Economía Global

¿Cómo se preparan los grandes inversionistas en Wall Street y en Europa ante una eventual guerra en Ucrania?

Rusia

Ha sido una semana volátil para los mercados globales de acciones, con el Promedio Industrial Dow Jones sufriendo su peor día del año este jueves, en la medida en que los inversores continuaban esperando mayores noticias sobre las actuales tensiones entre Rusia y Ucrania.

Dirigiéndose al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas este jueves, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken hizo un llamado urgente contra la invasión de Ucrania por parte de Rusia, después de que los líderes occidentales descartaron las reclamaciones del Kremlin de que estaba retirando sus tropas de Ucrania y luego de que Ucrania acusara a los separatistas pro-rusos de bombardear una villa de civiles.

Las presiones sobre las partes en conflicto parecen haberse suavizado este viernes en la mañana, con la esperanza de que una reunión entre Blinken y el Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergey Lavrov se podrían reunir la próxima semana para intentar encontrar una solución diplomática al actual estancamiento.

Pero muchas cosas permanecen aún en juego, con los líderes occidentales y la OTAN alertando contra creer en cualquier cosa que diga Putin y con el presidente Joe Biden alertando que Rusia podría estar preparando una operación de “falsa bandera”.

Una operación de falsa bandera es cuando un país organiza un ataque contra sus propios intereses y los bienes de su propio territorio con el fin de tener una excusa para orquestar un ataque contra sus enemigos. Algunos han sugerido que Rusia podría llevar a cabo ataques militares contra su propio territorio, incluso bombardeos y luego acusar a Occidente o a Ucrania de estar
detrás de tales ataques con el fin de justificar luego una intervención militar en Ucrania.

Muchos activos y valores a lo largo de todos los espectros económicos han sido afectados por las actuales tensiones geopolíticas, incluyendo en petróleo y el gas natural, el trigo, el precio del rublo ruso e incluso refugios seguros como el oro, los bonos gubernamentales, el yen japonés y el franco suizo.

Philipp Lissibach, estratega global jefe de Credit Suisse, le dijo a CNBC a principios de esta semana que cualquier des-escalación confirmada del conflicto podría darle un impulso a los activos de riesgo después de un periodo de alta incertidumbre y volatilidad.

“Si nosotros tenemos, digamos, una resolución en términos de los temas geopolíticos que actualmente enfrentamos, yo podría imaginar que la economía global podría tener un respiro, los elementos riesgosos del mercado pueden ciertamente recuperarse, el nivel de lo cíclico y el valor de mercado probablemente se desempeñarían bien, así como las acciones europeas que particularmente han estado bajo presión, nosotros asumimos que ellas podrían continuar su desempeño positivo, de manera que nosotros ciertamente miraríamos en ese ángulo específicamente.

Los refugios geopolíticos que todos buscarán

Dado el vasto conjunto de posibles consecuencias del actual estancamiento en Ucrania, los inversores han sido temerosos al momento de establecer un posible escenario para sus apuestas, optando así por portafolios cuidadosamente diseñados para protegerse y mitigar los riesgos potenciales de una invasión rusa en Ucrania, mientras que al mismo tiempo capturan algo de ganancias al alza en el evento de un des-escalamiento del conflicto.

“Nosotros raramente buscaríamos posicionarnos para un riesgo geopolítico material, dado que esto es opaco y por lo tanto algo difícil de predecir. Dicho esto, nosotros tenemos algunos refugios geopolíticos generales en nuestro portafolio, principalmente oro, y dependiendo de la fuente de riesgo, alguna exposición al petróleo, así como, por supuesto, algunos bonos del gobierno, aunque con una duración reducida”, dijo Anthony Rayner, administrador multiactivos en Premier Miton investors.

Bhanu Baweja, estratega jefe en UBS Invesment Bank, argumentó a principios de esta semana que fuera de los activos de energía y los valores rusos, los mercados no se encuentran realmente depreciados por causa del gran nivel de riesgo actual.

