Economía Global

Cómo la crisis en Ucrania complicará la lucha de la Fed contra la inflación en Estados Unidos

Jerome Powell, presidente de la Fed.

En medio de la actual crisis geopolítica por la que atraviesa Ucrania, la desaceleración que este evento a inducido en la economía mundial (con mayores precios del petróleo) podría llevar a la Reserva Federal de los Estados Unidos a posponer las alzas en las tasas de interés que venía programando desde hace varias semanas.

En este contexto, el pronóstico de las alzas en las tasas de interés para el mes de marzo sería menos claro si Rusia continúa con su intervención en Ucrania.

Las razones de esta incertidumbre sobre las decisiones de la Fed tienen que ver con el hecho de que las tensiones en Ucrania han llevado al alza los precios del petróleo y de la gasolina, ítems de los que depende en gran medida la economía estadounidense, y por el hecho mismo que los gastos de los consumidores conforman el 70% de la economía de los Estados Unidos.

Los precios del petróleo y de otras materias primas han estado al alza en medio de las preocupaciones de los movimientos de tropas rusas en Ucrania y de las sanciones que podrían imponer Estados Unidos y sus aliados, las cuales podrían llevar potencialmente a menores suministros de combustible. Rusia es un exportador importante de petróleo y gas natural. El país también es el exportador más importante de trigo y paladio. Moscú también es un jugador importante en el mercado del níquel, del aluminio y de otros metales.

“De lo que se trata realmente es del petróleo, en lugar de otras cosas, como trigo, paladio y níquel”, dijo Mark Zandi, economista jefe en Moody’s Analytics. “El petróleo se encuentra probablemente 10 o 15 dólares más caro por causa del conflicto. Esto probablemente añadirá, si se sostiene en el tiempo, cerca de 30 o 40 centavos por galón a la gasolina. Esto es tanto como medio punto porcentual de la inflación al consumidor año tras año, en un momento en que la inflación ya es alta. Mi perspectiva es que esto realmente complica los esfuerzos de la Fed por frenar la inflación y llevar al país de vuelta al pleno empleo”.

Precios más altos a la energía

Los consumidores en Estados Unidos ya estaban pagando un promedio de 3.53 dólares por el galón de la gasolina regular este martes, 90 centavos más que hace un año, y 21 centavos más que el mes pasado, de acuerdo a la Asociación Americana del Automóvil. El precio del petróleo se encuentra 50% más alto que el año pasado.

Los economistas dicen que el precio del petróleo podría ser el impulsor definitivo en la decisión de la Fed sobre la política monetaria para el próximo mes. El salto en los precios del petróleo es uno de los primeros impulsores de la inflación, y eventualmente podría convertirse en deflacionario si el precio va más alto y resiste allí, rebajando las perspectivas de crecimiento económico. De hecho, si Rusia lanza una invasión militar abierta en Ucrania, los precios del petróleo y de la energía podrían volverse mucho más altos.

“Esto hace que las cosas sean más complicadas”, dijo Bruce Kasman, economista jefe en JP Morgan. “Hay un escenario donde el golpe al crecimiento puede volverse más sustancial. También hay un escenario donde los incrementos al precio del precio del petróleo no dañan el crecimiento económico y se pueden convertir en un impulso más inflacionario”.

Kasman espera que la Fed procederá con un incremento de un cuarto de punto porcentual en la tasa básica de interés en marzo, con la situación de Ucrania debilitando el argumento de un incremento de medio punto porcentual. Su pronóstico es a favor de seis incrementos más en las tasas de interés sobre el transcurso del año.

Allí es donde el pronóstico se convierte en algo complicado para la Fed: Por otra parte, un crecimiento escaso podría ralentizar el paso de las alzas en las tasas de interés. Y por otra parte, los economistas dicen que la Fed podría volverse más agresiva si ve un fuerte ascenso en la inflación.

“Ciertamente creo que el petróleo hoy está un 30% más alto que su promedio del cuarto trimestre”, dijo Kasman. “Si el movimiento del precio del petróleo va al alza en un 75% o en un 100%, lo cual podría significar movimientos hasta los 120 o 150 dólares por barril, entonces creo que esto tendrá un impacto suficientemente negativo en el crecimiento económico global”.

Mark Zandi dice que el actual enfoque de la Fed es domesticar la inflación, la cual está mucho más alta y enfrentando mucho más de lo esperado. Él describió un salto en los precios del petróleo como menos probables e indicativos de un “escenario oscuro”, pero el incremento de los precios del petróleo podría todavía atraer la atención de la Fed.

“Pienso que esto refuerza el instinto de la Fed de querer normalizar la política monetaria rápidamente porque ellos están más enfocados en los efectos inflacionarios que en los efectos sobre el crecimiento”, dijo Zandi. “La pandemia significó más un choque de suministro y , encima, otro choque con el alza del precio del petróleo. Así que justo ahora tenemos dos choques serios de oferta golpeando al mismo tiempo. Es por eso que esto va a ser tan difícil para la Reserva Federal”.

Un incremento en las tasas de interés todavía se espera en marzo

Kasman dice que la Reserva Federal no será disuadida de iniciar su incremento en las tasas de interés en marzo porque cree que ya es el tiempo para ello. “El lugar donde nos encontremos en los próximos tres o cuatro meses dependerá de si vemos los precios ascender más, y sobre su impacto en el crecimiento”, dijo él. Kasman espera que el crecimiento del Producto Interno Bruto alcance el 3.6% en promedio durante este año.

Kasman también señala que la Fed no está acostumbrada a incrementar las tasas de interés en un periodo en el que los precios del petróleo se están moviendo al alza.

“Esto ciertamente añade presión. En la medida en que el crecimiento no sea herido, una inflación más alta no es en sí mismo un problema, sino más un medio”, dijo él. Por otra parte, el hecho de que la Fed esté endureciendo su política monetaria, y que estemos enfrentando un shock negativo del lado de la oferta, es algo que está magnificando el impacto negativo de la crisis de la oferta en el crecimiento justo en un momento en el que la Fed tiene que evaluar si debe tomar medidas. No habíamos visto una situación así desde que Paul Volcker fuera el presidente de la Fed.

Paul Volcker fue reconocido por su enfoque agresivo contra la inflación, llevando las tasas de interés a un registro impresionante del 20% en 1981. Contrariamente, el actual presidente de la Fed, Jerome Powell comenzará a incrementar las tasas de interés desde su actual rango de 0 al 0.25%.

“Desde el punto de vista de la función de reacción de la Fed, Greenspan, Bernanke, Yellen, cuando ellos vieron los precios del petróleo moviéndose al alza fuertemente, ellos ya habían aplicado políticas monetarias restrictivas antes, o se refrenaron de implementar estas políticas”, dijo Kasman.

Zandi dijo que los precios de la energía cuentan por el 4.3% de los gastos del consumidor. El combustible de motor cuenta por el 2.7% de los gastos del consumidor, esto para los datos de diciembre de 2021.

El gasto en consumo de energía alcanzó cerca del 10% en la era de Volcker en junio de 1981. El punto más bajo de toda la historia fue noviembre de 2020, cuando el gasto en energía cayó a un 3.3%.

Con información de CNBC.

LO MÁS POPULAR

Arriba