Conceptos

¿Qué son los neobancos, cómo funcionan y cuáles son sus servicios?

Neobancos

Los neobancos son instituciones financieras que operan solo en línea y que son similares a los bancos. Las ofertas de un neobanco suelen ser limitadas en comparación con las de los bancos tradicionales. A veces estos servicios no son más que una simple cuenta corriente y de ahorros. El modelo de simplicidad de estas instituciones a menudo permite que los clientes de los neobancos disfruten de menos comisiones y tasas de interés superiores al promedio.

Conozca cómo funcionan los neobancos, qué ofrecen y si podrían ser adecuados para usted.

¿Qué es un Neobanco?

Los neobancos son firmas de tecnología financiera o fintech que ofrecen servicios financieros solo por Internet y carecen de sucursales físicas. Los neobancos atraen a los consumidores conocedores de la tecnología a quienes no les importa administrar la mayor parte de su dinero a través de una aplicación móvil.

Los neobancos no integran nueva tecnología únicamente por ser vanguardistas. Al deshacerse de las sucursales físicas y mover todo en línea, los neobancos a menudo ahorran en los costos de la banca, lo que les permite reducir las tarifas y expandir los servicios a los no bancarizados.

Los neobancos no son idénticos en sus ofertas o estructura, pero generalmente se diferencian de las cooperativas de crédito y los bancos tradicionales (incluidos los bancos en línea) en que:

1. No están autorizados por los reguladores estatales o federales como bancos.

2. Proporcionan un proceso optimizado diseñado principalmente para dispositivos móviles.

3. Se asocian con los bancos tradicionales para asegurar a nivel federal los depósitos de los clientes

4. No siempre extienden créditos (como sobregiros)

Cómo funcionan los neobancos

Desde la perspectiva del cliente, un neobanco podría no ser más que una aplicación que usa para administrar su dinero y tomar decisiones. Para aquellos que se sienten cómodos con la tecnología, las cuentas de neobancos son fáciles de configurar rápidamente. A menudo pueden establecer una relación con un neobanco y comenzar a utilizar sus servicios sin firmar ningún papeleo físico; simplemente registrándose para obtener una cuenta y descargando la aplicación.

 Nequi, una aplicación de neobanco muy popular en Colombia
La aplicación Nequi es un servicio de neobanco muy popular en Colombia.

Los neobancos no reemplazan a los bancos tradicionales para todos los clientes. Algunos neobancos le permiten vincular sus cuentas bancarias tradicionales al neobanco para que pueda disfrutar de lo mejor de ambos mundos. Un ejemplo de esto en Colombia es el servicio de Nequi, el cual está asociado con su banco matriz, Bancolombia, el cual provee gran parte de los beneficios de ahorro de Bancolombia a sus suscriptores en línea.

Las ofertas de los neobancos son similares a las de los bancos tradicionales y las uniones de crédito, aunque más limitadas. Generalmente incluyen:

1. Cuentas corrientes y de ahorro

2. Servicios de pago y transferencia de dinero mediante número de télefono o números de convenios.

3. Herramientas de educación financiera, incluidas la ayudas para hacer presupuestos.

La mayoría de los neobancos ofrecen crédito limitado o nulo para limitar su riesgo, lo que les ayuda a mantener bajos los costos. Sin embargo, algunos neobancos ofrecen préstamos para personas y empresas a través de bancos asociados y uniones de crédito. Otros, como SoFi, eran prestamistas antes de ofrecer funciones de neobanco y, por lo tanto, pueden ofrecer tanto préstamos como cuentas de depósito.

Algunos neobancos son nuevas empresas que pasan por la molestia de convertirse en bancos autorizados, pero representan una minoría de neobancos. Es una empresa importante convertirse en un banco autorizado, por lo que muchos neobancos forman alianzas con bancos existentes, lo que les permite ofrecer seguros de la FDIC (Comisión Federal de seguros de depósitos) sobre el dinero que tiene con el servicio. Por ejemplo, Chime es un neobanco que se asocia con The Bancorp Bank y Stride Bank para asegurar los depósitos de los clientes.

