Mastodon¿Cuáles son las ventajas de un dólar digital y por qué sería útil para contener el ascenso de China?
Análisis

¿Cuáles son las ventajas de un dólar digital y por qué sería útil para contener el ascenso de China?

dólar digital

La secretaria del Tesoro Estadounidense Janet Yellen y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell han dado indicaciones esta semana de que un dólar digital es una alta prioridad para los Estados Unidos.

Los funcionarios chinos no han hecho secretos sus esfuerzos para lanzar y distribuir una yuan digital, un movimiento que hace parte de su estrategia de largo plazo para minar la supremacía del dólar estadounidense y expandir la influencia de China.

A pesar de eso, los funcionarios de finanzas estadounidenses no parecen estar demasiado preocupados por cualquier sugerencia de los peligros que esto pueda representar para el dólar, y por lo tanto para la seguridad nacional estadounidense, en la carrera por la moneda digital. Incluso cuando China marcha hacia su propia moneda, y el valor de capitalización de mercado del bitcoin alcanza el millón de millón de dólares, la Reserva Federal no ha mostrado ningún afán en presentarse como un competidor en esta carrera.

Hata ahora.

Esta semana marcó un punto de inflexión por parte de los funcionarios financieros de más alto rango de los Estados Unidos comprometidos en las finanzas internacionales – La secretaria del Tesoro Janet Yellen y el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell. Josh Lopsky, director del Centro Geoeconómico del Consejo Atlántico, tuiteó que esto marcaba el “pistoletazo de salida en la carrera”.

En un evento del New York Times el lunes de la semana pasada con la Secretaria Yellen, Andres Ross Sorkin de CNBC lanzó una llamada abierta a la adopción del dólar digital, o a una moneda digital emitida por el Banco Central CBDC. Aunque Sorkin llamó la atención de Yellen con un estudio del Consejo Atlántico realizado con el Centro Belfer de Harvard, mostrando que 70 países ahora tienen proyectos de monedas digitales, el enfoque de Yellen fue en lo que un dólar digital podría hacer de bien para la economía de los americanos.

“Pienso que tiene sentido para los bancos centrales dar una mirada a esto”, dijo Yellen, en un histórico vídeo en la res social SnapChat.

“Me reuní con gente en la Reserva Federal de Boston que están trabajando con investigadores del MIT para estudiar las propiedades que tendría un dólar digital. Actualmente tenemos un problema con la inclusión financiera. Muchos americanos realmente no tienen acceso a sistemas de pago fáciles o cuentas bancarias. Esto es algo que el dólar digital, una moneda digital de banco central, podría ayudar a resolver. Pienso que podría resultar en pagos más rápidos, seguros y baratos”.

En una aparición ante el Congreso, un día después, el presidente de la Fed, Jerome Powell incursionó en terrenos nuevos, llamando al dólar digital “Un proyecto de alta prioridad para nosotros”. Él añadió, “Estamos comprometidos en la solución de los problemas tecnológicos y en consultar muy ampliamente con el público y de una manera muy transparente con todas las partes interesadas si no nosotros deberíamos ir por este camino”.

Aún así, mientras la Fed se mantiene en consultas, China actúa.

Ni Yellen ni Powell mencionaron el creciente liderazgo de China en el desarrollo de una moneda digital, aún así este es el contexto. Su llamada a la acción coincide con el anuncio de China a principios de este mes sobre una significativa sociedad con el sistema de pagos trasnfronterizo SWIFT, removiendo todas las dudas de que Beijing intenta internacionalizar el yuan digital.

Al mismo tiempo, China ha concluido un acuerdo de libre comercio, FTA, con Mauricio, en primer tratado de este tipo de China con un estado africano, en un acuerdo que está diseñado para crear el primer terreno de prueba para los pagos de monedas digitales a nivel internacional. “A medida que China evoluciona en sus planes de monedas digitales, podría ser Mauricio el que lidere este camino para África”, escribieron los expertos Lauren Johnston y Marc Lanteigne para el Foro Económico Mundial. El acuerdo de libre comercio enfatiza en “promover el desarrollo del Renminbi, acelerando y estableciendo su facilidad de uso en el territorio de Mauricio”.

