Conceptos

Capital Humano ¿Qué es y cuál es su importancia?

Capital Humano

El capital humano es un bien intangible o cualidad que no está listada en la hoja de balance de una empresa. Puede ser clasificado como el valor económico de un trabajador por su experiencia y habilidades. Este valor incluye activos como educación, entrenamiento, inteligencia, habilidades, salud y otros elementos que los empleadores valoran como la lealtad y la puntualidad. 

El concepto de capital humano reconoce que no todo tipo de trabajo es igual. Pero los empleadores pueden mejorar la calidad de este capital al invertir en sus empleados. Las inversiones que los empleadores pueden hacer incluyen cursos, talleres, experiencia y oportunidades que se les dan a los trabajadores para mejorar sus habilidades. 

El valor del capital humano o Recursos Humanos

La educación, experiencia y habilidades de los empleados tienen todas un valor económico para los empleadores y para la economía como un todo. En este sentido, el recurso humano es crucial para el desarrollo de una empresa  y su capacidad de ofrecer mejores bienes y servicios al público. 

Capital humano
El capital humano se refiere a todos los recursos humanos de una organización o compañía y a sus habilidades y saberes intrínsecos.

El recurso humano es importante porque ayuda a incrementar la productividad y por lo tanto la rentabilidad de una compañía. Entre más capaces y mejores sean los trabajadores de una empresa, esta será más competitiva.  Por esta razón, entre más invierta una compañía en sus empleados (con educación y entrenamiento), más productiva y rentable puede ser. 

Entendiendo el capital humano 

Se dice frecuentemente que una organización es tan buena en la medida en que las personas que la compongan sean buenas y capaces. Directores, empleadores y líderes, todos ellos conforman el capital humano de una organización y son importantes para el éxito de la misma. 

El capital humano es típicamente administrado por una oficina de recursos humanos. Esta oficina supervisa la adquisición de la fuerza laboral, su administración y optimización. Sus tareas incluyen la planeación y estrategia, el reclutamiento, el entrenamiento del empleado y su desarrollo. La oficina de Recursos Humanos también se encarga del reporte y análisis del desempeño de los trabajadores. 

La fuga de cerebros 

El capital humano tiende a migrar, especialmente en las economías globales. Esta es la razón por la cual muchas personas se mudan de zonas rurales a áreas urbanas o más desarrolladas. Las personas generalmente están buscando mejores oportunidades laborales y buscarán aquellos empleos en los que sean mejor recompensados. 

La migración del capital humano es conocida como “fuga de cerebros” y puede ocasionar que las áreas pobres sean más pobres y las ricas cada vez más ricas. 

Cómo calcular el capital humano y su aporte

Dado que el capital humano se basa en la inversión en habilidades y conocimientos de los empleados, estas inversiones pueden ser fácilmente calculadas. Los administradores de recursos humanos pueden calcular el total de las ganancias antes y después de que las inversiones sean hechas. 

Cualquier Retorno sobre la inversión en el recuso humano puede ser calculado dividiendo las ganancias totales de la compañía por sus inversiones en capital humano. 

Por ejemplo, si una compañía X invierte USD 2 millones en su capital humano y tiene un total de ganancias de USD 15 millones, los administradores pueden comparar el retorno de inversión en capital humano año tras año. Esto le da a la empresa una visión completa de cómo han mejorado las ganancias en relación a sus inversiones en capital humano. 

El capital humano y el crecimiento económico 

Hay una fuerte relación entre el capital humano y el crecimiento económico. Dado que las personas tienen un conjunto diverso de habilidades y conocimientos, el capital humano ciertamente puede impulsar la economía. Esta relación puede ser medida al saber cuántas inversiones se hacen en la educación de las personas. 

Algunos gobiernos reconocen la relación entre capital humano y economía, por lo que proveen educación de alta calidad a costo bajo o gratis.  Las personas que participan en la fuerza laboral y tienen una alta educación, frecuentemente tienen altos salarios. Esto significa que las personas más educadas generalmente tienen mejores niveles de vida y pueden gastar más. 