Los neobancos son tan seguros como los bancos tradicionales y las uniones de crédito, pero los clientes deben verificar si cuentan con el seguro federal (Al menos en Estados Unidos). Si su neobanco no ofrece cuentas de depósito aseguradas por el gobierno federal, presenta un riesgo innecesario para su efectivo depositado. En América Latina, los clientes de los neobancos deberán verificar el tiempo de permanencia de una de estas entidades en el mercado. Algunos de los neobancos más conocidos en la región son Nubank, Bnext y Brubank.

Los grandes bancos han reconocido la demanda de productos neobancarios y han comenzado a implementar ofertas similares para competir. Estos productos están destinados a atraer a una base de consumidores móviles y conocedores de la tecnología, así como a poblaciones con servicios bancarios insuficientes. Bank of America, por ejemplo, ofrece un asistente financiero virtual impulsado por inteligencia artificial llamado «Erica» ​​en su aplicación móvil. En Colombia, Davivienda ofrece a sus clientes, el servicio Daviplata, con el cual los clientes pueden acceder a una cuenta de depósito para ahorrar dinero, pagar facturas de servicios públicos y hacer transferencias a otros bancos y otros clientes del servicio.

Cómo ganan dinero los neobancos

A pesar de que muchos de los servicios de los neobancos son gratuitos, estas instituciones han logrado ser rentables por medio de múltiples estrategias innovadoras de las cuales sacan partido y con las cuales se posicionan en ventaja frente a la banca tradicional.

De acuerdo a estadísticas y estudios publicados en SDK.finance, citando a Research And Markets, se proyecta que el mercado global de los neobancos alcance los 334.5 mil millones de dólares para el 2026, con una tasa de crecimiento anual del 47.1%. La gran pregunta frente a todo este crecimiento financiero es ¿cómo logran estas entidades ser rentables si la mayoría de los servicios que prestan son gratuitos?

Lo primero que hay que decir es que los neobancos operan un modelo de negocio que es diferente de la banca convencional. Un gran porcentaje de sus ganancias es el resultado de las tarifas de intercambio que pagan los negocios cuando sus clientes, dueños de tarjetas débito y crédito, hacen compras.

Por ejemplo, Chime, un neobanco popular en Estados Unidos, tiene una base de cerca de 12 millones de clientes con tarjetas débito. Cuando un usuario hace una compra con su tarjeta Visa, una tarifa del 1.5% es cobrada por Visa y por su parte Visa paga una fracción de esta comisión al neobanco Chime.

Otra importante característica de los neobancos es que ellos también generan ganancias de las tasas de intercambio y de los intereses que se generan en el uso de las tarjetas de crédito. Una parte de este modelo de negocio es el que ha explorado Nubank. Ellos ofrecen servicios de tarjetas de crédito y cobran una tarifa por cada transacción hecha por el usuario. Ellos también generan ganancias de las tasas de interés de los balances de crédito de sus clientes.

Aún más, los neobancos también se benefician de las tasas de interés de los depósitos y de la apertura de cuentas. Ellos también generan ganancias de las tarifas de los cajeros automáticos.

Así mismo, los neobancos pueden cobrar tarifas por las re-expediciones de tarjetas, aunque no cobren la primera emisión de la misma.

Si bien no cobran tarifas interbancarias, estas entidades se benefician por el hecho de que todas sus operaciones se hacen en línea y debido a esto no tienen que pagar los costos de mantenimiento propios de los bancos comerciales o de la banca minorista. Otra gran característica es que al no tener establecimientos físicos ni atención en persona, y a que muchos de sus procedimientos están automatizados por medio de chatbots, inteligencia artificial e interfaces de usuario, los neobancos se evitan el mantenimiento de una gran plantilla de personal, lo cual les ahorra mucho dinero.

Algunos neobancos o entidades neobancarias como es el caso de DaviPlata en Colombia, han llegado a acuerdos con múltiples empresas para pagar la nómina de los empleados usando las aplicaciones digitales. Estos acuerdos pueden estar vinculados al pago de pequeñas tarifas en cada transacción o depósito que también resultan rentables para los neobancos.

