Noticias

China está enfrentando otra crisis de energía, pero esta vez será diferente

Crisis de energía en China

Los cortes de energía en China este año probablemente no se extiendan más allá del verano, en la medida en que las condiciones de energía de este año son diferentes de las del año pasado según los analistas.

Los racionamientos de energía en partes de China, incluyendo partes en la región de Yangtze han extendido las preocupaciones sobre la repetición de la crisis de electricidad del año pasado que golpeó a muchos de los centros principales de manufacturas de China.

En Shanghai, las autoridades chinas apagaron las luces en el famoso punto de frente al río, The Bund, durante el día lunes y martes para ahorrar energía.

Pero los analistas dicen que esta vez probablemente las cosas sean diferentes.

Este año, los problemas de energía están relacionados con el clima y se suavizarán una vez la ola de calor haya sido superada, dicen los analistas, mientras que la crisis del año pasado fue causada por problemas estructurales de larga data en el suministro de energía.

“Dado que China tuvo una crisis de energía hace un año, la preocupación que está surgiendo hoy es que podría pasar de nuevo este año”, dijo Larry Hu, economista jefe para Macquarie China en una nota de prensa publicada la semana pasada.

“Desde nuestra perspectiva, las probabilidades de que una crisis similar se repita son bajas, porque la causa y la escala de los dos racionamientos de energía son muy diferentes”.

Las áreas del río Yangtze y la provincia Suroccidental de China de Sichuan están batallando contra una ola de calor sin precedentes en medio de una severa sequía. Las temperaturas abrasadoras han interrumpido el crecimiento de los cultivos y están amenazando el ganado.

Con la reducción de la lluvía que cae en el río Yangtze – en particular en la Represa de las Tres Gargantas, los niveles en los reservorios de energía hidroeléctrica han caído, cortando la producción de energía.

En Sichuan, el suministro de energía a las fábricas ha sido cortado en favor del uso de electricidad en los hogares, lo cual es una reminiscencia de la crisis nacional en septiembre y octubre del año pasado. En ese momento, las casas y los negocios fueron forzados a cortar o a escalar el uso, mientras que las comodidades públicas tales como las luces de tráfico fueron apagadas para ahorrar energía.

Hay una distinción que hay que hacer entre las dos crisis, dice Hu.

Este año la crisis es el resultado de dos factores: “un clima anormalmente caluroso” y la carencia de lluvia, añade él.

La ola de calor de este año también ha persistido por más tiempo – por 64 días, y es la más larga desde 1961, de acuerdo a la Oficina Nacional de Meteorología de China.

El uso de energía residencial en julio fue un 26.8% más alto en comparación con el del año pasado, dijo Fitch Ratings en una nota de prensa el lunes.

El año pasado, las plantas de generación de energía recortaron su producción debido a los altos costos del carbón, los cuales ellas no podían compensar con tasas más altas en las tarifas de electricidad. Las plantas no fueron capaces de subir las tarifas de energía cobradas a los usuarios en la medida en que ellas tienen una tasa fijada por las autoridades chinas, dijo Hu.

Los gobiernos provinciales, en ese entonces en un impulso fuerte para cortar las emisiones de carbono, también racionaron el uso de energía en un esfuerzo para cumplir sus objetivos anuales, añadió Hu.

“No esperamos que el racionamiento regional de energía se extienda más allá del verano, cuando las temperaturas caerán”, dijo Diana Xia, Directora Asociada de Fitch Ratings en una nota de prensa de este lunes.

“Sobre una base nacional, mantenemos la presunción de que el consumo de energía de China se incrementará en términos de un solo dígito para el 2022, esto alineado con nuestro pronóstico del 3.7% para el crecimiento en el Producto Interno Bruto de China.

“En el largo plazo, esperamos que la habilidad del país para cumplir con su pico de demanda mejore”.

El impacto de los apagones de energía de este año en el crecimiento general de la economía de China también será diferente del impacto que tuvo el año pasado, predijo Hu.

El año pasado, el corte de energía contribuyó a una ralentización en el crecimiento del PIB en el tercer trimestre del año, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas de China. Se dijo que los racionamientos de energía en varias partes de China habían impactado la “producción normal”.

Muchas de las áreas principales de manufactura tales como la de Guangdong en el sur de China fueron afectadas por los cortes de energía del año pasado.

La provincia de Sichuan, la cual ha soportado la peor parte de los cortes de energía de este año, solamente cuenta por el 4% de la producción industrial de China, señaló Hu.

Dicho esto, la producción de Sichuan podría estar bajo presión dado que la energía hidroeléctrica cuenta por el 78% de la capacidad de energía de Sichuan y por el 73% del consumo local del año pasado, mucho más alto que el promedio nacional, dijo Fitch Ratings.

También podría haber algunas interrupciones en las cadenas de suministros de materias primas como el litio dado que Sichaun produce cerca del 20$ del Litio, el 5% del aluminio, y el 13% del polysilicon en China, pero el impacto será temporal, dijo Hu.

“Esto podría traducirse en más costos para los productos electrónicos tales como las baterías de autos eléctricos, pero el impacto será de corto plazo”, dijo Hu.

Con información de CNBC.




LO MÁS POPULAR

Arriba