“Hemos visto algunas acciones venirse abajo un poco, pero si tú miras a los consumibles durables- porque este es un sector o subsector que definitivamente podría ser impactado por un crecimiento económico más débil y una inflación más alta- en Europa ese sector ha tenido resultados mucho mejores que los que ha tenido en Estados Unidos.”.

Baweja añadió que los bonos de deuda de alto rendimiento de Estados Unidos están también teniendo un menor desempeño que los de Europa, mientras que el euro se ha mantenido relativamente estable.

Los mercados están siguiendo “el libro de reglas del 2014”, añadió Baweja, cuando Rusia primero invadió Crimea así como la subsecuente imposición de sanciones a Rusia a lo largo del verano.

“A lo largo de ese periodo lo que realmente sucedió fue que algunas partes del mercado de divisas de la Unión Europea realmente fueron impactadas, el petróleo subió un poco en la primera iteración, y luego se vino abajo en la segunda, aunque no mucho sucedió con las acciones, de manera que realmente fue un evento bastante localizado”, dijo Baweja a CNBC este jueves.

“Esta vez las cosas parecen ser mucho más serias, pero no creo que los inversores estén dispuestos a cambiar su modo de pensar radicalmente de la noche a la mañana y seguramente querrán buscar algunos refugios, en vez de querer cambiar el núcleo central de su portafolio de inversiones.

Los mercados de divisas son el mejor refugio en este momento

En términos de refugios, Baweja sugirió que con la volatilidad de las acciones y los bonos ya bastante altas debido a la especulación sobre lo que harán los bancos centrales, los inversores deberían buscar en los mercados de intercambio de divisas, donde la volatilidad es todavía relativamente baja.

“Similar a lo que ocurrió en el 2014, yo estaría mirando a los mercados de divisas de Europa Central y Oriental, lugares como el dólar polaco (el zloty), o el dólar checo (koruna), para encontrar refugios”, dijo Baweja.

“Los activos rusos se han movido mucho al tiempo que los precios de la energía, los cuales están presentando un alto nivel de riesgo, lo cual también significa que si la situación empieza a mejorar, entonces tú realmente no deberías verás a las acciones globales experimentando un alivio masivo de eso. Si las cosas mejoran, tú podrías ver los precios de las acciones rusas subir y los de la energía venirse abajo”.

Si la situación escala, Baweja sugirió buscar refugio por medio de los mercados de divisas en vez de comprar acciones defensivas o de favorecer los activos estadounidenses sobre los europeos.

“Si tuviéramos que refugiarnos por medio de las acciones, pienso que el DAX y los bancos europeos son probablemente los mejores refugios”, añadió él.

Mientras que los mercados de acciones en Rusia y alrededor del mundo continúan bastante sensibles a los desarrollos geopolíticos, el rublo ha permanecido relativamente robusto alrededor de las 77 unidades contra el dólar, a pesar de alguna volatilidad.

Luis Costa, director de CEEMEA FX (Mercados de divisas de Europa central y oriental, Medio Oriente y África) y de estrategia de tasas en Citi Group, le dijo a CNBC este jueves que los flujos en el rublo serán probablemente los activos más resilientes en Rusia, con los precios del gas y la energía apuntando a un fuerte superávit de cuenta corriente para Rusia.

“Y no olvidemos que Rusia solía comprar divisas, ellos solían comprar dólares como un derivado en la ley fiscal, y ellos pararon de comprar dólares hace más o menos un mes con el fin de estimular su moneda”, dijo Costa.

“Esto está haciendo que los flujos en el rublo sean más positivos aún para la moneda, de manera que nosotros pensamos que – en todo el conjunto de activos de riesgo del rublo, del riesgo de Rusia, del crédito, de las tasas, los bonos y las divisas- las divisas continuarán siendo la parte más resiliente de los activos aquí”.

Con información de CNBC.

LO MÁS POPULAR

Arriba