MastodonLa inflación de EE.UU. se desacelera pero sigue preocupantemente alta 
Economía Global

La inflación de EE.UU. se desacelera pero sigue preocupantemente alta 

Alta inflación en Estados Unidos

La inflación en Estados Unidos se ha desacelerado por segundo mes consecutivo debido a la fuerte caída de los precios del  petróleo. Aún así, excluyendo la energía, la mayoría de los otros ítemes se volvieron más costosos en Agosto, un signo de que la inflación permanece como una carga pesada para los hogares estadounidenses. 

Los precios a los consumidores crecieron en un 8.3 por ciento en agosto en comparación con el año anterior, dijo el gobierno este martes, eso es menos del 8.5 por ciento que se vio en julio y del dato de 9.1 por ciento – el más alto en cuatro décadas que se vio en junio. Sobre una base mensual, los precios crecieron en un 0.1 por ciento, después de haberse mantenido planos en julio. 

Pero excluyendo la volatilidad de las categorías de energía y alimentos, los llamados “núcleos de precios” saltaron en un 0.6 por ciento de julio a agosto – mucho más que el 0.3 por ciento que se había registrado en el mes pasado y estropeando las esperanzas, por ahora, de que los precios de las principales categorías podrían empezar a moderarse. En los doce meses que finalizaron en el mes de agosto, los precios de los productos principales saltaron en un 6.3 por ciento, mucho más que el 5.9 por ciento que se había registrado hasta julio. Los arrendamientos, los servicios de cuidado médico y los autos nuevos, todos ellos se volvieron más costosos en agosto. 

Los precios de los productos principales típicamente proveen una lectura más clara sobre en qué lugares han ascendido los costos mucho más que lo que ha ascendido la inflación. Los precios de los futuros de índices de acciones cayeron después de sopesar las cifras que fueron peores a las esperadas, con muchos inversores temerosos de que la Reserva Federal ahora incrementará las tasas de interés a un paso mucho más rápido para frenar la inflación. 

Wall Street vio su peor día en más de dos años en la medida en que los datos sobre la inflación estropearon las esperanzas de que la Reserva Federal podría suavizar las alzas en las tasas de interés. 

Todos los tres índices principales de acciones de Estados Unidos cerraron fuertemente a la baja, borrando cuatros días de ganancias y anotando su caída de un día más grande desde junio de 2020 durante las angustias por la pandemia del Covid19. 

El Promedio Industrial Dow Jones cayó en 1276,37 puntos, o un 3.9 por ciento, para finalizar la sesión en 31.104,97 puntos; el S&P 500 perdió 177, 72 puntos, o el 4,32 por ciento, para quedar en 3.932.69 puntos y el Nasdaq Composite cayó en 632.84 puntos, o el 5,15 por ciento, para quedar en 11.633,57 puntos. 

La inflación permanece mucho más alta que lo que muchos han experimentado jamás y está presionando las acciones de política monetaria de la Fed. Se espera que el Banco Central anuncie otro gran incremento en su tasa de referencia de intereses la semana que viene, lo cual llevará a costos mucho más altos en los préstamos para los consumidores y los negocios. 

La inflación ha hecho saltar los precios de las facturas familiares de mercado, los arrendamientos y los costos de servicios públicos, entre otros gastos, lo cual ha infligido un duro golpe a muchos hogares y está proyectando un pronóstico más oscuro sobre la economía a pesar del fuerte crecimiento en los empleos y del bajo desempleo. Los comestibles continúan incrementando rápidamente su precio, saltando en un 0.7 por ciento desde julio a agosto. El año pasado, los precios de los comestibles se incrementaron en un 13.5 por ciento – el cual fue el incremento más grande de doce meses desde 1979. 

“En general, los precios se han mantenido fundamentalmente planos en nuestro país durante los últimos dos meses: esto es una buena noticia para las familias estadounidenses, aunque aún queda mucho trabajo por hacer. Los precios de la gasolina están a la baja en un promedio de 1.30 dólares por galón desde el comienzo del verano”, dijo el presidente estadonidense Joe Biden en una declaración de La Casa Blanca el martes en la mañana. 

