Millonarios

¿Quién es Charlie Munger y cuánta es su fortuna?

Charlie Munger

Charles Thomas Munger, más conocido como Charlie Munger, es un multimillonario estadounidense, inversor, hombre de negocios y ex-abogado en el sector de los bienes raíces. Él es el vicepresidente de Berkshire Hathaway, el conglomerado controlado por Warren Buffett; Buffett ha descrito a Munger como su socio más cercano y su mano derecha. Munger ha trabajado como vicepresidente de Wesco Financial Corporation desde 1984 hasta el 2011. Él es también el presidente de Daily Journal Corporation, un periódico con sede en los Ángeles, California y es el director de Costco Wholesale Corporation.

Primeros años

Charlie Munger nación el 1 de enero de 1924 en Omaha, Nebraska. Cuando era adolescente, él trabajo en Buffett &Son, una tienda de abarrotes que era propiedad del abuelo de Warren Buffett. Su padre, Alfred Case Munger, era un abogado. Su abuelo fue Thomas Charles Munger, un juez de una corte distrital y un representante estatal en el Capitolio de los Estados Unidos.

Munger se inscribió en la Universidad de Michigan, donde el estudió Matemáticas. Durante su tiempo en la Universidad, se unió a la fraternidad Sigma Phi Society. A principios de 1943, unos cuantos días después de su cumpleaños número 19, él se retiró de la universidad para servir en las fuerzas aéreas del Ejército de los Estados Unidos, donde él llegó a ser teniente segundo. Después de recibir una alta calificación en la Evaluación General de Clasificación del Ejército, se le ordenó que estudiara meteorología en Calthec en Pasadena, California, la ciudad en la cual él establecería su residencia definitiva.

Por medio de la ley GI, Munger tomó un número de cursos diversos a través de múltiples universidades. Cuando él aplicó a la universidad de su padre, La Escuela de Leyes de Harvard, el decano de admisiones lo rechazó porque Munger no había completado un grado universitario. Sin embargo, el decano cedió después de una llamada de Roscoe Pound, un ex-decano de la Escuela de Leyes de Harvard y un amigo de la familia Munger. Munger tuvo resultados excelentes en la Escuela de Leyes, graduándose con honores con un grado de “Doctor en Leyes” en 1948. En la Universidad de Harvard, Munger fue miembro de la Oficina Legal de Ayuda.

Tanto en el ejército como en la Universidad, Munger desarrolló una “importante habilidad”: jugar cartas. “Lo que tienes que aprender es a retirarte temprano cuando las probabilidades están en tu contra, o si tienes una gran ventaja, apuesta fuerte porque no obtienes una gran ventaja a menudo. La oportunidad llega, pero no es frecuente, así que aprovéchala cuando llegue”.

La carrera de Charlie Munger en el mundo de las inversiones

Charlie Munger se mudó con su familia a California, donde él se unió a la firma de abogados Wright & Garrett (Después conocida como Musick, Peeler & Garrett). En 1962, él fundó y trabajo como abogado en el sector de bienes raíces en la firma Munger, Tolles & Olson LLP. Después de eso, él renunció a la práctica de leyes para concentrarse en la administración de inversiones y después se asoció con Otis Booth, un desarrollador de bienes raíces. Más adelante se asoció con Jack Wheeler para formar Wheeler, Munger & Company, una firma de inversiones con un asiento en el exchange Pacific Coast Stock. En 1974, Munger terminó con la firma Wheeler, Munger & Co, después de pérdidas del 32% en 1973 y del 31% en 1974.

Aunque Munger es altamente conocido por su asociación con el multimillonario Warren Buffett, el dirigió una sociedad de inversión por su propia cuenta de 1962 a 1975. De acuerdo a un ensayo de Buffett “Los superinversores de Graham and Doddsville” publicado en 1984, la sociedad de inversiones de Munger generó retornos de un interés compuesto anual del 19.8% durante el periodo de 1962 a 1975en comparación con una apreciación de apenas el 5% anual del Dow Jones para el mismo periodo.