¿El capital humano se deprecia? 

Como cualquier cosa, el capital humano no es inmune a la depreciación. Esto frecuentemente es medido en el costo de los salarios o en la capacidad de las personas de permanecer en la fuerza laboral. Las formas más comunes de depreciación del capital humano incluyen: Daños en la salud, declive mental y físico o en la habilidad de mantenerse al día con las innovaciones. 

Ejemplo de depreciación del capital humano

Podemos considerar el siguiente caso: un empleado tiene una habilidad especializada. Si esa persona pasa por un periodo largo de desempleo, podría ser incapaz de mantener al día sus habilidades y nivel de especialización. 

Esto puede suceder por dos razones: El empleado dejó de entrenar sus habilidades y perdió la destreza que tenía. La segunda razón: El mercado empezó a demandar nuevas habilidades que el empleado no fue capaz de desarrollar debido a su tiempo como desempleado. 

De manera similar, el capital humano de alguien se puede depreciar si esa persona no puede o no adopta nuevas tecnologías y técnicas. Por el contrario, el capital humano de alguien que adopta nuevas tecnologías y habilidades, se apreciará. 

Breve historia del concepto 

La idea de capital humano puede rastrearse hasta el siglo XVIII. Adam Smith se refirió al concepto en su libro: La riqueza de las naciones, en el que él exploró la riqueza, el conocimiento, el entrenamiento, talento y experiencias de una nación. 

Smith sugirió que al mejorar el capital humano por medio del entrenamiento y la educación lleva a la mejora de la rentabilidad empresarial. Eventualmente, estas mejoras se añaden a la riqueza colectiva de la sociedad. De acuerdo a Smith, eso hace que la inversión en capital humano genere ganancias para todos. 

En tiempos más recientes, el término de capital humano se ha usado para describir el trabajo requerido para producir bienes manufacturados. Pero la teoría moderna de capital humano fue elaborada por economistas como Gary Becker y Theodore Schultz, quienes invitaron el término en 1960, para reflejar el valor de las capacidades humanas. 

Schultz creía que el capital humano era como cualquier otra forma de capital usado para mejorar la calidad y el nivel de producción. Esto requeriría invertir en educación, entrenamiento, y en las mejoras de los beneficios de los empleados de una organización. 

Pero no todos los economistas concuerdan. De acuerdo al economista de Harvard, Richard Freeman, el capital humano era una señal de talento y habilidad. Para que un negocio fuera más productivo, él decía que era necesario entrenar y motivar a sus empleados así como invertir en equipamiento. Su conclusión era que el capital humano no era un factor de producción. 

Críticas a las teorías de capital humano 

La teoría del capital humano ha recibido muchas críticas de muchas personas que trabajan en educación y capacitación. En los años sesenta, la teoría fue atacada principalmente porque legitimaba el individualismo burgués, el cual era visto como egoísta y explotador. La clase burguesa incluía a aquellos de la clase media, que se creía explotaban a la clase trabajadora. La teoría también se ha señalado como un medio para culpar a las personas de cualquier defecto que ocurra en el sistema y de convertir en capitalistas a los trabajadores. 

Es importante señalar que las críticas señalan correctamente  que el individuo por sí solo no se puede considerar el responsable definitivo del éxito empresarial. El capital humano no existe en sí mismo como capital humano individual sino que es un capital humano social. Esto es, el capital humano es producto de los avances y desarrollos de una sociedad determinada. Este capital debe ser valorado teniendo en cuenta el entorno en el que surge, sus limitaciones y potencialidades. 

Ejemplos de capital humano

Dentro de los ejemplos de capital humano podemos encontrar las habilidades de comunicación, las habilidades técnicas, la creatividad, la experiencia, las habilidades de resolución de problemas, la salud mental y la resiliencia personal. 

