Noticias

Precios mundiales de alimentos caen por quinto mes consecutivo

PRECIOS DE LOS ALIMENTOS

El índice de precios de alimentos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas ha caído a su nivel más bajo desde la invasión rusa en Ucrania.

Un acuerdo internacional para desbloquear los puertos de Ucrania ha permitido que mucho más de sus cosechas llegue a los mercados internacionales. 

El índice de precios de alimentos de la FAO ha caído por quinto mes consecutivo, en lo que es visto como un signo de que una de las principales presiones empujando el costo de vida al alza alrededor del mundo podría aliviarse. 

El índice de precios de la FAO cayó a 138 puntos en agosto y es ahora el más bajo desde el punto en el que se encontraba antes de la invasión rusa de Ucrania. Los países son los dos principales exportadores de cultivos que incluyen girasol, maíz y trigo. 

La Organización de Agricultura y Alimentos de la ONU dijo que el acuerdo apoyado en Julio para reabrir los puertos ucranianos había ayudado a reducir los precios del aceite vegetal y los cereales. 

Esto ha significado que una mayor oferta llegue a los mercados internacionales. 

La doctora Erin Collier de la FAO le dijo a la BBC que “los precios han venido cayendo debido a una mezcla de factores diversos”. 

Los cereales han sido el principal impulsor del ascenso en los precios de alimentos durante este año, pero Collier explicó que la oferta se está incrementando ahora porque “las cosechas parecen ser ahora un poco mejores, especialmente en Canadá, Estados Unidos y Rusia”. Todos ellos, los tres principales exportadores de trigo. 

Para otras categorías de alimentos, “un alivio en las restricciones de exportaciones ha ayudado a llevar abajo los precios del azúcar y los aceites, y una demanda más débil en ciertos productos ayudó a llevar abajo los precios de la carne y derivados lácteos”, añadió Collier. 

La reducción temporal en los impuestos de exportaciones de Indonesia al aceite de palma ha significado que los fabricantes de alimentos tengan más opciones en términos de aceites vegetales que ellos usan en grandes cantidades. 

Los alimentos están impulsado la inflación al alza

El costo de los alimentos ha sido uno de los mayores contribuyentes al crecimiento de la inflación alrededor del mundo. 

Esta semana la Eurozona reportó que la inflación estaba creciendo a una tasa anualizada del 9.1% durante el mes de agosto. La energía fue uno de los mayores contribuyentes con incrementos del 38.3% pero los alimentos no procesados le siguieron con un incremento del 10.9%. 

Las cifras más recientes de inflación del Reino Unido y de los Estados Unidos plantean una imagen similar. 

El índice de la FAo, un barómetro que es observado atentamente, también mostró que hubo caídas en el costo de sus otras categorías de alimentos: lácteos, carne y azúcar. Se dijo que los precios de la carne y otros productos provenientes de bovinos “cayeron por cuenta de una demanda más débil a nivel doméstico y en algunas naciones exportadoras líderes”, quizá reflejando que los consumidores están cambiándose a alternativas más económicas. 

“Las crecientes preocupaciones de una recesión han llevado a miedos de que la demanda para alimentos como el maíz, la carne, los aceites vegetales y otros productos caerá”, de acuerdo con Kona Haque, directora de investigación en la firma de commodities agrícolas ED&F Man. 

Sin embargo, por cuenta de los actuales problemas en la cadena de suministros y el tiempo que le toma a un precio cambiar, Haque dijo que no todos los países sentirán de modo inmediato los beneficios de los precios más bajos. 

El índice de la FAO ha caído fuertemente desde el récord alcanzado en marzo de 159.7  puntos, pero permanece 10 puntos por encima de dónde estaba hace un año. La volatilidad de los precios se ha incrementado de acuerdo a Haque, quien citó las recientes olas de calor en Europa y las inundaciones en Pakistán como ejemplos de la creciente influencia de los climas extremos en los precios de los alimentos. 

Más desafíos que aún esperan en el futuro 

Esta semana, el ministro de agricultura de Ucrania Mykola Solsky alertó de que las cosechas que esperan podrían verse afectadas por cuenta de la guerra. Se proyecta que el área para plantación de trigo y cebada para los cultivos del próximo año caerá al menos en un 20% debido a la invasión rusa. El Consejo de Agricultura de Ucrania también señala que una carencia de fondos hará que la producción sea menor. 

Erin Collier de la FAO alertó de que incluso después de las recientes caídas en los precios, los precios de los alimentos permanecerán más altos que durante los picos que experimentaron en 2021. 

“Hay muchos factores en juego justo ahora y que todavía están manteniendo los precios altos”, dijo ella. Estos incluyen los crecientes precios de la energía, los cuales significan que los fertilizantes se mantienen muy costosos para los agricultores, así como la “incertidumbre sobre la oferta”. 

“Incluso aunque [algunos de] los puertos de Ucrania hayan sido desbloqueados, todavía permanece una situación muy tentativa, y los volúmenes de alimentos son todavía bastante pequeños. Nosotros necesitamos que estos volúmenes se incrementen para ayudar a llevar los precios hacia abajo aún más”. 

Con información de la BBC

LO MÁS POPULAR

Arriba