Ventajas y desventajas de los neobancos

Ventajas:

Bajos costos

Convenientes y fáciles de usar.

Tiempo de procesamiento rápido

Desventajas:

Requiere conocimiento en el uso de la tecnología

Menos regulado que los bancos tradicionales

Sin sucursales bancarias físicas

Ventajas explicadas:

Al ofrecer sus servicios en línea los neobancos son entidades altamente rentables.

Bajos costos: menos regulaciones y la ausencia de riesgo crediticio permite a los neobancos mantener bajos sus costos. Los productos suelen ser económicos y no tienen tarifas de mantenimiento mensuales. Al no tener una sucursal física, los neobancos también pueden eliminar los gastos de los bancos tradicionales como los asociados con el mantenimiento de una planta física de atención y empleados a tiempo completo.

Conveniente: Los neobancos te permiten realizar la mayor parte (si no la totalidad) de tus operaciones bancarias a través de una aplicación de teléfono inteligente. Además de las tareas bancarias básicas, deberías poder administrar tus finanzas y predecir la actividad en tus cuentas para evitar problemas.

Tiempo de procesamiento rápido: Estas instituciones expertas en tecnología permiten a los clientes configurar cuentas y procesar solicitudes rápidamente. Los neobancos que ofrecen préstamos pueden omitir la solicitud de préstamo rígida y que requiere mucho tiempo, cambiando sus procesos a favor de estrategias innovadoras para evaluar su crédito y agilizar el proceso. Por ejemplo, SoFi te permite precalificar para un préstamo y ver tus tasas de interés en minutos.

Transferencias SEPA fáciles (En el caso de los neobancos europeos):

Algunos neobancos como N26 y Revolut se han convertido en entidades transfronterizas y pueden ser usados por clientes de distintos países del mundo. En el caso de N26, los clientes de Italia, España, Portugal y otros países de la Unión Europea pueden acceder a este neobanco alemán y beneficiarse de sus bajas tarifas.

Debido a que los neobancos europeos operan con el modelo de identificación SEPA (Zona única de pagos en euros) y a que este sistema es fácilmente reconocido por exchanges de criptomonedas más importantes, como Binance o Kraken, los usuarios de estos bancos pueden negociar y acceder fácilmente al mercado criptográfico a bajas tarifas.

Desventajas explicadas:

Requiere conocimiento de la tecnología: si no te gusta mantenerte al día con las tendencias tecnológicas, es posible que desees evitar la banca de instituciones de vanguardia como los neobancos. No podrás aprovechar al máximo las ofertas si no te sientes cómodo tocando y deslizando el dedo a través de aplicaciones nuevas. Algunas personas disfrutan explorando las nuevas tecnologías, pero si no es así, es posible que los neobancos no sean adecuados para ti.

Menos regulados que los bancos tradicionales: dado que los neobancos no se consideran bancos legalmente, es posible que no tengas ningún recurso legal o procesos bien definido a seguir si hay un problema con una aplicación, servicio o proveedor  de servicios externos no regulados. Puede haber confusión sobre quién será responsable de posibles fraudes y errores. Los clientes también están preocupados por asegurarse de que su neobanco ofrezca algún tipo de seguro de depósito, como a través de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) o el Fondo Nacional de Seguro de Acciones de Cooperativas de Crédito (NCUSIF).

Limitaciones en transferencias internacionales: Muchos neobancos no tienen transferencias internacionales ni operan con el código SWIFT de la banca tradicional. Por ejemplo, si tienes una cuenta de Google Adsense y deseas que te depositen dinero en una cuenta bancaria de América Latina, no podrás recibir el dinero en un neobanco, ya que para hacerlo necesitarás el procesador de pagos SWIFT y su respectivo código en cada entidad bancaria. Solamente los grandes bancos convencionales cuentan con código SWIFT. De la misma manera, si deseas recibir transferencias internacionales de alguna institución no podrás hacerlo debido a que para esto necesitarás que tu banco procese la transacción con el código SWIFT.