Warren Buffett y Charlie Munger.

Munger fue previamente el presidente de Wesco Financial Corporation, ahora una compañía completamente incluida como subsidiaria de Berkshire Hathaway. Esta empresa comenzó como una asociación de créditos y ahorros, pero eventualmente creció hastaw controlar Precision Steel Corp, CORT Furniture Leasing, Kansas Bankers Surety Company y otros emprendimientos. Wesco Financial también mantuvo un portafolio concentrado de acciones de más de 1.500 millones de dólares en compañías tales como Coca-Cola, Wells Fargo, Procter & Gamble, Kraft Foods, US Bancorp, y Goldman Sachs. Charlie Munger cree que mantener la propiedad de un concentrado número de acciones que él conoce extremadamente bien, le producirán retornos superiores sobre su inversión en el largo plazo.

Wesco tiene su sede en Pasadena, California, la ciudad que Munger escogió como su hogar. Pasadena también es el sitio para la reunión anual de accionistas de la firma, las cuales típicamente son celebradas los miércoles y los jueves después de la reunión más famosa y concurrida de accionistas de Berkshire Hathaway. Las reuniones de Munger han sido casi tan legendarias en la comunidad de inversores como las que él copreside con Warrren Buffett en Omaha. Tales reuniones son frecuentemente superficiales, pero Munger interactúa con los otros accionistas de Wesco Financial por un considerable periodo de tiempo, algunas veces hasta especulando lo que Benjamin Franklin hubiera hecho en una determinada situación. Las minutas de las reuniones han sido publicadas en el sitio web de Futile Finance?, pero no existen actualizaciones de las mismas más allá del 2011.

Charlie Munger es también el presidente de Daily Journal Corporation. Desde que las reuniones de Wesco terminaron, las reuniones anuales del Daily Journal han crecido en importancia, ya que los inversores asisten en masa para escucharlo por largos periodos de tiempo.

¿Cuál es la filosofía de inversión de Charlie Munger?

Sabiduría elemental y mundana

Berkshire Hathaway, la compañía en la que Charlie Munger es vicepresidente.

En múltiples discursos, y en el libro El Almanaque del Pobre Charlie: El ingenio y la sabiduría de Charles T. Munger, “la sabiduría mundana” consiste en un conjunto de modelos mentales estructurados como un entretejido para ayudar a resolver problemas críticos de negocios. Esto de acuerdo a lo que el propio Munger ha expresado sobre el concepto.

Munger, al tiempo que Buffett, es una de las principales inspiraciones detrás del libro Buscando Sabiduría: Desde Darwin a Munger. El autor Peter Bevelin ha explicado sus aprendizajes clave tanto de Munger como de Buffett en una entrevista del 2007 titulada: “Cómo pensar acerca de los negocios y la inversión, cómo comportarse en la vida, la importancia de la ética y la honestidad, cómo enfrentarse a los problemas, y lo más importante, cómo reducir la oportunidad de tener problemas”. Bevelin declaró que previamente, él “carecía de la habilidad de Munger para desaprender mis ideas más amadas”.

Munger declara que los estándares éticos altos son integrales a su filosofía, en la reunión anual de inversores de Wesco Financial Corporation, dijo, “Los buenos negocios son negocios éticos. Un modelo de negocios que depende de las acciones truculentas están condenado al fracaso”. Durante una entrevista y sesión de preguntas y respuestas en la Escuela Westlake de Harvard en enero 19 de 2010, Charlie Munger se refirió al filósofo americano Charles Frankel en una discusión sobre la crisis financiera de 2008 y a la filosofía de la responsabilidad. Munger explicó lo que Frankel creía de la siguiente manera:

“El sistema es responsable en proporción al grado en el que las personas que toman las decisiones son las que asumen las responsabilidades. De manera que según Charlie Frankel, tú no tienes que crear un sistema de créditos donde todas las personas que toman las decisiones prontamente arrojan las consecuencias sobre alguien más por medio de mentiras y tonterías, y luego ellos no asumen las responsabilidades correspondientes, sean buenas o malas. Para Frankel, eso es amoral, eso es un sistema irresponsable”.

