Mastodon ¿Qué es la reserva fraccional bancaria y cuál es su importancia?
Conceptos

¿Qué es la reserva fraccional bancaria y cuál es su importancia?

Reserva fraccional bancaria

La reserva fraccional bancaria es un sistema en el cual solamente una fracción de los depósitos bancarios está respaldado por dinero en efectivo disponible para su retiro. Esto es hecho, en teoría, para impulsar la economía y liberar capital para préstamos.

Características de la reserva fraccional bancaria

Los bancos tienen el requerimiento de mantener a la mano y disponible para el retiro cierto monto de efectivo que los depositantes les han dado. Si alguien deposita 100 dólares, el banco no puede prestar todo este dinero.

Pero tampoco los bancos tienen el requerimiento de mantener todo el dinero de sus ahorristas a la mano. Muchos bancos centrales han requerido históricamente que los bancos comerciales mantengan solamente el 10% de los depósitos de los ahorristas, fondos a los cuales se refieren como reservas. Este requerimiento es la forma habitual de reserva fraccionaria exigida por la Reserva Federal y es una de las herramientas implementadas por el banco central en su política monetaria. Cuando se incrementa el requerimiento de reservas se saca dinero de la economía, mientras que cuando decrece el requerimiento de reservas se inyecta más dinero a la economía.

Reserva fraccional en cuentas transaccionales y cuentas no transaccionales

Históricamente, el ratio de reservas requerido para cuentas no transaccionales (como los depósitos a término) es de cero. El requerimiento de reservas para depósitos transaccionales (como cuentas de ahorro) es del 10 por ciento. Esto quiere decir que cuando los bancos reciben dinero en depósitos a término fijo pueden prestarlo todo, mientras que con el dinero que reciben en cuentas de ahorro, pueden prestar hasta el 90 por ciento de este dinero.

Cuando se produce una recesión, por ejemplo, y es necesario estimular la economía, la Fed ha optado por reducir los requerimientos de reserva fraccional a cero, incluso para las cuentas transaccionales.

Requerimientos de reserva fraccional

Las instituciones de depósito deben reportar sus cuentas transaccionales, los tiempos y los montos de depósitos, el dinero en efectivo, y otras obligaciones de reserva a los bancos centrales, bien sea trimestralmente o semanalmente.

En Estados Unidos, los bancos con menos de USD 16.3 millones en activos no tienen el requerimiento de mantener reservas. Los bancos con activos de menos de 124.2 millones de dólares y más de 16.3 millones tienen un requerimiento de reservas del 3%. Para los bancos con más de USD 124 millones en activos, el requerimiento de reservas es del 10%.

El efecto multiplicador bancario de la reserva

La reserva fraccional se refiere a una fracción de depósitos que son mantenidos en reservas por los bancos e instituciones financieras. Por ejemplo, si un banco tiene USD 500 millones en activos, debe mantener USD 50 millones en reservas, o el 10%.

Los analistas se refieren a una ecuación conocida como la ecuación de multiplicador cuando estiman el impacto del requerimiento de reserva en la economía. La ecuación provee un estimado del monto de dinero creado con el sistema de reserva fraccional. Este monto es calculado al multiplicar el depósito inicial por sí mismo y luego dividirlo por el 10% del depósito. Usando el ejemplo de arriba, el cálculo es USD 500 millones multiplicado por 500 millones dividido por la reserva del 10%, el resultado es USD 5.000 millones.

Esta no es la forma de cómo el dinero es realmente creado, sino solo una manera de representar el impacto de la reserva fraccional en la oferta de dinero. De tal manera, mientras puede ser útil para los profesores de economía, es generalmente considerada como una simplificación por los creadores de políticas económicas.

Ejemplos de la reserva fraccional

Podemos suponer que tienes una cuenta de ahorros con USD 10.000 en ella, y el requerimiento de reserva fraccional es del 10%. En este caso, el banco puede prestar hasta USD 9.000 de tus ahorros a otros clientes.

Ahora, supongamos que tienes un depósito a término fijo de USD 10.000. Para este caso, el banco podrá prestar los USD 10.000 a sus clientes.

Cómo funciona la reserva fraccional

La oferta de dinero en una economía crece cuando los bancos usan los fondos de sus cuentas para prestarlos a otros clientes. Por ejemplo, cuando depositas dinero en tu cuenta, el banco te muestra el 100% de tu balance en ella, pero tiene permitido prestar algo de ese dinero a otros clientes. Esto ayuda a incrementar el monto de dinero disponible en una economía.