Biden también reiteró su apoyo a la Ley de Reducción de la Inflación, enfatizando en que “mi plan económico está mostrando que, en la medida en que lleva los precios abajo, también está creando buenos puestos de trabajo y regresando la manufactura de vuelta a Estados Unidos”. 

¿La inflación ya alcanzó su punto máximo? 

Incluso si la inflación ya tocó su punto máximo, los economistas esperan que podría tomar dos años o más regresar al objetivo de una inflación del 2 por ciento anual de la Reserva Federal. El costo de renta de los apartamentos y otros servicios, tales como el cuidado de salud, probablemente se mantendrán al alza en los meses que vienen. 

Los republicanos han buscado hacer de la inflación el tema central en las elecciones de medio término del Congreso. Ellos culpan al paquete de estímulo de 1.9 trillones del año pasado del presidente Biden por el alza de la inflación. Muchos economistas generalmente están de acuerdo, aunque ellos también culpan a las tensiones actuales en la cadena de suministros global, a la invasión rusa de Ucrania y a la extendida escasez de ítems como los semiconductores como factores clave que están llevando la inflación al alza. 

Aún así, los signos de que la inflación ya ha tocado su punto máximo o que podría hacerlo pronto, podrían impulsar los prospectos de los demócratas de ganar las elecciones de medio término y  podrían ya haber contribuido a los ligeramente más altos niveles de aprobación de Joe Biden. 

En sus discursos, Biden generalmente ha dejado de referirse a los efectos de los altos precios en los presupuestos de las familias. Él, en vez de eso, ha destacado los recientes logros legislativos de la administración, incluyendo la puesta en marcha de una ley que fue aprobada el mes pasado para reducir los precios de los medicamentos y para luchar contra el cambio climático. 

Nacionalmente, el costo promedio del galón de gasolina ha caído hasta los 3.71 dólares (cerca de 0.98 dólares por litro), por debajo de los 5 dólares (USD 1.32 por litro) que había alcanzado a mediados de junio. Muchos negocios también están reportando signos de que los atascos en la oferta y la inflación están empezando a suavizarse. 

General Motors ha dicho que las interrupciones de la pandemia del Covid19 en la producción de semiconductores en ultramar, la cual ha reducido la producción de coches eléctricos, se ha disipado significativamente y que las interrupciones de la cadena de suministros en general han mejorado en cerca del 80 por ciento desde los peores días de la pandemia. 

Durante el año pasado, los precios de la carne, la leche, las frutas y los vegetales se han incrementado en dos dígitos. Pero los ejecutivos de Kroger, la cadena de supermercados más grande de Estados Unidos, dijo que la caída de los precios de los commodities agrícolas como el trigo y el maíz podrían desacelerar los incrementos en los costos de los alimentos. 

La próxima semana, la mayoría de observadores de la Fed esperan que el banco central anuncie la tercera alza consecutiva de tres cuartos de punto porcentual (0.75%), para llegar a un rango del 3 al 3.25 por ciento. Los rápidos incrementos en las tasas de interés de la Fed, los más rápidos desde los ochenta, típicamente llevarán a costos más altos en las hipotecas, los préstamos de vehículos y de negocios con el objetivo de desacelerar el crecimiento y reducir la inflación. La tasa promedio de interés sobre las hipotecas saltó a cerca del 5.9% la semana pasada, esto según el comprador de hipotecas Freddie Mac, la cifra más alta en cerca de 14 años. 

El presidente de la Fed, Jerome Powell ha dicho que la Reserva Federal necesitará varios meses de lecturas de baja inflación para sugerir que los incrementos de los precios están cayendo de vuelta al 2 por ciento, el punto objetivo antes de decidir suspender los incrementos en las tasas. 

Los salarios todavía se están incrementando a un ritmo acelerado – antes de estar ajustados por inflación – lo cual ha elevado las demandas por apartamentos en la medida en que más personas están decidiendo moverse a vivir por cuenta propia. Una escasez de viviendas disponibles también ha forzado a más personas a vivir en arrendamiento, por lo cual la competencia por apartamentos se ha intensificado. 

Los incrementos en los arrendamientos y los servicios públicos más costosos, tales como el cuidado médico, también están manteniendo la inflación al alza. 

Con información de Al Jazeera

Arriba