Desarrollo social

5 GRANDES DESAFÍOS de la cumbre climática COP26 de Glasgow

cambio climático cumbre de Glasgow

Los líderes del mundo están bajo gran presión para delinear un plan para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y para mitigar el cambio climático en la que es considerada una de las cumbres diplomáticas más importantes de la historia reciente.

El mayor evento del clima, conocido como COP26, Conferencia de las partes, tendrá lugar en Glasgow, Escocia, Reino Unido desde este domingo e irá hasta el 12 de noviembre. El evento fue inicialmente programado para el año pasado, pero fue aplazado debido a la pandemia del coronavirus.

Los líderes diplomáticos y políticos han buscado hacer descender las expectativas de éxito en el periodo previo a la cumbre, aunque un documento de propuesta de más de 100 países en vías de desarrollo, que representan más de la mitad del mundo ha insistido en que ellos “no pueden seguir sacando excusas ni hacer promesas fallidas”.

Para tener una oportunidad de detener el calentamiento global a 1.5 grados Celsius sobre los niveles preindustriales, el objetivo aspiracional del Acuerdo de París de 2015, el mundo necesita reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos 8 años y alcanzar el objetivo de cero emisiones netas de carbono para el 2050.

Los científicos del clima han declarado repetidamente que la mejor arma para enfrentar las crecientes temperaturas globales es recortar las emisiones de gases de efecto invernadero rápido.

Johan Rockstrom, director del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto del clima y uno de los científicos de la Tierra más influyentes, le dijo a CNBC que él cree que el éxito de la cumbre COP26 vendrá de la mano de negociaciones en cinco temas clave.

Estos temas son: mitigación, finanzas del clima, precios del carbón, soluciones naturales y la superación del uso de los combustibles fósiles.

Mitigación

“Debemos, al menos, tener 195 países alineados con la ciencia en sus planes – no solo haciendo promesas, sino cumpliéndolas realmente, y eso requiere objetivos de emisiones netas cero para el 2050 como recurso final”, dijo Rockstrom.

“Nosotros solo tenemos un pequeño número de países que han hecho eso hasta ahora”, él añadió, notando que países tales como Indonesia, Rusia y Brasil todavía están pendientes de declarar sus objetivos de emisiones netas cero de carbono para mediados de siglo.

Un reporte de las Naciones Unidas publicado a principios de esta semana encontró que las nuevas y actualizadas contribuciones nacionales determinadas han puesto al mundo en camino hacia un incremento peligroso de la temperatura en al menos 2.7 grados Celsius para el final del siglo, incluso si los planes de cambio se cumplen completamente.

Las contribuciones nacionales determinadas son los esfuerzos de cada país para reducir sus emisiones nacionales. Al momento, las Naciones Unidas, dicen que las contribuciones nacionales actualizadas podrían solamente llevar a un adicional 7.5% de reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero anuales en comparación con los compromisos que se han hecho previamente.

Farhana Yamin, una abogada del clima y asesora del Foro Climate Vulnerable le dijo a CNBC vía teléfono que la cumbre COP26 debe disparar un profundo “reset de justicia” si quiere ser considerada una cumbre exitosa. “El éxito solo puede provenir de entender las duras verdades, hablar honestamente y reconocer la situación de los países vulnerables”.

No es suficientemente bueno, ella añadió, para aquellos en la cumbre COP26 continuar hablando acera de su optimismo por el futuro cuando los países no están cerca a cumplir con las demandas de la emergencia climática.

“Golpear en tambor y hacer declaraciones optimistas no va a servir a nadie. El optimismo no está solucionando las vidas de los países en desarrollo o de los grupos vulnerables que justo ahora están enfrentando las consecuencias del fracaso”, dijo Yamin.

“Es como un insulto mayor. ¿Qué es el optimismo para un país que ahora mismo se está enfrentando a la completa devastación?”.

Finanzas

Los países de mayores ingresos prometieron en el 2009 entregar 100.000 millones de dólares al año, y durante cinco años desde el 2020, para ayudar a los países de bajos ingresos a cambiar sus modelos de energía de los combustibles fósiles a fuentes renovables, y para protección contra el cambio climático. Este objetivo del acuerdo de París todavía no ha sido cumplido y no se espera que se cumpla al menos hasta el 2023.

“Con toda honestidad, esto es realmente muy poco dinero”, dijo Rockstrom, haciendo notar ue trillones de dólares en rescates han sido gastados por los gobiernos en un esfuerzo por lograr la recuperación de la pandemia del coronavirus.

“Estamos hablando de cerca de trillones que son necesarios para cumplir una transición al 100% de inversiones basadas en combustibles fósiles a una infraestructura basada en la energía renovable de manera que podamos ver realmente un cambio decisivo de dirección. Debe haber una discusión financiera”.

Las finanzas del clima son ampliamente consideradas un tema críticamente importante, particularmente cuando se trata de reparar la confianza global.

“El éxito sería que los países dejen de jugar con el tema de pérdidas y daños y financiar realmente la transición”, dijo Yamin. “Deben dejar de pretender que la pérdida y el daño no están ocurriendo ahora mismo y encontrar una manera de financiar la transición”.

