Análisis

La fuerte recuperación del mercado laboral de EE.UU. disipa los miedos sobre la inflación

El mercado laboral de Estados Unidos muestra fuertes signos de recuperación

Joe Biden ha buscado crear un relato de fuertes ganancias en el mercado laboral para el mes de junio como un veredicto positivo sobre sus políticas económicas, afirmando que el debate sobre por qué el empleo no había rebotado a pesar del robusto crecimiento económico de Estados Unidos es uno que ahora está terminado.

El departamento del empleo dijo este viernes de 850.000 nuevos empleos fueron creados en junio, muy por encima de las expectativas de los economistas y sobrepasando la tendencia alcista del mes de mayo que vio ganancias en el mercado laboral de 583000 empleos y el inesperadamente débil ascenso del empleo en abril, mes en el que se añadieron únicamente 278.000 empleos.

Los decepcionantes niveles de contratación durante los meses de abril y mayo impulsaron y fuerte debate bipartidista sobre el programa de estimulo de Joe Biden, ya que los republicanos argumentaban que los extremadamente generosos beneficios de desempleo estaban incentivando a los trabajadores a mantenerse por fuera del mercado laboral.

El debate sobre los beneficios laborales continúa

Docenas de estados gobernados por republicanos cortaron los beneficios a los desempleados argumentando que esto forzaría a los trabajadores de vuelta al mercado laboral, debido a que muchos sectores de la economía estaban teniendo grandes dificultades para encontrar nuevos empleados.

Pero Biden dijo este viernes que los fuertes resultados en las nóminas de las compañías, las cuales incluían unas ganancias del 0.3% de aumento en el salario por horas desde mayo, eran la prueba de que la contratación y los salarios estaban ambos al alza. Sobre una base anualizada, las ganancias salariales se han incrementado en un 3.6 por ciento.

“La fuerza de nuestra recuperación está ayudándonos a dar vuelta a la historia”, dijo Biden, después de que las cifras sobre el empleo fueron publicadas. “En vez de que los trabajadores estén compitiendo entre sí por los empleos que son escasos, los empleadores están compitiendo entre ellos para atraer a los trabajadores”.

Pero los republicanos permanecen escépticos frente a esta perspectiva. Kevin Brady, el republicano de más alto rango en el comité fiscal de la Cámara de Representantes insistió en que los “trabajadores todavía están por fuera del mercado”, y argumentó que los precios están subiendo más rápidamente que los salarios.

Aún así los analistas han expresado optimismo sobre estas cifras, afirmando que las ganancias en los empleos y en los salarios estaban más en línea con lo que sería el prospecto de una fuerte recuperación – a diferencia de las cifras de abril, las cuales tomaron a muchos por sorpresa.

Un reporte sólido

“Se trata de un reporte sólido, uno que tú esperarías cuando ves que la economía se está reabriendo a un paso más acelerado”, dijo Lee Ferridge, director de macro estrategia para América del Norte en State Street Global Markets.

Los mercados de valores estadounidenses vieron una racha alcista luego de la publicación de los datos, con el índice S&P 500 cerrando 0.8 por ciento al alza y rompiendo un nuevo récord. El mercado de bonos señaló su aprobación, con los rendimientos de diez años del Tesoro más bajos como los inversores mostraban menos miedo sobre la inflación.

A pesar del incremento en las nóminas, el más grande en 10 meses, la tasa de desempleo fue hacia arriba ligeramente, llegando al 5.9% desde el 5.8 por ciento del mes anterior.

El reporte de junio llega en un momento crítico para la economía estadounidense. La relajación de las restricciones contra el virus y los generosos programas de estímulo del gobierno han alimentado un robusto rebote en el crecimiento económico para este año. Los precios a los consumidores han estado al alza y las restricciones a las cadenas de suministro han impedido a algunos negocios el poder cumplir con la fuerte demanda del público.

La escasez en el mercado laboral también ha golpeado fuertemente a los empleadores. Mientras que algunos negocios culpan a los beneficios de la administración Biden para los desempleados durante la recuperación, también ha habido evidencia de que la necesidad del cuidado de los niños así como los miedos de enfermar de Covid19 han disuadido a algunas personas de regresar a la fuerza laboral.

Las compañías ofrecen más beneficios laborales

Las compañías han empezado a elevar los salarios y a ofrecer nuevos beneficios con el fin de lograr nuevas contrataciones. El reporte del viernes sugiere que estas nuevas medidas se han balanceado con las restricciones anteriores dentro del mercado y han logrado que las empresas sean capaces de hacer más contrataciones.

Las contrataciones en los sectores del entretenimiento y la hotelería fueron particularmente fuertes, con 343.000 empleos creados durante este mes. Las ganancias promedio en los salarios de estos sectores subieron en promedio un 2.3 por ciento en una base mensual para los trabajadores que se encuentran en posiciones de base. La venta al menudeo también ha visto una contratación más acelerada, con 67.000 nuevos empleos creados durante el mes. Otros sectores incluyendo la educación privada y pública así como los servicios profesionales y de negocios han visto también mejoras durante el mes de junio.

La construcción fue uno de los sectores sorpresivamente débiles durante el mes pasado, según dijo Thomas Simons, un economista de Jefferies, especialmente cuando se ha producido un boom en el mercado inmobiliario estadounidense. El número de empleos dentro de este sector cayó en 7000 durante el tercer mes consecutivo de declive en la contratación. Simons atribuyó la caída en los empleos del sector de la construcción a la escasa disponibilidad de los trabajadores que enfrenta actualmente el país.

Aún hay un alto nivel de desempleo

La tasa de participación de la fuerza laboral, un índice que rastrea el número de estadounidenses que se encuentran bien sea buscando trabajo o empleados, se mantuvo constante durante el mes de junio en el 61.6 por ciento. Esta tasa ha permanecido estancada por debajo del 62 por ciento desde el año pasado.

“Esto reafirma la narrativa de que hay todo un bloque de trabajadores que no han re-entrado a la fuerza laboral durante este verano, dijo Ferridge.

La Reserva Federal podría terminar, o descontinuar, su programa de estimulo

El reporte de un mercado laboral fuerte ha ayudado a impulsar la narrativa hecha por la Reserva Federal y un conjunto de funcionarios de la banca central que afirman que es momento de considerar retirar el apoyo monetario ya que la economía ha hecho un progreso sustancial al lograr el objetivo de inflación de 2 por ciento anual y en el logro del pleno empleo. Este ha sido durante mucho tiempo el umbral de la Reserva Federal para retirar el programa de compras de bonos mensual de un valor de 120.000 millones de dólares.

A pesar de las ganancias del mes de junio, la tasa de desempleo de Estados Unidos permanece por encima de sus niveles prepandémicos. Más de 9 millones de personas están todavía desempleadas, en comparación con los 5.7 millones de personas que estaban desempleadas en febrero de 2020.

Con información del Financial Times.

LO MÁS POPULAR

Arriba