El efecto Lollapalooza según Charlie Munger

Munger usa el término “efecto Lollapalooza” para múltiples prejuicios, tendencias y modelos mentales que actúan de forma compuesta uno sobre otro al mismo tiempo y en la misma dirección. Con el efecto Lollapalooza, este un modelo mental por sí mismo, el resultado es frecuentemente extremo, debido a la confluencia de modelos mentales, prejuicios o tendencias que actúan juntas, incrementando de gran manera la probabilidad de la irracionalidad actuante.

Durante una conversación en Harvard en 1995 titulada La psicología de los malos juicios humanos, Munger menciona las fiestas de Tupperware y abiertamente crítica las subastas, donde explica que “tres, cuatro o cinco de estas cosas trabajan juntas y convierten los cerebros humanos en un lodazal”, con lo cual quería significar que las personas normales serán altamente propensas a sucumbir a múltiples tendencias irracionales actuando en la misma dirección. En una fiesta de Tupperware, tú obtienes reciprocidad, consistencia y una tendencia al compromiso, y a la prueba social. (Los anfitriones dan la fiesta y la tendencia es recíproca; tú dices que te gustan ciertos productos durante la fiesta, de manera que tus compras serán consistentes con las posiciones o puntos de vista con los que estás previamente comprometido, otras personas están comprando, lo cual es una prueba social). En una subasta a grito abierto, está la prueba social de otras personas que están ofertando, la tendencia de reciprocidad, el compromiso a comprar el ítem, y la privación del síndrome de super-reacción, por ejemplo del sentimiento de pérdida. El último es el sentido de pérdida en el que una persona cree que debería estar. Estos prejuicios y patrones mentales ocurren de manera frecuente, ya sea de forma consciente o inconsciente, y tanto a una escala macroeconómica como microeconómica.

En definitiva, el efecto Lollapalooza nos recuerda cuán vulnerables somos los seres humanos a la presión de grupo y por qué debemos ser cautos cuando tomamos decisiones en medio de eventos masivos, tales como las fiestas de compañías de venta directa, las subastas o en medio de las negociaciones del mercado bursátil.

Principio de inversión

Munger es famoso por esta cita: “Todo lo que quiero saber es donde voy a morir, de manera que yo nunca vaya allí”. Esta forma de pensar tiene su inspiración en el matemático alemán Carl Jacobi, quien frecuentemente solucionaba problemas siguiendo unas simple estrategia: man muss immer umkehren ( o traducida libremente, “invierte, siempre invierte”).

“Jacobi sabía que está en la naturaleza de las cosas que muchos problemas difíciles son solucionados mucho mejor cuando ellos son enfrentados en retrospectiva”, aconseja Munger. “De hecho, muchos problemas no pueden ser solucionados desde una perspectiva que mira hacia adelante”.

Críticas de Charlie Munger a las criptomonedas y al bróker de inversiones Robinhood

Munger ha sido un crítico feroz de las criptomonedas, refiriéndose al Bitcoin en particular como “un veneno nocivo”. Munger también ha comparado al bróker de inversiones minoristas Robinhood con las apuestas, diciendo que su éxito es debido a “personas que saben cómo tomar esencialmente ventaja de los instintos de apuestas de las personas, no solamente del público americano, sino del público de todo el mundo”, y explicó aún más porque él piensa que las inversiones individuales, sin comisiones, son equivalentes a las apuestas. “Si tu puedes mover las fichas del juego por primera vez y de dicen que puedes hacer 30, 40 o hasta 50 transacciones al día, sin que se te cobre ninguna comisión, es posible que el flujo de información de tus operaciones o el flujo de tus pedidos se estén vendiendo a cualquiera de allá afuera en el mercado. Espero que no tengamos más de esto en el futuro”.