Sin sucursales bancarias físicas: cada vez es más fácil hacer todo en línea, y los neobancos a menudo mantienen asociaciones con redes de cajeros automáticos, pero algunas personas quieren la posibilidad de visitar una sucursal y un banco en persona. Esto es especialmente cierto cuando se trata de transacciones complejas. Si bien muchos neobancos ofrecen sólidas herramientas de servicio al cliente, algunos clientes pueden preferir hacer preguntas en persona.

Interrumpiendo la Banca tradicional

En noviembre de 2019, la revista Forbes, detalló en un reportaje exclusivo de Jeff Kauflin, cómo las nuevas instituciones financieras, o neobancos están arrinconando a la banca tradicional, ofreciendo servicios que hacen que la banca tradicional tenga que repensar sus estrategias comerciales y de producto si quiere mantenerse al día con la nueva demanda de servicios. Forbes destacó la experiencia de MoneyLion y cómo esta nueva fintech se ha convertido en un referente de la nueva industria bancaria basada en la tecnología. Diwakar Choubey fundó MoneyLion en 2013 y desde entonces la empresa ha visto un crecimiento explosivo. Esto fue lo que dijo Forbes sobre el ascenso de MoneyLion:

Choubey, de 38 años, está tomando un examen constitucional al mediodía en las abarrotadas oficinas de MoneyLion en el distrito de Flatiron, donde 65 personas trabajan para reinventar la banca minorista para la generación de aplicaciones. Señala un par de negocios que admira, los que han cambiado fundamentalmente la forma en que fluye el dinero en todo el mundo, poniendo de relieve sus ambiciones para su startup de seis años. «PayPal», dice. «Square» Dos empresas con un valor combinado de USD 150 mil millones.

“La promesa de MoneyLion es ser el administrador de patrimonio, el banco privado para las familias que ganan USD 50,000 al año”, dice Choubey.

Según el último recuento, la aplicación de MoneyLion tenía 5,7 millones de usuarios (2019), frente a los 3 millones de hace un año, y un millón de ellos son clientes de pago. Esas personas, muchas de lugares como Texas y Ohio, desembolsan más de USD 20 por mes para mantener una cuenta corriente en MoneyLion, controlar su puntaje crediticio u obtener un pequeño préstamo a bajo interés. En total, MoneyLion ofrece siete productos financieros, incluidos algunos inesperados como anticipos de cheques de pago y, pronto, servicios de corretaje. Choubey espera ingresos de USD 90 millones este año, el triple de los USD 30 millones del año pasado. Su última ronda de financiamiento, cuando recaudó USD 100 millones de inversionistas como Edison Partners, con sede en Princeton, Nueva Jersey, y Capital One, con sede en McLean, Virginia, quienes valoraron la compañía en casi USD 700 millones. A mediados de 2020, predice, MoneyLion alcanzará el punto de equilibrio. Pronto se implementará una cuenta de ahorros de alto rendimiento asegurada por la FDIC, mientras que las tarjetas de crédito están programadas para más adelante en 2020. Para retener a los clientes, dice, «tenemos que ser una fábrica de productos».

Como la mayoría de los otros empresarios, Choubey cree que el potencial de su empresa es esencialmente ilimitado. Pero después de haber pasado una década como banquero de inversión itinerante en Citi, Goldman Sachs, Citadel y Barclays, también es un tipo que sabe hasta dónde puede extenderse un horizonte de manera realista. Y está lejos de ser el único que ve la oportunidad de que los nuevos bancos solo digitales, los llamados neobancos, transformen la banca minorista y creen una nueva generación de Morgan y Mellons. “Acabo de escuchar un rumor de que Chime está recibiendo otra ronda con una valoración de USD 5 mil millones”, dice.

Liderando la industria de los neobancos

En 20 años, estas startups respaldadas por Capital Privado podrían dominar la banca de consumo, pero se enfrentarán a mucha competencia. Las empresas de tecnología financiera que originalmente ofrecían inversiones se están apresurando a agregar servicios bancarios.