Ejemplos más precisos son: Las habilidades en ciencias de computación e ingeniería de software de los desarrolladores que operan en las compañías de Silicon Valley. Estas habilidades han permitido un desarrollo significativo del sector tecnológico de los Estados Unidos. 

También se puede citar la educación que proveen los países de la Unión Europea a sus ciudadanos. Esto les permite tener mano de obra calificada en sectores industriales de alto valor añadido. 

Los tipos de capital humano 

El capital humano se puede separar en tres grandes áreas o tipos:  Capital de conocimiento, capital social y capital emocional. 

Demos un vistazo a cada uno de ellos: 

El capital del conocimiento

  • Educación escolar básica 
  • Grado universitario 
  • Habilidades duras (conocimientos específicos como programación, diseño gráfico, ingeniería, etc). 
  • Experiencia laboral 
  • Conocimiento situacional 
  • Inteligencia 

Capital social

  • Relaciones con otros trabajadores, clientes y personas del entorno,
  • Fama o reconocimiento social (Algunas personas como músicos y celebridades tienen un gran reconocimiento que afecta directamente su capacidad para generar  ingresos). 
  • Redes profesionales (Amigos, conocidos, familiares y todas aquellas personas que pueden ayudar a un trabajador directa o indirectamente a ser más productivo). 
  • Salud 

Capital emocional 

Nos referimos aquí a las habilidades internas como resiliencia, carisma, capacidad para comprometerse a largo plazo en un trabajo y salud mental en general. 

¿Cuál es la relación entre el potencial de la fuerza laboral y la economía? 

El capital humano permite que una economía pueda crecer. Cuando los recursos se incrementan en áreas como ciencia, educación, bienestar social e igualdad, la producción de una compañía se incrementa. A su vez, los incrementos en el crecimiento económico tienden a mejorar la calidad de vida de una población.

Se puede concluir así que para una sociedad, invertir en su recurso humano crea un círculo virtuoso. Primero un país invierte en las personas, esta inversión luego genera retornos y crecimiento económico. Después de esto el crecimiento económico genera mejoras en los niveles de vida, los cuales a su vez mejoran de nuevo el capital humano.

¿Cuál es el riesgo del capital humano? 

El riesgo de capital humano se refiere a la brecha que hay entre los requerimientos de personal de una compañía y el capital humano real que puede contratar. En pocas palabras, en muchas ocasiones las empresas no saben si podrán contratar a los empleados capacitados que necesitan en un entorno determinado. Esta brecha puede llevar a una empresa a ineficiencias, la incapacidad de lograr sus objetivos, una reputación pobre, fraude, pérdidas financieras y eventualmente quebrar. Para reducir o eliminar este riesgo, una organización debe entrenar, apoyar e impulsar a su fuerza laboral. 

¿Cómo incrementar el capital humano en una compañía? 

Una manera obvia de aumentar el capital humano en una compañía es contratar más personas. 

Pero este capital no es algo estático. Una compañía o cualquier emprendedor puede emprender acciones para mejorar este capital dentro de su fuerza laboral. 

Aquí hay seis formas eficientes y probadas para incrementar los recursos humanos en cualquier organización: 

1. Mejora la educación de tu fuerza laboral 

Una fuerza laboral altamente educada será capaz de lograr más.

Las empresas pueden proveer entrenamiento en relación a la industria a sus trabajadores. Se puede patrocinar a los trabajadores que deseen alcanzar títulos profesionales y certificaciones adicionales. Las compañías líderes también se aseguran de proveer amplias oportunidades de aprendizaje y desarrollo profesional en el lugar de trabajo. 

La capacitación de los empleados dentro de la empresa puede incluir darles más poder en la toma de decisiones, animarlos a perseguir iniciativas adicionales y proyectos colaborativos. Todas estas opciones ayudan a las personas a prepararse para tomar roles más avanzados dentro de una organización. 

