Conceptos

¿Qué es la planeación financiera y cuál es su importancia? 

Planeación financiera

Planeación financiera es el proceso de hacer una evaluación comprehensiva de tu situación financiera y construir un plan financiero específico para alcanzar tus objetivos. 

Como consecuencia de esto,  la planeación financiera frecuentemente involucra múltiples áreas de las finanzas, incluyendo la inversión, los impuestos, los ahorros, la jubilación, la legislación estatal, el aseguramiento y más. 

Como se podría esperar, un diseñador de planeador financiero, típicamente ofrece servicios de planeación financiera, aunque los asesores financieros frecuentemente también ofrecen servicios en esta área. 

La planeación financiera en las finanzas personales 

La planeación financiera es la práctica de crear un plan para el futuro, específicamente en el tema de la administración de las finanzas y prepararnos para todos los costos potenciales y problemas que podrían surgir. 

El proceso de planeación involucra la evaluación de tu situación financiera actual, identificar tus objetivos y luego desarrollarlos e implementar las recomendaciones relevantes para cumplirlos. 

La planeación financiera es holística y amplia, y puede ir de la mano con una variedad de servicios. 

Los asesores financieros, en vez de enfocarse en un solo aspecto de tus finanzas, ven el real potencial que pueden alcanzar sus clientes con una variedad de objetivos y responsabilidades. Luego de eso miran a un conjunto de realidades financieras para descubrir la mejor manera de capacitar a las personas para que logren lo mejor en sus vidas. 

Diferencia entre planeación financiera y administración de activos 

La planeación financiera no es lo mismo que la administración de activos. Gestionar los activos es simplemente administrar las inversiones de un cliente. Esto incluye la elección de acciones, bonos, fondos mutuos o de inversión colectiva y otras inversiones en las cuales el cliente desea invertir su dinero. 

Sin embargo, los mismos profesionales que ofrecen servicios de administración de activos también pueden ofrecer servicios de planeación financiera. 

Un planeador financiero es efectivamente un tipo de asesor financiero. Los asesores pueden obtener certificaciones en planeación financiera, la más notable de ellas en Estados Unidos es la de Planeador Financiero Certificado (CFP). 

¿Cuáles son los tipos de planeación financiera que existen? 

Un planeador financiero puede ofrecernos una variedad de servicios. Estos servicios frecuentemente están interconectados entre sí. Esto ayuda al planeador a establecer un plan que considere todos los aspectos de nuestra situación financiera actual y de las aspiraciones futuras. 

Aquí hay algunos de los servicios de planeación financiera que podrías recibir de parte de un asesor o planeador financiero: 

Planeación fiscal 

Los planeadores financieros frecuentemente ayudan a sus clientes a enfrentar ciertos temas de impuestos. Ellos también pueden descubrir cómo maximizar las devoluciones de impuestos y minimizar tu responsabilidad fiscal. 

Ciertos asesores también son capaces de ayudarte a preparar tus impuestos y presentar tus declaraciones de impuestos anuales. 

Planeación en Bienes raíces 

La planeación en bienes raíces busca hacer las cosas más fáciles para tus seres queridos después de que tú mueras. 

Preparar un testamento puede ser parte de los servicios de planeación financiera de un asesor. 

La planeación de bienes raíces también te ayuda a prepararte para cualquier impuesto estatal al que puedas estar sujeto. 

Planeación para la jubilación 

Es presumible que todos queramos dejar de trabajar algún día. Los servicios de planes para el retiro te ayudan a prepararte para ese día. Ellos te aseguran que tengas suficiente dinero ahorrado para vivir el estilo de vida que quieres cuando te retires. 

Una planeación financiera es esencial para alcanzar los objetivos de jubilación.

Planeación filantrópica 

Siempre es bueno dar algo a aquellas personas que más lo necesitan o ayudar a una causa social con la que nos identificamos. 

La planeación financiera puede ayudarte a asegurarte de que hagas esto de la forma más eficiente posible, y además te ayuda a obtener todos los beneficios fiscales para los cuales puedes aplicar debido a tu compromiso filantrópico. 

Planeación de la financiación para la educación 

Si tienes hijos u otras personas que dependen de ti, los cuales desean tener una carrera o grado universitario, tú podrías necesitar y querer ayuda para hacer esto posible. La planeación financiera puede ayudarte a que te asegures de que eres capaz de hacer eso. 