El estilo de inversión de Charlie Munger

Charlie Munger ha desarrollado su propio estilo de inversión a lo largo de los años, y en lugar de enfocarse en la tradicional estrategia de inversión de valor, ha estructurado una filosofía de inversión que privilegia la calidad de los activos. En lugar de buscar inversiones altamente infravaloradas, Munger privilegia la búsqueda de activos de valor-calidad. Durante 1965 él convenció al multimillonario Warren Buffett para que adoptara el mismo estilo de inversión.

De hecho, fue Charlie Munger quien animó a Warren Buffett a realizar una de las más famosas adquisiciones de Berkshire Hathaway: Dulces See’s.

See’s era un fabricante minorista de chocolates legendario de la costa oeste. Para ese entonces ganaba 4 millones de dólares anuales antes de impuestos mientras utilizaba solamente 8 millones de dólares en activos tangibles netos. Además del saldo en activos tangibles, See’s tenía un activo enorme que no aparecía en su hoja de balances: Una amplia y durable ventaja competitiva que le otorgaba un poder significativo para fijar precios.

Al principio Buffett se mostró indeciso y reacio a pagar más de lo que indicaban los libros de contabilidad, porque estaba influenciado por la escuela de la inversión de valor. Sin embargo, Munger fue enfático en que era una buena idea hacer el acuerdo.

Resultó que el acuerdo fue tremendamente exitoso, produciendo más de 1000 millones de dólares en ganancias antes de impuestos, un retorno sobre la inversión de más del 4000%.

Incluso aunque Munger fue influyente en las decisiones de inversión de Buffett en un inicio, él continuó administrando su propia sociedad de inversiones hasta finales de la década de los setenta. Su estilo en ese momento era buscar oportunidades de arbitraje y buscar acciones en descuento en el mercado.

A finales de la década de los noventa y principios de los 2000, la perspectiva de calidad sobre valor de Munger comenzó a brillar realmente y a ser alabada en los escritos de Warren Buffett. Por ejemplo en un discurso de Charlie Munger titulado “Una lección elemental en relación con la gestión de inversiones y de los negocios” de 1995, Buffett afirmó lo siguiente:

“Realmente hemos ganado dinero con negocios de alta calidad. En algunos caso hemos comprado negocios enteros, y en algunos casos terminamos comprando un gran bloque de acciones. Pero cuando se analiza lo sucedido, hemos ganado mucho dinero en empresas de alta calidad y la mayoría de las otras empresas que han hecho mucho dinero, lo han hecho en negocios de alta calidad.

Al largo plazo, es difícil que una buena acción tenga una rentabilidad mucho mejor que el negocio subyacente. Si la empresa gana 6% sobre el capital durante 40 años, no va a hacer mucha diferencia respecto a ese 6% de ganancias, incluso si uno compra las acciones originalmente con un gran descuento. De modo contrario, si una empresa gana el 18% sobre el capital durante 20 o 30 años, incluso si uno paga un precio muy caro, uno terminará obteniendo un muy buen resultado.

El truco es conseguir los mejores negocios, y eso implica todas estas ventajas de escala que podríamos considerar como efectos de momentum.

¿Cómo se ingresa a estas grandes empresas? Un método es lo que yo llamaría el método de encontrar los negocios cuando son pequeños. Por ejemplo, comprando Walt-Mart cuando Sam Walton llevó la empresa al mercado público, y así. Muchas personas intentan hacer esto y es una apuesta muy arriesgada y engañosa. Pero si yo fuera un hombre joven, en realidad haría este tipo de apuestas.”

Fortuna y actividades filantrópicas

Para el mes de enero de 2021, Charlie Munger tenía una riqueza estimada de 1900 millones de dólares según la revista Forbes.