Para ilustrar cómo funciona la reserva fraccional, supongamos que creas una economía completamente nueva y añades los primeros USD 1000 al sistema.

  1. Depositas los USD 1000 en una cuenta bancaria. El sistema tiene ahora USD 1000.
  2. Tú decides que los bancos pueden prestar el 90% de sus activos. El banco puede prestar entonces USD 900 a otros clientes.
  3. Estos clientes piden prestados USD 900, y tú todavía tienes USD 1000 en tu cuenta. De esta manera el sistema ahora tiene USD 1900.
  4. Los clientes gastan esos USD 900 que pidieron prestados, y los comerciantes que reciben el dinero depositan los USD 900 en el banco.
  5. El banco puede prestar de nuevo el 90% de ese dinero, o USD 810, del nuevo depósito de USD 900.
  6. Los clientes piden prestados los USD 810. Tú todavía tienes USD 1000 en tu cuenta, y los receptores de los primeros USD 900 todavía tienen ese dinero disponible en sus cuentas. De manera que el sistema tiene ahora USD 2710 (USD 1000 + USD 900 + USD 810).

El ciclo, conocido como el efecto multiplicador, continúa creando más dinero. De esta forma es cómo la reserva fraccional bancaria añade y crea más dinero en una economía.

Críticas a la reserva fraccional bancaria

La reserva fraccional bancaria funciona porque la gente típicamente no necesita acceder a todo su dinero al mismo tiempo. Tú podrías tener USD 1000 disponibles en tu cuenta, pero es improbable que retires todo el dinero a la vez. Si por alguna razón, necesitas retirar todos tus fondos, las reservas de las cuentas de otros clientes deberían ser suficientes para cubrir tu retiro.

Sin embargo, si todos en el sistema intentan retirar su dinero al mismo tiempo, el sistema podría colapsar. Los bancos no tienen suficiente dinero en efectivo para darle a cada persona sus fondos si estos los demandan. La demanda masiva de fondos tiende a ocurrir cuando los clientes temen que un banco va a colapsar o quebrar. Estos eventos son conocidos como corridas bancarias.

Debido a la reserva fraccional bancaria, las quiebras bancarias durante la Gran Depresión fueron catastróficas y muchas personas perdieron sus ahorros. Como resultado, la ley bancaria de 1933 estableció la Corporación Federal de Aseguramiento de Depósitos, que protege los depósitos de los ahorradores hasta cierto límite.

La Corporación de Aseguramiento provee una garantía gubernamental de que los clientes tendrán su dinero incluso si las inversiones de un banco resultan mal. Las uniones de crédito tienen un cubrimiento similar del Fondo de Aseguramiento compartido de la Unión Nacional de Crédito.

Los críticos de la reserva fraccional la han comparado a un castillo de naipes. Estos críticos temen el hecho de que no hay nada que respalde a los activos en el sistema y que eventualmente la economía podría colapsar. Muchos también temen que los participantes del mercado perderán la confianza en el sistema.

Alternativas para el sistema financiero

Actualmente los bancos centrales están explorando la posibilidad de crear una moneda digital de banco central. La implementación de esta tecnología podría impactar de manera profunda el sistema de reserva fraccional bancaria como lo conocemos hoy.

Otra alternativa al actual sistema es un sistema de reserva bancaria completa en el cual los bancos mantuvieran el 100% de todos los depósitos al mismo tiempo. Esto aplicaría a todos los depósitos o solamente para aquellos con necesidad inmediata de dinero en efectivo, tales como cuentas de ahorro y cuentas corrientes. Sin embargo, si los bancos tuvieran más requerimientos de reserva de dinero, habría menos dinero disponible para prestar, lo cual no promovería el crecimiento económico sino su encogimiento.

Sin la reserva fraccional, nuestra relación con los bancos sería muy diferente. En vez de pagarnos intereses por los préstamos, podrían cobrarnos, significativamente más, por los servicios financieros. En el sistema que conocemos, los bancos generan ganancias al colocar nuestro dinero a trabajar y al retener la diferencia entre lo que ellos cobran a los deudores y lo que pagan a los ahorradores. Un sistema de reserva completa no tendría cómo encontrar una forma para competir con este arreglo.

 Con información de Investopedia y The Balance.

LO MÁS POPULAR

Arriba