Planeación de inversiones

Aunque la planeación financiera no incluye el manejo real de tus activos, puede ser útil con tu portafolio de inversiones, al evaluar cuánto deberías invertir y en qué tipos de activos. 

Planeación de aseguramiento médico 

Un planeador financiero puede ayudarte a evaluar tus necesidades de aseguramiento. Algunos planeadores financieros son también agentes de aseguramiento con licencia y pueden venderte productos de aseguramiento. Sin embargo, ellos probablemente ganarán una comisión, lo que podría crear un conflicto de intereses. 

Presupuesto 

Esta es quizás la columna vertebral de la planeación financiera. 

Un planeador financiero puede ayudarte a que gastes el monto correcto dependiendo de tus ingresos y puede también ayudarte a que no caigas en deudas malas y que no aportan nada a tu crecimiento económico. 

Ten en cuenta que los servicios ofrecidos por un planeador financiero pueden variar dependiendo de las necesidades de cada persona y del paquete de servicios que el mismo planeador financiero ofrezca. 

Asegúrate de que el planeador financiero que escojas ofrezca los servicios que tú necesitas. 

¿Qué es un plan financiero comprehensivo? 

La cosa más importante que tu planeador financiero hará es justo esto: Unir todos los elementos de tus finanzas en un plan financiero para ti y tu familia. 

Un plan financiero es una revisión completa de los pasos que tendrás que tomar para los objetivos que has establecido para ti mismo. 

Estos objetivos podrían incluir: pagar por la educación universitaria de tus hijos, dar dinero a la caridad, ahorrar para un retiro cómodo o maximizar el monto de dinero que das a tus hijos. 

Tu planeador financiero te ayudará a crear un plan financiero después de hablar contigo acerca de tus objetivos y tus necesidades. Entonces, él te ofrecerá una variedad de servicios, los cuales describimos anteriormente, y con el fin de que logres tus metas. 

¿Cuánto cuestan los servicios de planeación financiera? 

El costo de la planeación financiera depende principalmente del asesor con el que trabajes y de las tarifas por hora o por cronograma de trabajo de tu asesor. 

Muchos planeadores financieros ofrecen sus servicios bien sea a una tarifa plana o en base a horas de trabajo. 

Una tarifa plana significa que tendrás que pagar una sola cuota por todos los servicios de planeación financiera. Tu tarifa total probablemente dependerá del valor de tus activos bajo la administración de tu asesor así como de la complejidad de los servicios de planeación financiera que requieras. 

Una estructura de pagos por horas significa que pagarás por cada hora de trabajo en la que tu asesor se encuentre comprometido contigo. 

Un asesor financiero, o planeador, que te ofrezca servicios de planeación financiera y servicios de asesoría de inversión podría cobrarte una cuota redondeada por ambos servicios. Esto significa que pagarás una sola tasa por los servicios de tu asesor financiero, las cuotas transaccionales y por las cuotas de custodia de tu capital. 

Las tarifas redondeadas generalmente se basan en el porcentaje de los activos totales del cliente bajo administración. 

Planeación financiera por tu propia cuenta

Tal vez pueda  resultar costoso delegar tus finanzas a un experto financiero en algunos casos. Dependiendo de la complejidad de tu situación financiera, también podrías considerar crear un plan financiero por tu propia cuenta. 

En el siguiente apartado veremos los elementos fundamentales de la creación de un plan financiero que funcione para ti y sin que necesites recurrir a un asesor financiero externo. 

Creando un plan financiero

Ahora que hemos visto los elementos generales de la planeación financiera, examinemos los detalles de los planes financieros. 

¿Qué es un plan financiero? 

Un plan financiero es un documento que contiene la evaluación de la situación financiera de una persona y sus objetivos de dinero en el largo plazo, así como las estrategias para alcanzar esos objetivos. 

Ya hemos precisado que un plan financiero puede ser creado con la ayuda de un planeador financiero certificado, pero también podrías hacerlo por tu propia cuenta. 

En cualquier caso, el plan financiero comienza con la evaluación del estado actual de tus finanzas y las expectativas futuras. 

Entendiendo el plan financiero 

Ya que sea que lo hagas solo o por tu propia cuenta, el primer paso en la creación de un plan financiero involucra recabar una gran cantidad de documentos, más probablemente en estos días, cortar y pegar números de varias cuentas basadas en la web en un único documento de hojas de cálculo. 