A nivel mundial, un vasto ejército de neobancos se dirige a todo tipo de nichos de consumidores y pequeñas empresas, desde inversores millennials hasta dentistas y propietarios de franquicias. McKinsey estima que hay 5.000 nuevas empresas en todo el mundo que ofrecen servicios financieros nuevos y tradicionales, frente a las 2.000 de hace solo tres años. En los primeros nueve meses de 2019, los capitalistas de riesgo invirtieron USD 2.9 mil millones en neobancos, en comparación con USD 2.3 mil millones en todo 2018, informa CB Insights.

Detrás de esta explosión hay una nueva infraestructura que hace que comenzar un neobanco sea barato y fácil, además de una generación en ascenso que prefiere hacer todo desde sus teléfonos. Si bien puede llevar años y millones en costos legales y de otro tipo lanzar un banco real, las nuevas aplicaciones conectarse al instante permiten a una startup conectarse a productos suministrados por bancos tradicionales y lanzarlos con tan solo USD 500.000 en capital.

«Ahora puedes hacer que tu empresa [fintech] despegue en cuestión de unos meses en lugar de unos pocos años», dice Angela Strange, socia general de Andreessen Horowitz, que forma parte de la junta directiva de Synapse, una empresa con sede en San Francisco, una startup cuya tecnología facilita que otras startups ofrezcan productos bancarios.

Utilizando estas plataformas de intermediarios, los pequeños neobancos pueden ofrecer productos de grandes bancos: cuentas de ahorro aseguradas por la FDIC, cuentas corrientes con tarjetas de débito, acceso a cajeros automáticos, tarjetas de crédito, transacciones de divisas e incluso cheques de papel. Eso libera a los emprendedores de las fintech para que se concentren en cultivar su nicho, sin importar cuán pequeño o peculiar sea.

Tomemos como ejemplo Dave. Dave (sí, ese es su nombre real) es una pequeña aplicación que rescata a las personas del dolor de las tarifas crónicas por sobregiros bancarios. Creada por un emprendedor en serie de 34 años llamado Jason Wilk que no tenía experiencia previa en servicios financieros, Dave cobra a sus usuarios USD 1 al mes y, si parece probable que puede hacer que  sobregiren, deposita instantáneamente hasta USD 75 como anticipo. Un pequeño negocio agradable, pero nada que provoque nerviosismo en Bank of America.

Y esto era lo que Forbes contaba apenas en 2019, en la medida en que estos servicios se vuelvan más populares o complejos, pronto será posible acceder a servicios más sofisticados. Volviendo al caso de Colombia, donde las fintechs han encontrado un terreno fértil, hace poco se empezó a popularizar allí el servicio Tyba, una aplicación para inversores novatos que le permite a sus clientes invertir en la bolsa de valores mediante fondos administrados, de manera que el cliente solo tiene que depositar el dinero y esperar las rentabilidades. Así, como Netflix y Amazon Prime revolucionaron la industria de la televisión, pronto veremos, como la industria financiera se revolucionaria. ¿Estarán los bancos de piso preparados para competir y abordar las transformaciones necesarias para mantenerse vigentes? Sin duda alguna será un evento interesante para seguir.

Los neobancos y su importancia para la inclusión financiera

De acuerdo a PAConsulting, los neobancos se están convirtiendo en entidades más comunes alrededor del mundo, tanto que los actuales bancos convencionales también están creando marcas digitales para entrar al mercado y competir así con las nuevas instituciones financieras.

El hecho de que estas nuevas instituciones financieras hayan empezado de la nada les ha ayudado a ser más flexibles e inclusivas que los bancos tradicionales, permitiéndose a sí mismas llegar a los sectores más vulnerables, no atendidos y olvidados por los bancos. La compañía británica Monese, por ejemplo, entrega sus servicios a los trabajadores migrantes que no habían sido tenido en cuenta por la banca tradicional.

Los neobancos, así como otras tecnologías financieras, también están llevando más segmentación al mercado de las finanzas y la banca.

El enfoque inicialmente era proveer a los clientes con un solo producto o servicio, generalmente cuentas transaccionales, pero estos servicios se han venido ampliando con el paso del tiempo.