Munger es uno de los grandes benefactores de la Universidad de Mighigan, ha donado 3 millones de dólares a la Escuela de Leyes de la Universidad de Michigan para mejoramientos en los alumbrados y la iluminación en el salón Hutchins y en el edificio de investigación legal William W. Cook, incluyendo la renombrada sala de lectura. En el 2011, Munger hizo otra donación a la escuela de leyes, contribuyendo con 20 millones de dólares para la renovación del complejo residencial del Club de Abogados, el cual cubrirá la mayoría de los costos estimados en 39 millones de dólares. La parte renovada del complejo del club de abogados fue nombrada Charles T. Munger Residences en honor de Munger.

En 1997, los Munger donaron 1.8 millones de dólares a la Escuela Marlborough en Los Ángeles, de la cual Nancy Munger fue alumna. La pareja también donó a la Escuela Politécnica de Pasadena y a Los Ángeles YMCA.

En diciembre 28 de 2011, Munger donó 10 acciones clase A de Berkshire Hathaway (actualmente valoradas en 422.214 dólares por acción o 4.22 millones de dólares en total) a la Universidad de Michigan.

Munger y su difunta esposa Mancy B Munger han sido los más grandes beneficiarios de la Universidad de Stanford. Nancy Munger fue una alumna allí también (graduada en 1972). Ambas, Nancy y Wendy Munger sirvieron como miembros de la junta de directores de la Universidad de Stanford. En 2004, los Munger donaron 500 acciones clase A de Berkshire Hathaway, valoradas en 43,5 millones de dólares a La Universidad de Stanford para construir un complejo residencial para estudiantes graduados.

Charlie Munger no ha firmando el compromiso de donaciones de The Giving Pledge, el cual fue iniciado por su socio Warren Buffett y por el codirector Bill Gates, y ha declarado que él “no puede hacerlo”, porque él ya ha transferido mucho de esta riqueza a sus hijos, tanto que incluso él ya ha dejado de cumplir algunos de sus compromisos con ellos”.

Esfuerzos en el campo de la arquitectura y controversias

Aunque Charlie Munger no tiene entrenamiento oficial en el campo de la arquitectura, él ha contribuido fuertemente a numerosos diseños de construcción, incluyendo los de los dormitorios estudiantiles de la Universidad de Stanford y la Universidad de Michigan – así como al diseño de su actual casa. Él ha donado a varias universidades con la condición previa de que estas sigan exactamente sus modelos de diseños. En cada caso, Munger promueve conceptos arquitectónicos clave de su propia iniciativa, y también cede responsabilidad arquitectónica a una firma de arquitectos licenciados, por ejemplo a Hartman Cox Arquitectos en el caso de los dormitorios de la Universidad de Michigan, y a la firma VTBS para el salón residencial de la Universidad de Santa Barbara.

El 18 de abril de 2013, la Universidad de Michigan anunció la donación más grande recibida en tota su historia, de 110 millones dólares por parte de Charlie Munger para financiar una nueva residencia diseñada para impulsar a los estudiantes de la comunidad, donde los estudiantes graduados de múltiples disciplinas pueden vivir e intercambiar ideas. La donación incluía 10 millones de dólares para becas estudiantiles. Munger diseñó la residencia, en la cual había 600 habitaciones de baños, de los cuales la mayoría fueron diseñados para no tener ventanas.

La Residencia de Graduados Munger, financiada y diseñada por Munger mismo, abrió a finales del 2007 y ahora alberga a 600 estudiantes de leyes. La familia Munger también ha hecho una donación importante a la Biblioteca Verde de Stanford para financiar la reconstrucción del Ala Bing, así como para la construcción de una rotonda en el segundo piso de la biblioteca, y otorgó la cátedra Munger en profesionalismo en los negocios a la Escuela de Leyes de la Universidad de Stanford.