Dicho documento tiene que contener todos los datos de tu situación financiera actual así como tus metas personales y los medios que has diseñado para alcanzarlas. 

Los siguientes pasos en la creación de un plan financiero podrían, por supuesto, ser completados y desarrollados a nivel individual o con la ayuda de tu pareja y/o de tu planeador financiero. 

Calcular tu riqueza neta 

En la evaluación de tu situación financiera lo primero es conocer cuánto tienes exactamente. Lista todos los siguientes elementos: 

Tus activos: Esto puede incluir tu casa y un automóvil, algo de dinero en el banco, dinero invertido en un plan de pensiones, y cualquier cosa más que poseas y que tenga un valor financiero. 

Tus obligaciones: Estas pueden incluir la deuda de tu tarjeta de crédito, la deuda estudiantil, y una hipoteca con la que estés comprometido, y el préstamo por el automóvil. En algunos casos, tú podrías tener un periodo de gracia o moratoria, lo cual también debe ser tenido en cuenta a la hora de elaborar el plan financiero. 

El total de tus activos menos el total de tus responsabilidades equivale a tu actual riqueza neta. 

Determinado el flujo de efectivo 

Tú no puedes crear un plan financiero sin conocer hacia dónde va tu dinero cada mes. La documentación te ayudará  a ver cuánto realmente necesitas cada día o cada mes, cuánto podrías dejar para ahorros e inversión, e incluso dónde hacer recortes de gastos un poco, o mucho, con el fin de mejorar tu situación financiera a futuro. 

Una forma de hacer esto es la revisión de los extractos y declaraciones de tu cuenta de ahorros y de tu tarjeta de crédito. 

Colectivamente, ambas declaraciones, deberían darte una historia completa y justa de tus gastos. 

Si tus gastos varían de forma considerable cada mes, cuenta todos los gastos anuales y agrúpalos por categorías, y luego divídelos por 12 para que puedas estimar el monto promedio gastado cada mes. De esta forma no subestimarás o sobreestimarás lo que tu gastas en tus facturas, ni tampoco olvidarás lo que debes destinar para los regalos de temporada o para tus vacaciones. 

¿Cuáles son los principales elementos del plan financiero? 

Los principales elementos de un plan financiero incluyen una estrategia para el retiro, un plan de administración de riesgos, un plan de inversión a largo plazo, una estrategia de reducción de impuestos, y un plan de bienes heredables. 

¿Qué se anota en el flujo de efectivo? 

En el flujo de efectivo se documenta cuánto has pagado anualmente en los gastos corrientes de la casa como la renta, la hipoteca, las facturas, los intereses de la tarjeta de crédito, e incluso los muebles del hogar. A esta categoría se le añade la comida, la ropa, el transporte, el aseguramiento médico, así como los gastos médicos no cubiertos por el seguro. 

Otros gastos incluyen: Gastos corrientes en entretenimiento, salidas a comer fuera, y viajes de vacaciones. 

Tampoco se pueden pasar por alto los denominados gastos pequeños, tales como un bloqueador solar, un champú o las bebidas gaseosas en las reuniones de amigos.

En la medida en que evalúas tus registros financieros, las categorías de gasto personal pueden sobresalir. Tú podrías tener un hobby costoso o el cuidado de una mascota que añade por sí misma grandes números de gasto a tu cuenta. Documenta todo esto. 

De la misma manera, también es importante añadir todos los ingresos, no solo aquellos que resultan de tu empleo convencional principal sino también los que resultan de trabajos secundarios. 

Una vez que añadas todos estos números en costos anuales, divide luego por 12 y sabrás exactamente cuál ha sido tu flujo de efectivo. 

Considerando las prioridades en un plan financiero 

El punto central de un plan financiero es definir claramente cuáles son tus objetivos. Estos podrían ser la financiación de la educación escolar de tus hijos, comprar una casa más grande, comenzar un negocio, retirarte a cierta edad o dejar un legado importante. 

Nadie te puede decir cómo priorizar estos objetivos. Sin embargo, un planeador financiero profesional puede ser capaz de ayudarte a elegir un plan detallado de ahorros y de inversiones específicas que te ayudarán a manejar cada aspecto de la forma correcta, uno por uno. 

Consideraciones especiales a tener en cuenta cuando se desarrolla un plan financiero 

Los planes financieros no tienen una plantilla establecida de todo lo que deben contener. 

Un planeador financiero certificado puede ser capaz de crear un modelo de plan financiero que se adapte a tus expectativas. 

El plan financiero puede ayudarte a hacer cambios en tu estrategia de corto plazo que te ayuden a asegurar una transición suave en cada una de tus etapas financieras de vida. 

Sin embargo, a pesar de que no hay una plantilla específica que nos diga todo lo que un plan financiero debe incluir, los siguientes elementos deben ser abordados y revisados cuando sea necesario: 

Una estrategia de retiro: 

No importa cuáles sean tus prioridades, el plan debería incluir una estrategia para acumular el ingreso que tú necesitas para el futuro. 

Un plan completo de administración de riesgos: 

Esto incluye una revisión del aseguramiento de vida y discapacidad, el cubrimiento de responsabilidades personales, cubrimiento de riesgos frente a tus propiedades y eventualidades médicas, así como el cubrimiento frente a una eventual catástrofe. 

Plan de inversión a largo plazo

Aquí deben incluirse un plan personalizado basado en tus objetivos específicos de inversión y un perfil de tolerancia al riesgo. 

Una estrategia de reducción de impuestos 

Crea una estrategia para minimizar los impuestos sobre tus ingresos personales hasta el punto que el código impositivo te lo permita. 

Un plan de herencia 

Este plan considera los acuerdos para los beneficios y las protecciones que disfrutarán tus herederos cuando tú ya no estés. 

¿Cuáles son los beneficios de la planeación financiera? 

Hay numerosos beneficios de la planeación financiera. Algunos de ellos son: 

Incrementa tus ahorros 

Puede ser posible ahorrar dinero sin tener un plan financiero. Pero esto puede ser una forma muy poco eficiente de hacerlo. Cuando tú creas un plan financiero, obtienes una buena perspectiva de tus ingresos y egresos. Puedes rastrear y recortar tus gastos de forma consciente. Esto automáticamente incrementa tus ahorros a largo plazo. 

Te ayuda disfrutar de un nivel de vida mejor 

La mayoría de las personas asumen  que ellas tendrían que reducir su nivel de vida si revisan y abordan los problemas financieros que tienen con sus cuentas de crédito y tarjetas. Pero por el contrario, con un buen plan financiero, tú podrías no tener que comprometer tu estilo de vida. Es posible que alcances tus objetivos financieros sin que renuncies a un confort de vida relativo. 

Permaneces preparado para las emergencias 

Crear un fondo de emergencias es un aspecto muy importante de la planeación financiera. Aquí, tú necesitas asegurarte que tengas un fondo que sea igual a al menos 6 meses de tu salario. De esta manera no tienes que preocuparte por procurarte fondos en caso de una emergencia familiar o por la pérdida de tu empleo. 

El fondo de emergencia puede ayudarte a pagar una variedad de gastos a tiempo. 

Lograr paz mental 

Con los fondos adecuados a la mano, tú puedes cubrir tus gastos mensuales, invertir en tus objetivos futuros y disfrutar tú mismo junto con tu familia sin preocuparte. La planeación financiera te ayuda a manejar tu dinero de una forma más eficiente y a disfrutar de paz mental. 

No te preocupes si no has alcanzado esta etapa. 

Si estás en el camino de la planeación financiera, el destino de la paz financiera no está demasiado lejos. 

Conclusión 

Benjamin Franklin dijo correctamente: “Si no tienes un plan, tú estás planeando tu fracaso”. Tú podrías tener diferentes objetivos financieros que deseas lograr, pero cada uno a su debido momento en la vida. Pero para alcanzarlos, tú necesitas tener un plan financiero en marcha desde una edad temprana. 

En definitiva, los planes financieros son esenciales para el éxito financiero. Incluso, si has nacido en cuna de oro, necesitarás un plan financiero en marcha para administrar correctamente la riqueza y los recursos que tus padres te han brindado. 

Un plan financiero te deja ver cómo estás hoy financieramente y también es la hoja de ruta para cómo estás mañana en términos de dinero. 

Con información de Investopedia, Franklin Templeton y Smart Asset.

LO MÁS POPULAR

Arriba