Los neobancos pueden hoy superar a los bancos en atención al cliente, productos o margen para llevar su oferta al mercado. Algunos buenos ejemplos de estos son Habito para las hipotecas y Revolut y TransferWise para las transferencias internacionales.

El error que los bancos tradicionales han cometido hasta la fecha es no preocuparse por la llegada de nuevos participantes al mercado, siendo complacientes con su tamaño o con su rango de productos. Pero los bancos pronto podrían encontrarse a sí mismos en una situación difícil si los neobancos empiezan a quitarles clientes en áreas donde estos generan sus ingresos.

Los grandes beneficiarios de todo este proceso son naturalmente los consumidores financieros, quienes ven como las barreras de acceso a la banca son derrumbadas y pueden empezar a acceder a servicios de bajo costo o incluso gratuitos. Esto también lleva a que los sectores más vulnerables, y que generalmente carecían de educación financiera, pronto empiecen a tener incentivos más poderosos para ahorrar, pedir créditos y puedan acceder a nuevos servicios de consumo que antes les estaban prohibidos como las compras por internet o las inversiones en los mercados de valores y productos financieros más complejos.

En este sentido, al llegar a los sectores más vulnerables y desatendidos por la banca tradicional, los neobancos pueden convertirse en impulsores del crecimiento económico al poner más dinero en la economía y al ayudar a los más pobres con la administración de su dinero a un costo competitivo.

Ejemplos de neobancos

Demos un vistazo a algunos de los neobancos más populares en Estados Unidos y alrededor del mundo.

Varo (Estados Unidos)

Varo ofrece una cuenta corriente, cuenta de ahorros y servicios financieros para que los clientes puedan mejorar sus puntajes de crédito. Con Varo los clientes pueden tener al instante un avance de crédito de hasta 100 dólares por un mes. Los clientes tienen que pagar una cuota de 20 dólares, pero no hay intereses adicionales siempre y cuando se pague el depósito en los siguientes 30 días. Aquí hay algunas otras características de Varo:

No exigen historia de crédito para los avances de dinero,
No exigen mantener un monto mínimo de ahorros,
No hay cuotas mensuales que pagar por manejo o administración,
No hay tarifas escondidas,
Se pueden usar las tarjetas de crédito y débito en más de 55.000 cajeros automáticos gratis.

N26 (Alemania; Unión Europea)

Una tarjeta débito de N26

Cualquier ciudadano de la Unión Europea puede crear una cuenta de N26 en cuestión de minutos, y también recibir una tarjeta débito asociada para pagos y retiros por cajero automático. Las cuentas de N26 también ofrecen herramientas para ahorrar, devoluciones de dinero en compras con la tarjeta, y herramientas inteligentes para analizar y construir un mejor presupuesto. Las tarjetas de N26 son compatibles con Google Pay y Apple Pay para pagos fáciles desde el teléfono móvil. Aquí hay otras características adicionales.

No se pagan cuotas mínimas,
No hay tarifas mensuales,
No hay cuotas o gastos escondidos,
No hay cuotas en las transacciones internacionales,
Retiros gratis en más de 55.000 cajeros automáticos.
Cuenta SEPA asociada para retiros y transferencias internacionales fáciles.

Chime (Estados Unidos)

Folleto promocional de Chime.

Chime tiene cuentas de gastos y cuentas de ahorro, así como una cuenta constructora de crédito, la cual también viene con estrategias para ayudarles a los clientes a construir fácilmente su historia de crédito. Los clientes pueden elegir ahorrar más al redondear los costos de compras y al tener un dinero extra añadido a su cuenta de ahorros, también se puede decidir tener un monto asignado previamente para transferir cada mes a la cuenta de Chime.

Las tarjetas de Chime son aceptadas fácilmente en cualquier locación con pagos Visa, y las tarjetas también son compatibles con Apple Pay y Google Pay.

