Mastodon Protestas sin precedentes en Kazakhstán por los altos precios de los combustibles
Economía Global

Protestas sin precedentes en Kazakhstán por los altos precios de los combustibles

El mundo se está enfrentando a un proceso inflacionario de escala masiva y Kazakshtán no es la excepción. Después de la desregulación de los precios del gas licuado, este combustible vio incrementos en sus precios de cerca del 100%. Luego de las alzas, miles de manifestantes han salido a las calles para expresar su descontento con las alzas, generando una ola de caos sin precedentes en la historia del país.

Decenas de manifestantes han resultado muertos de acuerdo a los medios de Kazashtán.

Durante un periodo de apenas dos días, lo que comenzó como una protesta por los altos precios de los combustibles se ha convertido en la agitación política más seria en la nación de Asia Central de Kazakhstán, un gran productor de energía y por largo tiempo un símbolo de estabilidad entre las naciones que una vez hicieron parte del imperio soviético.

“Nunca he visto nada como esto en Kazakhstán”, dijo Maximiliam Hess, un experto en Rusia y Asia Central y miembro del Instituto de Investigación Foreign Policy, en conversación con CNBC este jueves. “Es algo absolutamente sin precedentes”.

Se ha reportado que docenas de manifestantes han resultado muertos, de acuerdo a los medios kazajos. El miércoles, los manifestantes prendieron fuego a varias construcciones gubernamentales en la capital financiera del país, Almaty, y se hicieron con el control con el aeropuerto de Almaty, el cual fue retomado después por fuerzas del ejército al final de la noche. Los vídeos en las redes sociales han mostrado a los manifestantes enfrentándose contra cientos de miembros de las fuerzas de seguridad en indumentaria antimotines, así como multitudes que echaban abajo la estatua del expresidente, y por largo tiempo el hombre fuerte del país, Nursultan Nazarbayev.

Nazarbayev, quien renunció a la presidencia en el 2019, pero todavía retiene un poder significativo en el país, fue removido el miércoles de su posición como director del poderoso Consejo de Seguridad del país por el actual presidente kazajo – el hombre que el había dejado en el poder directamente en el 2019- Kassym-Jomart Tokayev. El gabinete entero de Kazakshtán ha renunciado, pero este hecho no ha apaciguado a los manifestantes.

El servicio de internet ha sido suspendido por las autoridades, y para la noche del 5 de enero, Tokayev ha pedido el apoyo de Rusia, país que ha respondido desplegando las fuerzas de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, una alianza militar liderada por Moscú de estados ex-soviéticos. Paramilitares rusos han entrado ahora a Kazakhstán, lo cual revive las memorias de un país que una vez fue gobernado por los soviéticos.

¿Cómo comenzaron las protestas?

La agitación comenzó después de que el gobierno de Kazakhstán anunciara que podría levantar los controles de los precios del gas licuado de petróleo, el cual es el combustible más usado por la mayoría de autos de Kazakhstán. Al dejar que el mercado dicte los precios del gas licuado se han incrementado los montos que los kazajos pagan por el combustible en un 100% durante el periodo del Año Nuevo. El impacto fue especialmente agudo en la provincia occidental de Mangystau, donde a pesar de que la población vive en un país rico en petróleo y gas, los estándares de vida son bajos. Los salarios mensuales totalizan en promedio unos pocos cientos de dólares, y los incrementos en los precios de una necesidad básica como el gas son dolorosos para la población.

Kazakhstán, un país de casi 20 millones de habitantes y de cerca cuatro veces el tamaño de Texas, siendo el segundo productor más grande de entre los países en ex-soviéticos de la alianza OPEC+, siempre ha estado operando bajo un sistema de gobierno autoritario. Después de tomar la presidencia en el 2019, Tokayev se comprometió a hacer reformas políticas y económicas- pero los críticos y un analista político del país afirman que estas todavía son una esperanza lejana.

Las protestas que comenzaron contra el levantamiento de los controles de los precios del gas licuado ahora están tomando un tono mucho más político, con reportes señalando demandas a favor de reformas democráticas.

“Los eslóganes de los manifestantes han ido más allá de objetar contra la reciente desregulación de los precios para los combustibles y ahora se encuentran desafiando al liderazgo del país”, dijo Nick Coleman, un editor senior para el medio de noticias sobre petróleo S&P Global Patts y quien ha pasado varios años viviendo en Kazakhstán. “En este contexto, las preocupaciones no son tan diferentes a aquellas que se dieron en otros estados ex-soviéticos con el paso de los años”.

Las autoridades kazajas no están entendiendo todos estos problemas. De hecho, Tokayev ya acusado a los manifestantes de ser parte un complot terrorista orquestado desde el extranjero, y se ha comprometido a ser tan duro como sea posible frente a las manifestaciones. Algunos medios de comunicación rusos ya han acusado a las naciones occidentales de estar detrás de la agitación.

Kazakshtán, un gigante de las materias primas y la energía

Kazakshtán es el productor de petróleo más grande de Asia Central y tiene las doceavas reservas más grandes de petróleo en el mundo, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía. El campo de petróleo kazajo del Mar Caspio es la quinta reserva de petróleo más grande del mundo. En el 2018, Kazakshtán era el noveno productor de carbón más grande del mundo.

Hasta el año 2015, Kazakshtán era una de las 10 economías más grandes del mundo, y su producto interno bruto per cápita se multiplicó por seis desde el 2002, gracias a sus inversiones en petróleo, gas, carbón y los sectores de metales. Las compañías internacionales más grandes de petróleo, incluyendo Chevron, ExxonMobil y Shell, todas operan en el país, y Chevron en Kazakshtán es el productor privado más grande de petróleo allí.

Kazakshtán es también el hogar de algunos proyectos de infraestructura clave, incluyendo gasoductos que van desde hacia central hasta China. Pero mientras ha habido protestas de solidaridad en algunos campos petroleros, incluyendo el masivo Tengiz -uno de los campos petroleros más profundos y grandes del mundo en el cual Chevrón tiene una gran participación – no hay indicaciones de que la producción allí se haya detenido, según informan los analistas.

“En teoría, las compañías estadounidenses serían las más afectadas por un golpe a la producción de energía de Kazakshtán, ya que los americanos son los productores más importantes del país”, dijo Matt Orr, un analista de inteligencia de riesgo de Eurasia para la firma RANE.

En el 2019, los productores de petróleo estadounidenses contaron por aproximadamente el 30% del petróleo extraído de Kazakshtán, en comparación con solo el 17% producido por las compañías chinas y solo el 3% por la firma rusa Lukoil, dijo Orr.

Mientras que el hecho de que los trabajadores petroleros estén tomando parte de las manifestaciones y protestas “podría no ser esencial para mantener la producción, todavía no es claro por cuánto tiempo la producción puede verse ininterrumpida en medio de la posibilidad de que más trabajadores se unan a las marchas”, añadió Orr, “particularmente si las protestas se prolongan a la semana siguiente y después de esta”.

Con información de CNBC.

LO MÁS POPULAR

Arriba