Noticias

El ministro de Exteriores de Tuvalu da su mensaje a la COP26 con sus rodillas sumergidas en el océano

Ministro de exteriores de Tuvalu

El ministro de Relaciones Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe, ha filmado un discurso para la cumbre climática COP26 permaneciendo de pie con sus rodillas sumergidas en el océano para mostrar cómo su nación es vulnerable a los efectos del calentamiento global. Tuvalu es una isla nación del Pacífico Sur.

Simon Kofe entregará su discurso en el evento de Glasgow este martes, vía un vídeo mensaje que lo muestra frente a un atril y con vestido y corbata en la parte costera de la capital de la isla, Funafuti.

“La declaración yuxtapone los eventos de la COP26 con las situaciones de la vida real que enfrenta Tuvalu debido a los impactos del cambio climático en el ascenso de los niveles del mar y destaca las acciones intrépidas que Tuvalu está llevando a cabo para enfrentar este tema de tanta presión sobre la movilidad humana bajo el cambio climático”, explicó Kofe ante la emisión de su vídeomensaje para un reporte de la agencia de noticias Reuters.

Tuvalu, la cual es una isla que se encuentra a 2500 millas al suroccidente de Hawaii, está conformada por un conjunto de pequeñas islas y tiene una población de cerca de 12.000 habitantes. Su sitio web de turismo, Timeless Tuvalu, alerta que para el final del siglo la isla podría esta completamente bajo el mar. Los estudiantes en la escuela están aprendiendo sobre los efectos del cambio climático y “podrían ser la última generación de niños que crezcan en Tuvalu”, declara el sitio web, añadiendo que mucha gente ya ha emigrado a Nueva Zelanda.

De acuerdo al Banco Mundial, los niveles del océano pacífico occidental se han incrementado de dos a tres veces más rápido que el promedio del nivel del mar en todo el mundo. La entidad pronóstica que un incremento entre 0.5 y 1.1 metros podría ocurrir antes del fin de siglo.

Los líderes de las naciones isla ya han hecho fuertes declaraciones y peticiones en la cumbre COP26 en Glasgow, Escocia, con el presidente de Maldivas, Ibrahim Mohamed Solih declarando la semana pasada: “Nuestras islas están siendo lentamente engullidas por el mar, una por una. Si no damos reversa a esta tendencia, Maldivas podría dejar de existir para el final del siglo”.

Mia Mottley, la primera ministra de Barbados, dijo en un discurso que un calentamiento de 2 grados Celsius “era una sentencia de muerte para la gente de Antigua y Barbuda, para la gente de Maldivas, para la gente de Dominica y Fiji, para la gente de Kenia y Mozambique, y sí, para la gente de Samoa y Barbados”.

Con información de CNBC.

LO MÁS POPULAR

Arriba