Monzo (Reino Unido)

Monzo es una empresa basada en el Reino Unido y actualmente es uno de los grandes desafiantes de los bancos. Habiendo sido fundada en el 2015, sus productos van desde cuentas de ahorros, tarjetas de crédito y avances de crédito. Al igual que las anteriores compañías, no es necesario tener un saldo mínimo en la cuenta, no se pagan tarifas mensuales de mantenimiento, no hay tarifas de avances de crédito.

Adicionalmente no se cobran comisiones por conversión a moneda extranjera.

La tarjeta de Monzo se puede usar en más de 38.000 cajeros completamente gratis. +

Nubank (Brasil y Colombia)

Tarjeta de crédito de Nubank

Nubank, fundada en Brasil por el empresario colombiano David Vélez, es uno de los neobancos más grandes del mundo. Actualmente cotiza sus acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York y ha generado gran expectativa al revolucionar la forma en que el crédito es asignado entre los consumidores financieros.

La compañía presta el servicio de tarjetas de crédito de la franquicia Mastercard. Es necesario tener un buen score crediticio y poder demostrar ingresos para acceder a su tarjeta de crédito. Sin embargo, la compañía no cobra cuotas de manejo por su tarjeta y las tasas de interés se mantienen asequibles a la mayoría de consumidores. La compañía cobra una tarifa de conversión del 2% por compras en moneda extranjera, así como tarifas sobre los avances de crédito.

Las compras internacionales con la tarjeta de crédito de Nubank se difieren a 24 cuotas o más si exceden cierto límite, por lo que los consumidores deberían ser cautelosos con este tipo de servicio.

Lulo Bank (Colombia)

Lulo Bank es un neobanco de origen colombiano fundado por la familia Gilinski. Se dirige a ofrecer todos los servicios de la banca tradicional completamente en línea. Sus principales productos son cuentas de ahorros, créditos, intereses bancarios, tarjeta débito de uso gratuito en la red aliada de Servibanca, no se cobran cuotas de manejo ni tarifas ocultas. En las compras internacionales el banco cobra una tarifa de conversión de moneda del 1%.

Ualá (Argentina)

Ualá es un neobanco de carácter limitado, ya que no alcanza a ofrecer todos los servicios de la banca tradicional. Las cuentas de ahorro con esta entidad no pueden exceder cierto monto.

La compañía ofrece créditos, compras diferidas a cuotas, promociones por asociaciones con diversas entidades comerciales en línea, no se cobran transferencias bancarias ni cuotas de manejo ni tarifas ocultas.

Ualá ofrece adicionalmente el servicio de datáfonos para los comercios con una comisión estándar del 4.4% para tarjetas de crédito y del 2,9% para tarjetas débito.

¿Debería optar por un neobanco?

Los neobancos son una gran opción para los clientes que buscan servicios de cuentas simples, acceso móvil en línea y con bajas tarifas.

Muchos clientes podrían depender enteramente de los neobancos, sin necesidad de recurrir a la banca tradicional. Otros por su parte podrían acceder a algunos de los servicios específicos de estas entidades sin dejar los servicios de la banca convencional.

Antes de considerar el cambio a una entidad de tipo neobanco, los clientes deberían considerar cuáles son sus necesidades financieras. Si bien para muchos clientes, los servicios de los neobancos podrían ser suficientes debido al uso limitado y bajo de recursos financieros, otros podrían verse obligados a continuar usando la banca tradicional para grandes transacciones o para recibir y enviar transferencias internacionales en aquellas jurisdicciones donde los neobancos aún no prestan estos servicios.

En cualquier caso lo recomendable sería combinar los servicios de estos dos tipos de entidades y variar entre ellas dependiendo de los costos y las necesidades de cada usuario.

Conclusiones clave

Los neobancos son instituciones financieras solo en línea.

Los neobancos suelen ofrecer menos productos y servicios que los bancos tradicionales, lo que les ayuda a reducir tanto el riesgo institucional como los costes del cliente.

Si bien algunos neobancos son bancos autorizados en sí mismos, muchos neobancos se asocian con instituciones financieras autorizadas más grandes para asegurar cuentas de depósito.

Con información de The Balance.

LO MÁS POPULAR

Arriba