Charlie Munger también ha sido uno de los directores de la Escuela Harvard-Westlake en Los Ángeles por más de 40 años, y a servido previamente como presidente de la junta de directores. Sus cinco hijos y yernos,a sí como al menos un nieto suyo se han graduado de la preparatoria en esta escuela. Munger ha donado a esta escuela ocho acciones clase A de Berskshire Hathaway, valoradas en más de 800.000 dólares. En 2006, Munger donó 100 acciones clase A de Berkshire Hathaway, entonces valoradas en 9.2 millones de dólares, a la escuela para una campaña de construcción en el campo de este colegio. Los Munger habían hecho previamente una donación de 13 millones de dólares el Centro de Ciencias del campus de preparatoria, para un salón de historia de dos aulas y la construcción de un laboratorio, el cual se abrió en 1995 y ha sido descrito como “uno de los sueños de ciencia de los profesores”. El diseño del Centro de Ciencia fue sustancialmente influenciado por Charlie Munger.

En octubre de 2014, Charlie Munger anunció que donaría 65 millones de dólares al Instituto Kavli de Física Teórica en la Universidad de California en Santa Barbara. Esta es la donación más grande en la historia de esta universidad. La donación se dirigió a la construcción de un complejo residencial diseñado por Munger para los visitantes del Instituto Kavli en un esfuerzo por unir a los físicos para el intercambio de ideas académicas, como el mismo Munger lo expuso: “para que hablen unos con otros, para que creen nuevas cosas, para que crucen ideas de interés”.

Vida personal de Charlie Munger

En 1945, mientras Munger estaba estudiando en Caltech, conoció a Nancy Huggins, la hija de Frederick R. Huggins y Edith M. Huggins, y se casó con ella. Ella era originaria de Pasadena y había sido compañera de habitación de la hermana de Munger en el Scripops College. Munger y Nancy Huggins tuvieron tres hijos: Wendy Munger, una exabogada corporativa, directora en la Universidad de Stanford, y parte de la junta de directores de la Biblioteca Huntington, Molly Munger (una abogada de derechos civiles y fundadora de una iniciativa de votación para incrementar los impuestos en California para financiar la educación pública, y Teddy Munger, quien falleció de leucemia a la edad de 9 años).

Después del divorcio de Munger, él se casó de nuevo en un par de años. De su segundo matrimonio con Nancy Barry, la hija de David Noble Barry Jr y Emile Henever Barry, él tuvo cuatro hijos: el físico y activista republicano Charles T. Munger Jr, Emilie Munger Ogden, Barry A. Munger y Phillip R Munger y dos hijastros: William Harold Borthwick y David Bortchwick.

El 22 de julio de 2002, la primera esposa de Munger, Nancy Huggins Freeman, falleció de cáncer a la edad de 76 años. Y el 6 de febrero de 2010, su segunda esposa, Nancy Barry Munger falleció por causas naturales en su casa a la edad de 86 años.

En sus años cincuenta, después de una cirugía fallida de cataratas que le dejó su ojo izquierdo ciego, Munger tuvo que someterse a una operación para remover este ojo debido al severo dolor que tenía. Cuando los doctores le dijeron que él había desarrollado una condición que podría causar que su ojo sano se llenara de sangre y perder la vista allí también, Munger comenzó a tomar lecciones de braille. Su condición visual ha mejorado desde entonces y él todavía conserva la visión en su ojo derecho.

Ideas políticas de Charlie Munger

Munger es republicano y ha provisto opiniones sobre un número variado de temas políticos, incluidas las políticas de la administración Trump. Él mismo señala que no es un “republicano normalö, por ejemplo, él defiende un sistema de salud universal como un medio para arreglar el sistema de salud de los Estados Unidos, “creo que deberíamos tener un sistema de salud de un solo pagador eventualmente”, dijo él refiriéndose a la necesidad de un sistema de salud plenamente financiado por el estado. Munger repetió estos sentimientos en otra entrevista, alabando el sistema de salud de Singapur de un sólo pagador, en contraste con el “sistema enfermo” de Estados Unidos, el cual es una “desgracia nacional”.

Con información de Value Walk.

LO MÁS POPULAR

Arriba