Mastodon Biden anuncia más ventas de la Reserva Estratégica de Petróleo con el fin de reducir los precios del crudo
Economía Global

Biden anuncia más ventas de la Reserva Estratégica de Petróleo con el fin de reducir los precios del crudo

Reserva Estratégica Nacional de Petróleo

El presidente Joe Biden ha ordenado a sus funcionarios preparar más emisiones de la Reserva Estratégica de Petróleo de los Estados Unidos al tiempo que ha aprobado la venta de unos 15 millones de barriles de petróleo adicionales en diciembre y ha puesto en marcha un plan para reabastecer la decreciente reserva de emergencia. 

Funcionarios de alto rango dijeron este martes en la noche que Biden podría hacer anuncios el miércoles durante un discurso sobre sus esfuerzos para aplacar los precios de los combustibles, los cuales han sido la principal preocupación de los demócratas antes de las elecciones de medio término del próximo mes. 

Después de una fuerte caída durante el verano, los precios han vuelto al alza de nuevo en las últimas semanas. A solo unos cuantos centavos por debajo de los 4 dólares por galón, el precio de la gasolina es un 60 por ciento más alto que cuando el presidente Biden asumió el cargo en enero de 2021. 

La venta de 15 millones barriles de petróleo adicionales para el fin de año completa la emisión de 180 millones de barriles comprometida por Biden para inyectar el mercado desde marzo, pero la Casa Blanca también ha dejado la puerta abierta para intervenciones adicionales si los precios de la gasolina continúan subiendo. 

Un funcionario de alto rango de la administración dijo el martes que el presidente se había reunido con sus funcionarios de energía y economía para señalarles que deben estar en “estado de alta alerta y disposición” y prepararse para potenciales ventas de barriles adicionales de petróleo, más allá de los 180 millones si era necesario – una señal para los mercados y para las naciones productoras de petróleo de que Estados Unidos tratará de ponerle un techo al precio del barril de petróleo. 

“Nosotros permanecemos muy capaces, muy vigilantes: si necesitamos enfrentarnos con adicionales desafíos en la oferta, con la disponibilidad, nosotros tendremos oportunidad adicional con la Reserva Estratégica de Petróleo si necesitamos hacer más ventas en el futuro, más allá del periodo de diciembre”, dijo un funcionario de alto rango diferente de la administración. 

El movimiento de Estados Unidos llega después de la decisión de los países del Grupo Opec+, países que incluyen a Arabia Saudi y Rusia, de cortar la producción de petróleo, la cual disparó una respuesta airada de Washington en la medida en que amenaza con la posibilidad de nuevos alzas en los precios en un momento de inflación acelerada. 

La continuación de las emisiones por parte de Estados Unidos – las cuales son parte de una emisión más grande de 180 millones de barriles que han estado en marcha durante meses – está diseñada como un puente hasta que la producción de petróleo en Estados Unidos y otros países repunte, dijeron los funcionarios de la Casa Blanca. 

Pero los analistas han alertado de que el crecimiento en la oferta de Estados Unidos permanece débil, con Wall Street continuando su llamado a los grupos de fracking para usar los beneficios de los altos precios para pagar jugosos dividendos en lugar de lanzar costosas y nuevas campañas de extracción. 

Los analistas del petróleo han dicho que el movimiento de Washington estaba diseñado para enviar una señal sobre las acciones en los precios del petróleo, pero que este podría tener un impacto limitado en los mercados globales de petróleo. 

“Después de la reunión de la Opec y con las elecciones de medio término en mente, el presidente necesita ser visto como si estuviera haciendo algo – y eso parece ser anunciar más emisiones de la Reserva Estratégica de Petróleo, las cuales ya estaban planeadas”, dijo Amrita Sen, directora de investigación en la firma de consultoría Energy Aspects. 

La producción de petróleo en Estados Unidos permanece en un 1 millón de barriles diarios por debajo de sus niveles máximos de 2019. 

La Reserva Estratégica de Petróleo ha emergido como la herramienta primaria usada por la administración Biden durante este año para tratar de enfriar los precios en la medida en que ellos han visto alzas considerables en respuesta a la alta demanda y a los interrupciones de la oferta, incluyendo el impacto de la guerra rusa en Ucrania. En agosto, Biden saludó positivamente la “más rápida caída en los precios del petróleo en más de una década”, siguiendo meses de emisiones de la Reserva Estratégica de Estados Unidos y una venta masiva de petróleo en los mercados. 

Pero la confianza de la administración en la Reserva Estratégica ha tenido fuertes críticas por parte de los republicanos que dicen que esta ha caído a niveles peligrosamente bajos. De acuerdo a las últimas cifras de la Administración de Información sobre Energía, la reserva tenía 409 millones de barriles de crudo durante la primera semana de octubre, su nivel más bajo desde 1984. 

La Casa Blanca también ha anunciado este martes un nuevo mecanismo para reabastecer la reserva con el fin de evitar que sea vaciada, y reasegurar a los productores domésticos que la administración Biden también ha tenido en cuenta un piso para los precios del crudo. 

Se dijo que la reserva estratégica nacional podría comprar petróleo si este cayera entre los 67  y los 72 dólares por barril en transacciones spot, pero que también podría entrar en contratos para comprar con base en su precio prospectivo en el mercado de futuros. El precio del barril de petróleo estadounidense llegó a negociarse en 83 dólares por barril antes del anuncio del martes. 

“Esto envía una señal de que Estados Unidos es un comprador a ese precio, lo cual inyecta demanda en el mercado a ese precio y reduce el riesgo que un número de productores y otros han expresado – y ellos están preocupados de que los precios del petróleo caigan demasiado rápido, que ellos caigan de manera precipitada”, señaló el primer funcionario senior de la administración consultado. “Esto debería dar incluso más confianza a las personas para invertir”. 

Los funcionarios de la Casa Blanca también han señalado que Biden podría llamar a más compañías, de forma forzada, a llevar hacia abajo los precios del petróleo: uno dijo que las compañías petroleras típicamente ganaban 90 centavos de dólar por galón de gasolina, pero que hoy esa cifra era de 1.30 o 1.40 dólares. 

“Les corresponde a las compañías de energía no continuar simplemente tomando ganancias récord por cada galón de gasolina cuando ellas podrían ayudar a llevar los precios a la baja”, el funcionario de la Casa Blanca añadió. 

Con información del Financial Times

LO MÁS POPULAR

Arriba