Precios al carbono

Para sus proponentes, los precios al carbono son vistos como una forma importante para incentivar las reducciones de emisiones y ayudar a desarrollar las tecnologías bajas en carbono para competir con las establecidas y altamente contaminantes alternativas de energía.

Para sus críticos, sin embargo, el Artículo 6 del Acuerdo de París se arriesga a minar las ambiciones del acuerdo en un momento en que hay abrumadora evidencia de la necesidad de ir más allá y más rápido para evitar los puntos climáticos de fractura. Esto se debe a que algunos temen que los acuerdos de comercio de carbono podrían permitir a los países llegar solamente a objetivos muy bajos sin cortar realmente las emisiones adicionales.

“La tercera parte, que gústenos o no, tiene que estar en la mesa de discusión es el precio del carbono. Esto todavía tiene que ser discutido globalmente”, dijo Rockstrom.

Él argumentó que la Cumbre COP26 representaba una “situación completamente nueva”, cuando se trata del precio del carbón porque, por primera vez, el Sistema de Comercio de Emisiones de Europa estaba “comenzando a afectar un poco” a las industrias contaminantes.

El precio de referencia para el carbón que se había establecido la última vez fue de 60 euros pro tonelada métrica, habiendo llegado a 20 euros antes de la pandemia del coronavirus. El incremento del precio ha resultado en que algunas plantas impulsadas por carbón han sido cerradas, dijo Rockstrom. “Yo pienso que comenzaremos a ver el precio del carbón como una estrategia que se expande y esto tiene que estar sobre la mesa a un nivel global”, el añadió.

Naturaleza

La cuarta parte, y quizás la más importante de la conferencia de Glasgow es hacer que la reunión COP sea realmente una cumbre de la naturaleza”, dijo Rockstrom. “Debe haber un momento de negociación climática donde reconozcamos que solo hay una forma de hacer realidad el Acuerdo de París, quiero decir que el único camino es asegurar que el carbón se quede en la naturaleza, en la tierra y en los océanos. No hay un presupuesto de carbón que quede disponible, a menos que aseguremos los sumideros de carbón”.

Los sumideros de carbón son áreas naturales, tales como los océanos y los bosques, que absorben más carbón del que ellos pueden emitir.

Rockstrom ha sugerido colocar un precio de carbón a la biomasa, a los suelos y a todos los ecosistemas que deben tenerse en cuenta en esta cumbre.

La presidencia de la cumbre del Reino Unido COP26 ha reconocido que las amenazas gemelas del cambio climático y la pérdida de la biodiversidad no pueden ser solucionadas si no son enfrentadas una junto a la otra. La agricultura sostenible y el uso de la tierra y la acción para restaurar los bosques y otros ecosistemas críticos son discusiones que ya han sido establecidas para esta cumbre en Escocia.

En un artículo publicado online por el thin thank basado en Londres Chatman House a principios de este mes, Yamin sugirió que considerar los derechos de la naturaleza por medio de herramientas legales tales como el ecocidio, por ejemplo, y tomar en cuenta los intereses de las futuras generaciones debería estar en la mesa de discusión en Glasgow.

Otra área que debe ser considerada, dice Yamin, debería o podría ser considerar crear el puesto de un “Comisionado de Alto Nivel” para hablar por la incorporación de los temas de justicia, igualdad, diversidad e inclusión. Ella argumentó que un puesto nombrado por la cumbre podría ayudar a combatir y desafiar los intentos de muchos de quedar bien sin hacer realmente mayor cosa.

Dejar atrás el uso de combustibles fósiles

La quema de combustibles fósiles, tales como el carbón, el petróleo y el gas, es el impulsor principal de la emergencia climática.

En la conferencia COP26 Costa Rica y Dinamarca esperan lanzar formalmente la Alianza Beyond Oil and Gas, la primera alianza diplomática de este tipo para administrar el declive en la producción de gas y petróleo.

Sin embargo, es el carbón, el que es la forma más intensiva de contaminación de carbono en términos de emisiones y por lo tanto el objetivo más importante de reemplazo en el cambio hacia las energías renovables.

Una crisis global en la demanda de energía a coincidido este año con el resurgimiento en la producción de carbón, alimentando las preocupaciones acerca de la denominada “transición energética”.

“Tenemos que tener una discusión seria sobre la fecha final del uso de combustibles fósiles. Una fecha final para el uso del carbón y una fecha final para el uso del motor de combustión”, dijo Rockstrom.

“No hemos visto un momento de crisis que haya llegado en tal forma como el de ahora. ¿Cómo creamos una forma para que las grandes economías se tomen seriamente el desafío de dejar atrás el uso del carbón en una manera que nos permita no tener grandes crisis sociales? Esto es tremendamente desafiante y absolutamente necesario.

Una investigación publicada en la Revista científica Nature el 9 de septiembre encontró que la vasta mayoría de las reservas de combustibles fósiles deben permanecer enterradas con el fin de que la humanidad tenga algo de esperanza para prevenir los peores efectos del cambio climático.

Con información de CNBC.

LO MÁS POPULAR

Arriba