Todo esto sucede cuando las autoridades de Beijing toman ventaja de la celebración del año nuevo chino el 12 de febrero, la cual se usó para desplegar tres proyectos pilotos para distribuir yuanes digitales por un valor aproximado de USD 1.5 millones en lo que fueron llamados “paquetes rojos”, de cerca de un valor de USD 30 cada uno. Entonces, esta semana, China expandió su programa de pruebas para la entrega de monedas digitales en la ciudad de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan y la quinta ciudad más poblada del país, donde se distribuyeron 6 millones de dólares en yuanes digitales.

La ambición de China parece establecer el terreno para que se pueda lanzar de forma completa el yuan digital antes del final de los XXIV Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing. La especulación es que los organizadores chinos podrían requerir que todos los asistentes y atletas descarguen una aplicación para asegurar todos sus pagos en los juegos en hoteles, tiquetes, comida, souvenirs, y muchos más servicios, en su nueva moneda digital. Incluso si no se experimenta un boicot físico de los Juegos Olímpicos de China, se podría esperar que se produzca un boicot digital por parte de Estados Unidos y otros países.

Es difícil no comparar el actual liderazgo de China en la carrera por la moneda digital, la cual ha sido dejada de un lado por los americanos hasta ahora, con su amplio y temprano desarrollo de las tecnologías de redes de quinta generación, 5G, o los nuevos estándares para telefonía celular que están siendo establecidos desde China también. Hasta que la administración de Trump respondió, del lado de las empresas manufactureras occidentales, nadie podía competir con los proveedores de 5G chinos y con sus proveedores de equipos a nivel global, más específicamente con Huawei, el cual es el proveedor más importante en este sector.

La priorización del avance tecnológico por parte de China, subraya su reconocimiento de que en la historia cuando un país toma el liderazgo a nivel tecnológico, frecuentemente es también el actor más dominante a nivel internacional de su era.

Si los Estados Unidos pierden su ventaja en la innovación financiera tecnológica, lo que se podría combinar con el debilitamiento del dólar a nivel internacional, los beneficios que China podría cosechar serían considerables.

El enfoque diferente de China hacia la privacidad provee una ventaja competitiva para Occidente. Estados Unidos y las naciones europeas necesitan responder a las preocupaciones de privacidad que complicarán el desarrollo de las CBDC. Contrariamente, Beijing ve al Yuan digital como un medio para fortalecer el que ya es por sí mismo un formidable sistema de vigilancia, mientras que mejora sus capacidades para combatir el lavado de dinero, la corrupción y el financiamiento del terrorismo.

En un nuevo y recientemente publicado paper del CNAS, los autores Yaya J. Fanusie y Emily Jin capturan cuan profundamente China entiende la importancia geopolítica de su proyecto de moneda digital. Ellos relacionan esto a cómo Yao Qian, el expresidente de investigación de moneda digital del Banco Popular de China, comparó el progreso de su moneda digital con los avances previos que China hizo en robótica, Big Data e inteligencia artificial.

Hablando en una conferencia de Información y Tecnología de las Naciones Unidas, “Yao postuló la moneda digital como parte de la “Siguiente Guerra”, escribieron los autores, refiriéndose a un artículo de ese título en la revista The Economist que discutía el rol central de la tecnología en la competencia sino-americana.

La Fed teme o está preocupada acerca de apresurarse en la introducción del dólar digital, dadas las apuestas de esta moneda como la divisa de reserva mundial. El peligro más importante a nivel geopolítico, es cuán rápidamente Estados Unidos se puede quedar atrás.

Estados Unidos aún puede ganar esta batalla, no solamente si desarrolla rápidamente un dólar digital, sino también si colabora en la creación de un euro digital, una libra digital y un yen digital. La fuerza total de esta monedas podría cerrar la brecha de la innovación rápidamente. También podría demostrar el valor de trabajar con los aliados, un enfoque central de la política exterior de Joe Biden.

Con información de CNBC.

comentarios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba