Mastodon El sólido mercado laboral estadounidense hace prever que la inflación se mantendrá al alza
Mercados

El sólido mercado laboral estadounidense hace prever que la inflación se mantendrá al alza

Empleo en Estados Unidos

El mercado laboral permanece sólido en Estados Unidos, añadiendo 263000 puestos en septiembre

Estados Unidos desaceleró su ritmo de contrataciones en septiembre, pero todavía fue capaz de añadir 263000 nuevos empleos, un número que es considerado sólido según los analistas del mercado. La noticia trae una dosis de ánimo significar que el impulso de la Reserva Federal de los Estados Unidos para enfriar el mercado laboral y desalentar el ritmo de la inflación podría comenzar a estar teniendo efecto. 

El reporte del gobierno este viernes mostró que el crecimiento del mercado laboral del último mes se desaceleró respecto al del mes anterior, en el cual se añadieron 315.000 nuevos puestos de trabajo, y que la tasa de desempleo cayó del 3.7% hasta el 3.5%, siendo una de las más bajas de los últimos cincuenta años.  

El ritmo ligeramente más moderado de las contrataciones en septiembre podría ser una noticia bienvenida por la Fed, la cual está tratando de frenar la economía de modo suficiente para domesticar la peor inflación que ha registrado Estados Unidos en cuatro décadas sin causar una recesión. El crecimiento más lento en el mercado laboral podría significar menos presión sobre los empleadores para subir los salarios y pasar los costos a sus clientes a través de incrementos en los precios de los bienes y servicios, lo cual es una receta para una alta inflación. 

La ansiedad del público que hemos visto en los últimos meses ha surgido con los prospectos de que los altos precios y una recesión también podrían tener consecuencias para el partido demócrata del presidente Joe Biden, así como traer dificultades para que los demócratas puedan controlar el Congreso en las elecciones de medio término en noviembre. 

En esta batalla épica para controlar la inflación, la Fed ha incrementado sus tasas de referencia en intereses durante cinco ocasiones este año. Este movimiento está dirigido a desacelerar el crecimiento económico de manera suficiente para reducir el incremento anual de los precios hacia el objetivo estándar de la Fed del 2%. 

Pero aún así, la Fed todavía tiene mucho trabajo por hacer al respecto. En agosto, una medida clave de la inflación anual, el índice de precios al consumidor, ascendió al 8.3%. Y por ahora, el gasto de los consumidores, el primer impulsor de la economía de los Estados Unidos, también está mostrando signos de resiliencia. En agosto, los consumidores gastaron un poco más que en julio, un signo de que la economía todavía es bastante fuerte a pesar de los incrementos en las tasas sobre los préstamos, los violentos cambios en el mercado de valores y los altos precios de los alimentos, la renta y otros bienes esenciales. 

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha alertado abiertamente que la lucha contra la inflación traerá algo de dolor, notablemente en la forma de despidos y alto desempleo. Algunos economistas permanecen optimistas de que a pesar de las persistentes presiones inflacionarias, la Fed todavía será capaz de lograr el denominado “aterrizaje suave”: desacelerando el crecimiento de modo suficiente para domar la inflación, sin ir demasiado lejos como para llevar a la economía a una recesión. 

Esta podría ser una tarea notoriamente difícil, y la Fed está tratando de lograrla en un momento de alto peligro. La economía mundial, debilitada por la escasez de alimentos y los altos precios de la energía resultantes de la guerra de Rusia contra Ucrania, podría estar al borde de una recesión. Kristalina Georgieva, la directora del Fondo Monetario Internacional, alertó el jueves que el FMI estaba rebajando sus estimaciones del crecimiento de la economía mundial en 8 trillones de dólares para el 2026, y que probablemente la situación “empeorará antes de que las cosas vuelvan a estar mejor”. 

Jerome Powell y sus colegas en el comité de política de la Fed quieren ver signos de que la abundancia de trabajos disponibles, actualmente hay un promedio de 1.7 vacantes para cada estadounidense desempleado – muestren un declive consistente. Algunas noticias esperanzadoras podrían haber llegado esta semana, cuando el Departamento del Trabajo reportó que la apertura de vacantes de empleo cayó en 1.1 millones en agosto hasta 10.1 millones, la menor cantidad de nuevas vacantes desde junio de 2021. 

Nick Bunker, director de investigación económica en Indeed Hiring Lab, sugirió que entre la lista de “revisión para un aterrizaje de vuelo suave de la economía” se encontraba “un declive en las nuevas vacantes de empleos in un alza en la tasa de desempleo, y que eso es precisamente lo que hemos visto en los últimos meses”. 

Por otra parte, para cualquier estándar histórico, las vacantes para nuevos empleos permanecen en un punto extremadamente alto: En récords que no se veían desde el año 200, ellas han alcanzado los 10 millones un mes durante el último año. 

El economista Daniel Zhao, del sitio web de empleos Glassdoor argumentó que solamente un enfoque en el mercado laboral y su desempeño podría ser algo exagerado. Sin consideración de lo que suceda con los salarios y los empleos, Zhao señaló, los funcionarios de la Fed probablemente no abandonen su campaña de altas tasas de interés hasta que ellos vean pruebas de que están alcanzando sus objetivos en las tasas de inflación. 

“Ellos quieren ver que la inflación retroceda”, dijo Zhao.

Con información de Al Jazeera

LO MÁS POPULAR

Arriba