2. Proveer una cultura de trabajo que estimule la creatividad 

Las empresas deben generar más espacios para que sus empleados sean creativos. El pensamiento creativo lleva a las personas a innovar más. También puede llevar a un mejor y mayor compromiso por parte de los empleados. 

Los empleados deben tener la oportunidad de pensar por fuera de la caja y tener el potencial de solucionar problemas de maneras novedosas. 

En contraste, una cultura que ahoga la creatividad limita lo que cada persona puede lograr en su puesto de trabajo. El capital humano general termina siendo más ineficiente por cuenta de esto. 

3. Divide los trabajos en nichos especializados 

Los líderes pueden estructurar sus compañías en un modo que anime en el desarrollo de habilidades especializadas. 

Entre más alguien se especialice, más fácil será que pueda enfocarse en las zonas en las que es mejor. 

En vez de gastar valiosos recursos de la fuerza laboral en trabajos generalistas, las empresas pueden maximizar el potencial de cada empleado en su área de especialización.

Esto es mucho mejor que una fuerza laboral generalista que lo hace todo pero de modo mediocre. 

4. Contratar una fuerza laboral diversa 

Una fuerza laboral diversa está conformada por personas de distintos orígenes. 

Cuando las personas tienen diferentes experiencias de vida, ellas pueden llevar diferentes competencias y puntos de vista a sus organizaciones. 

De acuerdo a un estudio de McKinsey, los equipos ejecutivos con diversidad de género tienen 25% más de probabilidades de lograr resultados financieros más altos. En el caso de la diversidad étnica las probabilidades se incrementan en un 36%. 

Esta es la razón por la que tener  diversidad y equidad en una organización puede ayudar a las compañías a incrementar su capital humano. 

5. Proveer mentoría en curso 

La educación no llega a su fin en la forma de cursos y grados académicos tradicionales. 

Las empresas también pueden entrenar a su fuerza laboral. 

Con el correcto entrenamiento, las empresas pueden ayudar a los individuos en cada organización a alcanzar su pleno potencial. 

La mentoría en curso puede ser organizada con mentores contratados por la misma empresa o mentores de plataformas externas. Una opción que muchas empresas han considerado es la compañía educativa Udemy que ofrece una variedad de cursos de múltiples temas. 

6. Mejora de salarios y beneficios laborales 

Una forma que muchas empresas consideran para aumentar el potencial de su fuerza laboral es la mejora salarial y el ofrecimiento de beneficios en el trabajo. 

Las compañías pueden considerar cuánto le pagan a sus empleados no solo para atraer a los mejores profesionales sino para mantenerlos altamente motivados. 

De la misma manera, un buen ambiente de trabajo con excelentes beneficios es una opción que muchos trabajadores apreciarán. Un mejor ambiente laboral motivará a los empleados y los estimulará para rendir más en sus puestos de trabajo. 

Algunos beneficios a considerar pueden ser: Horario flexible, facilidad para trabajar desde casa, gimnasio en la oficina, guardería para madres trabajadoras, etc.

Las empresas deben ser cuidadosas al momento de medir los costos y beneficios de atraer la mejor fuerza laboral. Algunas compañías no pueden permitirse esto en sus primeras etapas, sin embargo, muchas compañías no llegarán demasiado lejos si no atraen talento realmente calificado. 

En conclusión

El capital humano está conformado por todas las habilidades y destrezas que tiene la fuerza laboral. Estas habilidades son relevantes para el éxito de una compañía y para una economía en general. Las empresas que deseen prosperar en sus respectivas industrias deberán ser capaces de atraer a los mejores empleados y nutrirlos adecuadamente para que puedan prosperar. 

Con estrategias adecuadas una compañía puede incrementar su capital humano, mejorar la calidad de vida de sus empleados y aumentar su desempeño a largo plazo. 

Adicionalmente, la actualización en habilidades y conocimientos de la fuerza laboral siempre será una necesidad del capital humano de cualquier compañía que desee mantenerse vigente en el mercado. 

Con información de Investopedia y Better Up

LO MÁS POPULAR

Arriba