente factores que eran altamente transitorios”.

Powell también destacó los llamados efectos de base, los cuales reflejan que los precios de los bienes han caído durante el último año, en la medida en que la pandemia se intesificaba, y la cadena de suministros se contraían, los cuales han emergido como la demanda ha surgido de nuevo en la medida en que las medidas restrictivas se han suavizado, esto llevará a un alza temporal en la inflación dentro de Estados Unidos este año.

“Pensamos en los cuellos de botella como cosas que en su naturaleza serán resueltas en la medida en que los trabajadores y los negocios se adapten, y pensamos que ellos no nos están indicando de la necesidad de un cambio enla política monetaria dado que ellos son temporales y se espera que se resuelvan por sí mismos”, dijo Powell. “Sabemos que los efectos de base desaparecerán en unos cuantos meses”.

Sin embargo, él dijo que la Feed no vacilaría en actuar si un alza en la inflación luciera como sostenida o poco saludable para la economía.

“Si vemos que la inflación se mueve de manera persistente sobre el 2 por ciento en una form persistente que arriesgue las perspectivas de inflación, entonces usaremos las herramientas de las que disponemos para mantener la inflación dentro de la banda del 2%. Nadie debeía dudar de que actuaremos”, dijo Powell.

Perspectivas sobre las declaraciones de la Fed

Diane Jaffe, una administradora de portafolio en la firma de administración de activos TCW, alabó los comentarios de Powell por ser “fuertes, claros y constantes”, y dijo que la barra o la meta para que la Fed cambiara su política monetaria en medio de la recuperación económica se había elevado.

Jason Thomas, director de investigación global de Carlyle Group, reconoció que la política de la Fed permanecerá en “autopiloto” durante al menos los siguientes pocos meses, hasta que el pronóstico de la inflación se vuelva más clara.

A pesar de las garantía de los funcionarios de la Fed de que ellos tomarían un enfoque paciente cuando se consideren cambios en la política monetaria, los inversores han comenzado a especular cuando el banco central podría verse obligado a retirar el apoyo a la economía.

Los futuros de eurodollar, una medida para las expectativas de la tasa de interés, ahora indican que la Fed elevará las tasas a principios de 2023, casi un año antes de lo que había sugerido la Fed en los pronósticos anteriores, los cuales habían sido publicados en Marzo.

Con información del Financial Times.

comentarios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba