Conceptos

¿Qué es un emprendedor serial y cómo dirigir múltiples proyectos? 

Emprendedor serial

La carrera empresarial es difícil  y accidentada, además frecuentemente alcanzar el éxito toma más tiempo de lo anticipado. La clave para triunfar en este camino es adoptar la mentalidad correcta, en la que podamos descubrir vastas e interminables reservas de persistencia, coraje e inteligencia. 

Esto es especialmente cierto para el emprendimiento serial, donde tus rutinas, métodos,, e ideas deben funcionar en perfecta armonía para cuidar por una serie de emprendimientos. 

Personas como Elon Musk ya han descubierto la mentalidad correcta, desatando un portafolio de increíbles startups, con sus ojos actualmente puestos en el horizonte de otro planeta. 

¿Has tenido dificultades para desarrollar el pensamiento correcto para el emprendimiento? ¿Te has preguntado cómo los emprendedores pueden crear un emprendimiento exitoso tras otro? 

Aquí hay una breve guía sobre los ajustes clave de pensamiento que puedes llevar a cabo para navegar de modo efectivo por tu jornada de emprendimiento serial. 

¿Qué es el emprendimiento serial? 

El emprendimiento serial es la actividad de fundar múltiples negocios y dirigirlos de modo exitoso. Los emprendedores seriales usan el momentum de sus éxitos iniciales y lo reciclan en una cadena de startups. 

Dirigir múltiples negocios puede parecer ciencia ficción a primera vista. Pero en el corazón de la aventura del emprendedor serial yace un fundamento sólido de perspectivas correctas que cualquier a puede adoptar y usar de modo efectivo. 

Las siguientes perspectivas de pensamiento pueden darte un impulso en cualquier etapa de tu aventura empresarial y son esenciales cuando se trata de dirigir múltiples emprendimientos. 

Cómo dirigir múltiples negocios 

1. Divide y conquista tus negocios 

Los éxitos empresariales de Elon Musk pueden parecer superhumanos o mágicos para algunos. En cierto modo, lo son. Sin embargo, si tú examinas cada logro y los ves por sus pasos pequeños, dividiendo cada logro en pasos y más pasos pequeños, en el núcleo esencial tú puedes encontrar pequeños espacios de tareas realizables. Solo cuando se mira en el conjunto, todo parece la obra de un superhumano. 

Aquí hay una analogía audaz ¿Has visto alguna vez a los bailarines de breakdance presentarse en la competencia RedBull BC One? Sus increíbles desempeños atléticos parecen nada menos que actos de superhumanos. Las palabras simplemente no pueden expresar con plena justicia cuán bien desarrollados son estas tareas de atletismo y tales presentaciones. De manera que sería bueno que les diéramos una mirada para intentar aprender algo de todo lo que hacen. 

Cada presentación de estos bailarines es una mezcla gigante de movimientos específicos, destellos, saltos, molinos de viento, sillas al aire, por nombrar solo algunos, y cada uno de ellos tiene una guía de paso a paso para poder dominar el movimiento. 

Con la perspectiva correcta, la actitud correcta, la disciplina, y la suerte genética, uno puede conquistar movimiento por movimiento para crear un verdadero trabajo de arte en el breakdance. Tú puedes aplicar esta analogía a prácticamente cualquier etapa de tu viaje empresarial, sea que estés solucionando problemas complejos dentro de un solo viaje empresarial o manejando las complejidades de múltiples startups. 

Usar el enfoque de ingeniería de Dividir y Conquistar te puede permitir entender mejor lo que toma solucionar problemas a una escala más pequeña. Las tareas accionables a una escala pequeña son más fáciles para dominar el proceso. 

Esta táctica es una forma de cambiar el juego para los emprendedores seriales. Les permite enfrentar grandes problemas con confianza al tiempo que ellos entienden que puede ser algo abrumador enfrentarse a todas las tareas de una sola vez. 

2. Fallando en el emprendimiento serial 

Los emprendedores seriales tienen un impresionante portafolio de empresas exitosas. Sin embargo, enfocarse solamente en sus éxitos puede distraernos de los momentos más valiosos de sus jornadas de éxito, sus fracasos. Ciertamente, nosotros deberíamos usar nuestra inteligencia e intuición para evitar los infortunios tanto como podamos, sin embargo, y paradójicamente, deberíamos abrazar los momentos de fracasos con gran cuidado y atención. 

La filosofía judía declara que el dolor invita a la sabiduría que no puede ser lograda de otra manera, y esto es ciertamente verdad. 

“El dolor y el sufrimiento son oportunidades para desafiar la forma en que observamos la vida. Cuando las cosas van bien, tendemos a tomar la vida por concedida, pero el trauma nos lleva a los bordes de la vida, permitiéndonos observarla desde un nuevo y revelador ángulo.”

En el mundo extraño del emprendimiento , esto es excepcionalmente cierto. La relación entre el éxito y el fracaso no es mutuamente excluyente y es a la vez bellamente simbiótica. Tus triunfos te llevarán a nuevos horizontes donde el fracaso no es más que un tipo de certidumbre estadística. Y tus fracasos te servirán como una oportunidad para la introspección y el crecimiento en la medida en que te preparas para el siguiente gran momento. Cuando llegue, tú podrás apalancarte en el nuevo y descubierto crecimiento para impulsarte a las alturas que antes eran simplemente imposibles. 

El fracaso nos fuerza a hacer lo que naturalmente evitamos, lo cual nos lleva a la introspección, la reflexión y a volvernos más sabios para las siguientes oportunidades que nos esperan. Aquellos que evitan la introspección y no aprovechan el increíble poder del fracaso cortan su habilidad para ver más allá de sus actuales horizontes. 

En el mundo del emprendimiento, el prospecto del fracaso viene con cada nuevo territorio conquistado. Se estima que más de la mitad de los nuevos negocios fracasan en los primeros cinco años, y que dos de tres duran menos de una década. El objetivo aquí debería ser mantener los fracasos como algo corto y suave, y mitigar los efectos de daño que se producen en el largo plazo. Cuando los fracasos ocurren, es importante crear un equilibrio perfecto entre nadar en medio del dolor y saber cuándo es el momento correcto para mirar hacia adelante. 

Elon Musk es un ejemplo de alguien que nos muestra una increíble resiliencia de cara al fracaso. Él había acabado con todo su capital después de tres intentos fallidos en el lanzamiento de un cohete reusable en Space X. Su compañía había fracasado prácticamente, y nadie quería ser parte de ella. Muck tuvo que usar el dinero que había ganAdo de la venta de PayPal para financiar su propio y último cuarto lanzamiento. O se lanzaba de modo exitoso o tendría que volver a mudarse al apartamento de un amigo. 

En una entrevista en el programa 60 Minutos, Musk se enfrentó a esta pregunta: “¿Cuándo viste tu tercer fracaso consecutivo, pensaste que era el momento de empacar y dar por terminado Space X?” A lo cual el emprendedor respondió: 

“Nunca renuncio, tendría que estar muerto o incapacitado”. 

Bajo la inmensa presión de tres lanzamientos fallidos, inversores, familia, y amigos cercanos, Musk había escuchado de muchas voces que era el momento de terminar con sus pérdidas y renunciar. Pero en vez de ello, Musk no dejó que el fracaso lo alejara de sus sueños. Hoy, Elon Musk es el hombre más rico de Estados Unidos, con una fortuna neta de 208.000 millones de dólares. 

3. Frente a la pizarra de solución de problemas 

Los emprendedores seriales operan sobre una eficiencia precipitada, y frecuentemente terminan atascados en un área que puede hacer que su carga entera de trabajo sea insostenible. 

Del mismo modo que un estudiante universitario escogiendo los cursos para el siguiente  semestre, la carga de trabajo de un emprendedor puede ser perfectamente manejable hasta que él toma demasiadas cosas para hacer. Después de lo cual, cada curso, o cada tarea en el caso del emprendedor, se convierte exponencialmente en algo mucho más estresante. 

Los emprendedores seriales permanecer efectivos al tener habilidades de solución de problemas increíbles o, de modo más importante, al ser capaces de prever la colisión que podría llegar y evitarla. Ellos constantemente evalúan nuevos modelos de solución de problemas, optimizan lo que funciona y dejan a un lado lo que no. Uno de tales métodos de solución de problemas es conocido como “aprendizaje de doble circuito”. 

Durante la guerra de Iraq, el ejército de Estados Unidos reportó un significativo e inexplicable crecimiento en el número de heridas en los ojos. Esto llevó a los cirujanos a proponer formas más innovadoras de cirugía óptica e incluso a nuevos protocolos para reducir los riesgos de daño a largo plazo en los ojos. 

El doctor Atul Gawande, un cirujano estadounidense, escritor e investigador médico, identificó un modelo emergente e hizo una pregunta ligeramente diferente, “¿Por qué hay tantas heridas en los ojos cuando ellos tienen suministros protectores?” Pronto descubrió que las gafas protectoras de los soldados eran ligeramente incómodas para llevar y no se veían bien. El ejército entonces contrató un diseñador para hacer gafas del estilo de Star Wars que se sentían bien y que se veían impresionantes. Desde ese momento, el número de heridas en los ojos cayó dramáticamente. 

4. Aprendizaje de doble y de un solo circuito

Esto podría implicar encontrar maneras creativas de responder a un tema después de un hecho, enfocando la energía de una manera más reactiva. Aunque esto resuelve el problema a la mano, es comparable con llevar un martillo neumático a una sala de cirugía. 

El doctor Atul Gawande reconoció un patrón subyacente y resolvió la causa raíz de un problema continúo. Este fue un enfoque proactivo en la resolución del problema, en lugar de uno reactivo. 

Los emprendedores seriales se apalancan en sus habilidades de resolución de problemas en cada parte y cada elemento de su trabajo. Sea que se trate de demostrar su liderazgo con un administrador de proyectos donde hay un ciclo repetido de clientes frustrados. En vez de gastar demasiada energía en tratar de hacer un control de daños, tú deberías identificar los patrones emergentes y revisar los protocolos de comunicación interna en tales problemas que no se ven a simple vista. O reconocer los patrones y los rasgos comportamentales en los clientes que tienden a drenar los recursos de la compañía y mantenerte alejado de los potenciales puntos de estrés de la compañía. 

Pensamientos finales 

Los emprendedores sirven como la columna vertebral del ingenio humano, canalizando sus ideas en inventos revolucionarios. Los emprendedores seriales llevan las cosas al siguiente nivel al apalancarse las perspectivas y el pensamiento correcto empresarial para llevar a la humanidad a nuevas alturas. Es fácil mirar el conjunto de emprendimientos exitosos de Elon Musk y sentir que él es un superhumano. La verdad es que la ilusión de un todo puede ser dividida en pequeños, y más pequeños pasos accionables, y con la perspectiva de pensamiento correcta, tú también puedes llevar a la humanidad a nuevas e increíbles alturas. 

Con información de LifeHack. 

LO MÁS POPULAR

Arriba